México

Claudio X. presidía MCCI y recibía fondos de EU cuando formó bloque político opositor

06/07/2022 - 12:05 am

Claudio X. González Guajardo se separó de la presidencia de Mexicanos contra la Corrupción el 24 de julio de 2020, pero desde cinco meses antes, en marzo de ese año, articulaba en su propio domicilio la alianza opositora con los presidentes del PRI, PAN y PRD, Alejandro Moreno Cárdenas, Marko Cortés y Jesús Zambrano, respectivamente, como él mismo lo confesó.

Ciudad de México, 6 de julio (SinEmbargo).– La asociación civil Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), que recibe millonarios recursos del Gobierno de Estados Unidos y de grupos empresariales de México, niega que sea “una organización con fines político-electorales”, pero Claudio X. González Guajardo era su presidente al mismo tiempo que construía Va por México, la coalición opositora al Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

En efecto, González Guajardo se separó de la presidencia de MCCI el 24 de julio de 2020, pero desde cinco meses antes, en marzo de ese año, articulaba en su propio domicilio la alianza opositora con los presidentes del PRI, PAN y PRD, Alejandro Moreno Cárdenas, Marko Cortés y Jesús Zambrano, respectivamente, como él mismo lo confesó.

“Cuando me plantee esto de buscar a los partidos de oposición, allá en marzo del año pasado, sabía que la coalición iba a ser imperfecta, iba a estar formada por partidos con todo un historial y con problemas”, reveló González Guajardo a un grupo de simpatizantes, en noviembre de 2021, sobre cómo creó Va por México mientras presidía MCCI.

La verdadera naturaleza y objetivos de MCCI cobran relevancia por el reportaje del diario The New York Times sobre la “preocupación” en el Gobierno de Joe Biden por la “cercanía” del Embajador Ken Salazar con López Obrador, que en algún momento puso en riesgo el financiamiento estadounidense a esa asociación.

Ken Salazar, Embajador de Estados Unidos en México. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro.

El Embajador le dijo al Times que consideraba que el activismo del fundador del grupo, González Guajardo, “creaba la apariencia de incorrección” y añadió que “propondría que le corten el financiamiento” si hallaba que las acusaciones de actividad política resultaban creíbles.

Por ello, Salazar se reunió en su residencia con María Amparo Casar, quien sucedió en la presidencia a González Guajardo, en julio de 2020, para preguntarle si MCCI participaba secretamente en asuntos políticos. Casar, sorprendida, dijo que no y explicó que los auditores del Gobierno de Estados Unidos habían determinado en repetidas ocasiones que su organización no se inmiscuía en política.

“¿Por qué tendría que creerte?”, preguntó el Embajador, según dos personas con conocimiento de la reunión que pidieron que no se les nombrara por temor a represalias, detalla el diario.

“La única prueba que tengo es mi palabra”, respondió Casar. El Embajador le dijo que “esto no huele bien” antes de ponerse de pie abruptamente y concluir la reunión de manera anticipada.

Salazar le dijo al Times que tenía todo el derecho de tocar temas “legales y éticos” con un receptor de financiamiento estadounidense. Y añadió: “Alguien puede decirte muchas cosas que simplemente no son verdad”.

Después de la publicación del reportaje del medio estadounidense, MCCI emitió un comunicado para refrendar que “no somos una organización con fines político-electorales, y que, como ha quedado acreditado en diversas auditorías realizadas dentro y fuera del país, cumplimos con el objeto social que nos rige”, por lo que “seguimos siendo receptores de fondos nacionales e internacionales, incluidos los del Gobierno de los Estados Unidos de América”. 

Gustavo de Hoyos, expresidente de la Coparmex; Marko Cortés, líder del PAN; Alejando Moreno, líder del PRI; Jesús Zambrano, líder del PRD, y Claudio X. González Guajardo, al término de la convención de la iniciativa "Sí por México" en CdMx el 10 de noviembre de 2020.
Gustavo de Hoyos, expresidente de la Coparmex; Marko Cortés, líder del PAN; Alejando Moreno, líder del PRI; Jesús Zambrano, líder del PRD, y Claudio X. González Guajardo, al término de la convención de la iniciativa “Sí por México” en CdMx el 10 de noviembre de 2020. Foto: Rogelio Morales, Cuartoscuro

Lo que es un hecho verificado es que González Guajardo presidía MCCI y simultáneamente construía la coalición opositora a López Obrador, algo que Casar Pérez como copresidenta de la asociación civil niega que haya conocido “su agenda privada nunca ha sido de mi conocimiento” y que se haya financiado con fondos de Estados Unidos.

“Lo que el Dr. Claudio X. González hiciese en su vida privada, las personas con las que se reunía o lo que trataba en esas reuniones, nunca fue de la incumbencia de la organización ni tampoco afectó sus labores y responsabilidades cotidianas como presidente”, respondió Casar Pérez, consultada por SinEmbargo.

Y añadió: “ningún porcentaje de los fondos recibidos por la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) fue utilizado para pagar el salario del Dr. Claudio X González”.

MCCI
María Amparo Casar Pérez fue coordinadora de asesores del exsecretario de Gobernación Santiago Creel Miranda. En la foto, junto a Claudio X. González. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro.

ACTIVISTA Y POLÍTICO

Aunque lo niegue la fundadora y copresidenta de MCCI, quien fue coordinadora de asesores del Secretario de Gobernación en el Gobierno de Vicente Fox, Santiago Creel uno de los negociadores de Va por México, fue el propio González Guajardo quien confesó que fue el constructor de la coalición opositora mientras presidía la asociación civil.

“Cuando nosotros nos acercamos, en marzo del año pasado, uno por uno, a ver a los dirigentes de los partidos políticos, fue una iniciativa de un grupo pequeñito de ciudadanos y yo hice parte de esas gestiones, hubo receptividad de los partidos políticos de sentarse en una mesa, de alguna manera moderada o facilitada por la ciudadanía, eso es un hecho”, contó a sus simpatizantes.

A esas reuniones en el domicilio del presidente de MCCI, al menos once, asistieron también Clemente Castañeda y Jorge Álvarez, del partido Movimiento Ciudadano, y Margarita Zavala, quien buscaba el registro de México Libre, como lo reveló en el programa Los Periodistas, Gustavo de Hoyos, expresidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Copamex).

Las reuniones de los dirigentes de los cinco partidos políticos de oposición, cuatro de ellos con registro, eran encabezadas por González Guajardo y se iniciaron al inicio de la pandemia de COVID-19, declarada como tal el 11 de marzo de 2020, detalló De Hoyos.

Gustavo de Hoyos Walther. Foto: Sí por México.

“Muchas de las reuniones, las primeras sobre todo, teníamos guantes, máscaras y careta. Imaginen que en una sentada de esas se contagiara toda la clase política del país. Como los ejecutivos de una empresa que no vuelan todos por seguridad, teníamos que ser muy responsables”, subrayó De Hoyos sobre las reuniones que, subrayó, eran “casi en la clandestinidad”.

Y sí: Las reuniones del presidente de MCCI con los dirigentes de todos los partidos de oposición eran discretas, no sólo para evitar que se conociera el uso de fondos del Gobierno de Estados Unidos para financiar la oposición, sino porque los estatutos de esa asociación civil “prohíben expresamente cualquier vinculación con partidos y movimientos políticos o electorales”.

Y, en ese sentido, González Guajardo se colocó en la hipótesis de conflicto de intereses que sanciona el Código de Ética de MCCI, porque mientras era presidente de la asociación civil construyó en su propio domicilio la coalición Va por México.

Esta agrupación establece que “existe un conflicto de intereses potencial cuando los intereses de una persona, los de su familia o terceros relacionados puedan afectar su toma de decisiones o comprometan su actuación eficiente y objetiva en el desempeño de sus funciones en MCCI”. 

NADA INDEBIDO: CASAR 

El reportero consultó, vía WhatsApp, a Casar Pérez sobre si González Guajardo incurrió en una conducta indebida, incluido conflicto de interés al presidir MCCI y, simultáneamente, crear la coalición opositora. Este es el cuestionario, enviado y respondido por ella en febrero de este año:

1.- Mientras fue presidente de MCCI, ¿el ciudadano Claudio X. González Guajardo se excusó de participar en uno o en varios asuntos en los que existía un conflicto de interés y lo reportó al “Oficial de Cumplimiento”, como lo dispone el Código de Ética de la asociación civil?

—En el método de trabajo adoptado por MCCI desde su fundación en 2016, el equipo de trabajo de investigación periodística trabaja con entera libertad e independencia las investigaciones que se llevan a cabo. Al finalizar la investigación se presenta ante el comité de directores (Investigación Aplicada, Periodismo de Investigación, Comunicación y Análisis Jurídico) y, entonces, las dos presidencias. Es en esa instancia en la que se da el visto bueno final y se ajusta, si fuera el caso, la redacción, la forma de comunicarlo, el medio en que se publicará y la difusión que tendrá. En ningún caso a lo largo de los 6 años de vida de la organización, se ha vetado investigación alguna. Por tanto no ha habido ningún caso de conflicto de interés ni, tampoco, necesidad de reportar algún asunto en la materia que usted refiere al Oficial de Cumplimiento. Es importante enfatizar que la decisión de qué se investiga es atribución de los integrantes de la Unidad de Periodismo.

Luis Carlos Ugalde, exconsejero presidente del IFE, y María Amparo Casar en una imagen de mayo de 2018. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro

2.- El ciudadano Claudio X. González Guajardo ha afirmado públicamente que, desde marzo de 2020 hasta que se separó de la presidencia de MCCI, en julio de ese mismo año, condujo en su domicilio particular las negociaciones con cuatro partidos políticos con registro legal para conformar la coalición electoral. ¿Qué disposiciones del Código de Ética de MCCI violó con esas acciones o su comportamiento fue consecuente con los fines de la asociación civil?

—Respecto a las reuniones a las que se refiere, le manifiesto que no tengo conocimiento que en las mismas se haya tratado asunto alguno que tuvieran que ver con MCCI y hasta donde llega mi conocimiento no interfirieron en sus labores como presidente de MCCI. Por lo anterior es que afirmo que no hubo violación al Código o Estatuto por los hechos referidos. Las reuniones privadas que el Dr. Claudio X González no fueron nunca incumbencia ni de la que esto escribe ni, hasta donde yo sé, de ningún otro integrante de la organización. Por tanto, no veo violación alguna ni al Código de Ética, ni a los fines de la organización.

3.- El 9 de noviembre, MCCI emitió un comunicado en cuyo primer punto establece textualmente: “1. El pasado 24 de julio dimos a conocer la renuncia y salida del cofundador y expresidente de MCCI, Claudio X González Guajardo. El motivo de su salida fue que las actividades a las que el Dr. González Guajardo ha decidido dedicar su tiempo y esfuerzo no son compatibles con el objeto social y los propósitos de la organización. Nuestra acta constitutiva, así como los estatutos de algunas de las fundaciones de las que recibimos donativos, prohíben expresamente cualquier vinculación con partidos y movimientos políticos o electorales”. ¿Por qué durante al menos cinco meses antes de su renuncia al cargo el presidente de MCCI condujo, en su propio domicilio, reuniones con cuatro partidos políticos con registro si el “acta constitutiva de la asociación civil, así como los estatutos de algunas de las fundaciones de las que recibimos donativos, prohíben expresamente cualquier vinculación con partidos y movimientos políticos o electorales”?

Alejando Moreno, líder del PRI; Jesús Zambrano, líder del PRD, y Claudio X. González Guajardo, al término de la convención de la iniciativa Sí por México, en el Hotel Royal.
Alejando Moreno, líder del PRI; Jesús Zambrano, líder del PRD, y Claudio X. González Guajardo, al término de la convención de la iniciativa Sí por México, en el Hotel Royal. Foto: Rogelio Morales, Cuartoscuro

—Insisto, lo que el Dr Claudio X. González hiciese en su vida privada, las personas con las que se reunía o lo que trataba en esas reuniones, nunca fue de la incumbencia de la organización ni tampoco afectó sus labores y responsabilidades cotidianas como presidente. Hasta el último día de su permanencia en MCCI su presidente atendió con todo profesionalismo las labores asignadas a su cargo.

4.- ¿En los al menos cinco meses en que el presidente de MCCI condujo reuniones con cuatro partidos políticos con registro, en su propio domicilio, usó fondos provenientes de los donativos a la asociación civil de personas físicas y morales de México y del Gobierno de Estados Unidos o sólo utilizó sus honorarios como presidente de la asociación civil?

—Ni uno ni otro. Agrego, para su conocimiento, que ningún porcentaje de los fondos recibidos por la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) fue utilizado para pagar el salario del Dr. Claudio X González.

5.- Como copresidenta de MCCI, ¿desde cuándo le enteró el ciudadano Claudio X. González Guajardo de las actividades políticas que realizaba con cuatro partidos políticos para crear una coalición electoral?

—Su agenda privada nunca ha sido de mi conocimiento. El Dr Claudio X. González hizo de mi conocimiento su intención de abandonar la organización unas semanas antes de su salida y con el fin de instrumentar organizativa y administrativamente su separación.

Álvaro Delgado Gómez
Álvaro Delgado Gómez es periodista, nacido en Lagos de Moreno, Jalisco, en 1966. Empezó en 1986 como reportero y ha pasado por las redacciones de El Financiero, El Nacional y El Universal. En noviembre de 1994 ingresó como reportero al semanario Proceso, en el que fue jefe de Información Política y especializado en la cobertura de asuntos políticos. Ha escrito varios libros, entre los que destacan El Yunque, la ultraderecha en el poder (Plaza y Janés); El Ejército de Dios (Plaza y Janés) y El engaño. Prédica y práctica del PAN (Grijalbo). El amasiato. El pacto secreto Peña-Calderón y otras traiciones panistas (Editorial Proceso) es su más reciente libro.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas