El “Autobús de la Libertad” ha recorrido ya varias localidades promoviendo la defensa a la familia tradicional, y este jueves tocó turno en una de las ciudades más conservadoras de México, sin embargo, se topó con un nutrido grupo que le impidió dar su mensaje.

Ciudad de México, 6 de julio (SinEmbrago/ZonaFranca).- Integrantes y defensores de la diversidad sexual se manifestaron esta tarde en la calzada de los Héroes y el icónico monumento del Arco en León, Guanajuato, donde impidieron el avance del llamado “Autobús de la Libertad”, con el que miembros del Consejo Mexicano de la Familia rechazan la “ideología de género”.

El contingente conformado por defensores de derechos humanos, feministas, familiares y amigos de la comunidad LGBTTI impidieron que Juan Dabdoub, presidente del Consejo Mexicano de la Familia, bajara del autobús.

El martes pasado Dabdoub, fue severamente criticado por callar a una joven que lo cuestionó durante el tránsito del Camión de la Libertad por Tepatitlán, Jalisco.

El “Autobús de la Libertad” ha recorrido ya varias localidades promoviendo la defensa a la familia tradicional, y este jueves tocó turno en una de las ciudades más conservadoras de México, sin embargo, se topó con un nutrido grupo que le impidió dar su mensaje.

Decenas de personas se unieron a las proclamas de apoyo al Consejo Mexicano de la Familia, en reclamo al derecho primario de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones morales y religiosas.

El camión llamado #NoTeMetasConMisHijos llegó con casi una hora de retraso a su cita en el Arco de la Calzada donde a penas alcanzaron a reunirse unas cincuenta personas.

Manifestantes en el Arco de León, Guanajuato. Foto: ZonaFranca

Cerca de 100 personas impidieron la tarde de este jueves el avance del autobús, dándose el momento de mayor rispidez, pues los defensores de la diversidad sexual se apostaron frente al camión, lo que provocó que se dieran algunos gritos y manotazos entre simpatizantes de ambos contingentes sin que llegaran a mayores. Los defensores de la “familia tradicional” se mostraron molestos de que no se les permitiera manifestarse libremente y en todo momento hacían llamados para no “caer en provocaciones”. Peso a todo, la mayor parte del tiempo, la manifestación se realizó en un ambiente festivo, cantos y porras por ambos grupos.

Cinco patrullas y policías con armas largas protegieron de los simpatizantes de la comunidad LGTBI al camión, al final, acordaron que el vehículo llegaría hasta el Arco y ahí descenderían algunas personas.

Poco antes de las 18:30 horas, el autobús, llegó precedido por la bandera gay al Arco, sin embargo, no paró en el lugar y entre letreros de “Amor es amor”, “Dios nos ama a todxs”, entre otros, se fue de largo sobre la calle Madero, sin que pudieran dirigir su mensaje a simpatizantes y medios de comunicación.

“Sí se pudo, sí se pudo”, fue el grito que lanzaron los defensores de la diversidad sexual cuando el camión se alejó, no obstante, decidieron permanecer algunos minutos más por si el camión regresaba, cosa que no sucedió, de esta manera, ambos grupos abandonaron el lugar.

Para la primera regidora transexual de Guanajuato, Rubí Araujo, el Camión de la Libertad “promueve la discriminación, la homofobia, la transfobia, la lesbofobia y no se deben permitir esas cosas”. Dijo que en Guanajuato se iban dando pequeños pasos para alcanzar la igualdad, por lo que veía contraproducente la presencia de este símbolo de los conservadores.

La funcionaria, que  informó que se realizarán jornadas para concientizar a los ciudadanos y a los funcionarios públicos de cómo tratar a la comunidad LGBT.

Araujo explicó que la comunidad busca la aceptación y la integración, “no estamos peleando con la sociedad, o a que nos den un trato especial, queremos inclusión, respeto y que seamos tratados como a cualquier ser humano.

 

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ZonaFranca. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.