“Es mercantilismo y yo soy funcionario público, servidor público”, dijo el mandatario mexicano a respecto de la propuesta. “Aun cuando el dinero se utilizara para un apoyo a la gente pobre, para la compra de ambulancias, para cualquier bien necesario, no deja de ser un acto mercantil, de comercio. No soy partidario de eso”, dijo.

Ciudad de México, 7 de enero (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador descartó la posibilidad de monetizar su canal de YouTube, aunque podría recibir beneficios económicos de los más de dos millones 300 mil seguidores que acumula. Consideró la propuesta como algo “moralmente indebido” porque él se desempeña como funcionario público.

“No me gusta eso, porque es mercantilismo y yo soy funcionario público, servidor público, tengo la obligación de informar al pueblo y el pueblo tiene derecho a la información. Entonces, aun cuando el dinero se utilizara para un apoyo a la gente pobre, para la compra de ambulancias, para cualquier bien necesario, no deja de ser un acto mercantil, de comercio. No soy partidario de eso; además, creo que legalmente no podría hacerlo”, dijo el mandatario.

Durante su conferencia de prensa matutina planteó que para realizarlo, además, debería hacer un trámite y de los recursos adquiridos daría una “participación” a las personas representantes de la prensa y periodistas que asisten, porque “esto es colectivo, es horizontal, es un diálogo entre todos”.

El Presidente López Obrador aplaudió la posibilidad de que sus mensajes se transmitan en las plataformas digitales para que lleguen a miles de personas sin censura. Calificó a las redes sociales como un elemento que propicia la libertad de expresión para lograr la comunicación directa.

“Si se censura en redes sociales ¿qué va a quedar? Los medios de comunicación históricamente se han sometido al poder, con honrosas excepciones. La libertad se expresa por entero en redes sociales, si empieza a haber censura es motivo de preocupación2, dijo y se refirió al veto que le impusieron Facebook, Twitter e Instagram al Presidente Donald Trump.

Criticó la postura de las empresas tecnológicas pues dijo que no se trata de un asunto nacional sino mundial y se trata de “el derecho que tenemos a ejercer nuestras libertades”.