Ciudad de México, 6 de diciembre (SinEmbargo).– “Nos avisaron que encontraron el ADN de uno de nuestros normalistas en un hueso de las bolsas de basura [de Cocula]”, dijo Felipe de la Cruz, familiar de uno de los jóvenes desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre en Iguala, Guerrero, al comenzar el mitin en el Monumento a la Revolución en la Ciudad de México.

Miles de ciudadanos marcharon este día en el marco de las acciones globales por Ayotzinapa, para exigir la aparición con vida de los estudiantes. Sin embargo, minutos antes de que comenzara, en la cuenta de Facebook de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, se anunció que los peritos Argentinos confirmaron que hallaron el ADN de Alexander Mora Venancio en uno de los huesos que había en las bolsas de basura en Cocula.

Felipe de la Cruz pidió no llorar por él. “No le lloremos a Alexander. Que sepa que no vamos a descansar hasta que haya justicia. Faltan 42 y los queremos con vida”, dijo.

También a nombre del resto de los familiares, dijo que desconocían al gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto “por asesino”.

Si piensan esos asesinos que porque coincidieron unos restos ya nos vamos a quedar a llorar, se equivocan. Esta jornada de lucha seguirá hasta encontrarlos con vida”.

Foto: Facebook AYOTZINAPA GRO. ESCUELA NORMAL RURAL "RAUL ISIDRO BURGOS"

Foto: Facebook AYOTZINAPA GRO. ESCUELA NORMAL RURAL “RAUL ISIDRO BURGOS”

Este mismo día, distintas personas confirmaron a SinEmbargo que los restos de Alexander Mora Venancio, uno de los 43 normalistas desaparecidos, estaban en el basurero de Cocula, Guerrero. Las pruebas practicadas a los restos hallados en el tiradero resultaron positivas.

Andrés González Leyva, tío de los hermanos Dorian González y Abel González, dos estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos y originarios de Tecoanapa, Guerrero, el mismo pueblo de Alexander Mora, dijo a SinEmbargo que los papás del joven están enterados del hallazgo y destrozados por la noticia.

“Veníamos al DF todos y nos avisaron y ellos se regresaron. El papá está destrozado y dijo que hay que seguir con la lucha. Él se regresó al pueblo con mucha gente que decidió regresarse para acompañarlo”, dijo.

Después de la intervención de Felipe de la Cruz, Omar, un estudiante normal, compañero de los 43 jóvenes desaparecidos, habló y afirmó que los padres de Alexander, al saber que los restos coincidían, sólo dijeron “queremos justicia”.

Vestido de negro, desde el micrófono, Omar agradeció a los asistentes la solidaridad con las familias.

La marcha inició poco después de las 16:00 horas, fue encabezada por los padres de los normalistas, quienes iban protegidos por el colectivo Marabunta y los miles de asistentes los apoyaron con la consigna: “No están solos, no están solos”.

Minutos previos de la manifestación se escucharon las consignas que son ya recurrentes en estas jornadas de movilizaciones: “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, “¡Fuera Peña”!, y “¡Sí fue el Estado!”. En el encuentro de hoy participan estudiantes, maestros, productores del campo, provenientes de Oaxaca, Puebla, Guerrero y otras entidades.

Los manifestantes antes de iniciar la marcha hicieron un conteo del 1 al 43 exigiendo “¡Justicia!” al término de la numeración, rodeados por un cordón blanco.

El contingente del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco portaban sus machetes y lanza cohetones. Llevan una manta rojiblanca donde se puede leer “Queremos a los 43 con vida. Ayotzinapa Vive”. También participaron estudiantes, pobladores de Ayutla de Los Libres y otros municipios de Guerrero, el Frente Democrático Campesino, productores de café de Oaxaca entre otros.

Ignacio Del Valle, del Frente Popular en Defensa de la Tierra (FPDT). Foto: Sandra Rodríguez, SinEmbargo

Ignacio Del Valle, del Frente Popular en Defensa de la Tierra (FPDT). Foto: Sandra Rodríguez, SinEmbargo

Los vendedores ambulantes también estuvieron presentes y aprovecharon la ocasión para ofrecer por 20 pesos banderas nacionales con los colores blanco y negro; al reverso del águila, tienen la leyenda: “¡Fuera Peña!”. Otras más dicen “¡Justicia! Todos somo Ayotzinapa”. Entre el sonido de los tambores y las consignas de “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, también se escuchan las ofertas de los vendedores: “¡Paliacates a 10!”

Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) detectaron al menos a 12 personas infiltradas entre su gente, por lo que las sacaron del grupo y les colocaron letreros en el pecho con la palabra “Infiltrados” y fueron amarrados de las manos.

Los "infiltrados" en la CNTE. Foto vía Twitter: @doncaiman

Los “infiltrados” en la CNTE. Foto vía Twitter: @doncaiman

Como en todas las movilizaciones en días anteriores, la exigencia sigue siendo la aparición con vida de los 43 normalistas, sin embargo, ahora se suman los reclamos por la interminable lista de agravios padecidos por la población: “No estamos de acuerdo con las reformas estructurales”, dice Daniel López, productor de Café de Oaxaca.

Un par de horas antes de que comenzara esta marcha, usuarios de redes sociales denunciaron que todos los accesos al Zócalo capitalino fueron cerrados por policías auxiliares y granaderos, pues originalmente los continentes arribarían ahí, sin embargo, tras la instalación de la pista de hielo en la plancha, se movió el punto final.