Sergio Acevedo Villafuerte, juez de la Ciudad de México, liberó la orden de aprehensión contra Barreiro Castañeda, empresario ligado a Ricardo Anaya Cortés, por el fraude que habría cometido en agravio de la empresa Aspen Partners Invesco II.

Ciudad de México, 6 de noviembre (SinEmbargo).– Autoridades mexicanas buscan a Manuel Barreiro Castañeda, empresario ligado a Ricardo Anaya Cortés, por un supuesto involucramiento en un fraude de más de 400 millones de pesos.

Sergio Acevedo Villafuerte, juez de la Ciudad de México, liberó la orden de aprehensión contra Barreiro Castañeda por el fraude que habría cometido en agravio de la empresa Aspen Partners Invesco II.

Información a la que tuvieron acceso medios nacionales revela que cuando se desenvolvía como administrador representante legal de la empresa Aspen Partners, Manuel Barreiro dio 428 millones 552 mil 980.95 pesos a los integrantes de una familia que vive en el estado de Querétaro.

“Los beneficiados documentaron la operación en parte como una compraventa de un terreno a favor de Aspen Partners y, en otra parte, simularon haber celebrado un contrato de donación a favor de una empresa fantasma de nombre Construcciones Luisaljim, S.A. de C.V., hoy denominada BPO Developers, S.A. de C.V”, detalla el periódico Reforma.

La actividad delictiva provocó un daño patrimonial a Aspen Partners por 188 millones 126 mil 280.95 pesos.

En marzo de 2018, un juez federal prohibió a la Procuraduría General de la República (PGR) pedir la aprehensión o judicializar la carpeta de investigación de Manuel Barreiro Castañeda, quien era investigado por presunto lavado de dinero en favor del entonces abanderado de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya Cortés, reveló Reforma.

En abril del mismo año, el chofer del empresario Barreiro Castañeda reveló que su patrón le ordenó crear la empresa que compró la nave industrial a Anaya Cortés. El personaje se consideraba el eslabón entre Anaya y Barreiro. Recibió un trato especial de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) después de que diera pormenores del caso.

Durante meses, Barreiro estuvo bajo la mirada de la justicia mexicana por el presunto lavado de dinero que se realizó cuando vendió la nave industrial a Anaya Cortés por 54 millones de pesos. Ambos fueron exonerados por ese caso.