Bravely Default II tiene un apartado gráfico con texturas a la altura del Nintendo Switch, detalles, escenarios con grandes variaciones y una iluminación impecable, especialmente en las ciudades, además de la banda sonora, aspectos que nos transportan a un mundo lleno de nostalgia y aventura del cual no vamos a querer salir.

Ciudad de México, 7 de marzo (SinEmbargo).- Han pasado poco más de 8 años desde el lanzamiento original de Bravely Default para el Nintendo 3DS, posicionándose rápidamente como una de las sagas favoritas entre los amantes del género RPG. De la mano de Square Enix y Nintendo, nos daban una de las experiencias más tradicionales y al estilo Final Fantasy de los últimos años con personajes nuevos, llenos de carisma y una historia entrañable. Pocos años después, tendríamos una secuela directa al juego, Bravely Second: End Layer y un juego para móviles que conoceríamos como Bravely Default: Fairy’s Effect. Y aunque Bravely Default II parecería ser una secuela directa al primer juego, la realidad es que no, ya que está centrada en una nueva historia, nuevos personajes y un nuevo mundo dentro del universo de Bravely Default.

Uno de los principales aspectos de Bravely Default es su esencia que llegó con el primer juego y que se mantiene en Bravely Default II, en un mundo donde estamos rodeados de constantes evoluciones y muchos cambios hasta en las franquicias más tradicionales, entrar nuevamente o por primera vez en la experiencia de Bravely Default nos da una experiencia diferente, pero sobre todo tradicional, algo que con el tiempo, simplemente se vuelve una lo mejor al regresar a las raíces del género RPG.

Bravely Default II nos cuenta la historia de cuatro héroes que deben emprender una aventura para recuperar los cristales elementales, evitar que el mundo caiga en caos y, por supuesto, luchar contra enemigos antiguos para tratar de evitar que un antiguo mal logre despertar. A pesar de que es una historia recurrente en muchos títulos, esta entrega logra tomar un paso al frente con respecto a sus antecesores a nivel narrativo, ya que conforme avancemos habrán algunos giros más dramáticos, oscuros y llenos de emociones, lo cual hace que nuestro recorrido al final logre atraparnos y mantenernos al pendiente de lo que pasa en todo, de las decisiones que tomamos y los caminos que seguimos en todo momento. Todos estos momentos narrativos podemos dividirlos en tres partes, que son las cinemáticas que complementan ciertos momentos del juego, las conversaciones que tenemos con los habitantes de este mundo y las conversaciones que tenemos entre los cuatro héroes.

Uno de los puntos más fuertes del juego radica en su sistema de combate. Foto: Square Enix

Uno de los puntos más fuertes del juego radica en su sistema de combate el cual nos brinda una de las mejores experiencias en el género, aún más sobresaliente que su primera entrega. Bravely Default II nos propone un combate por turnos que girarán en torno a nuestras habilidades “brave” y “default”, las cuales básicamente cambian un poco la manera en que se desarrolla el combate, ya que al utilizar nuestra habilidad “brave” podremos realizar una acción más durante nuestro turno a cambio de “brave points” y con nuestra habilidad “default” nuestro personaje puede adoptar una posición defensiva para reducir el daño que recibimos, además de obtener un “brave point” adicional. Un sistema de combate, diferente y a la vez manteniendo su esencia tradicional que hará que pienses en más de una ocasión cómo quieres atacar, además de aprovechar al máximo a los diferentes personajes que tendrás disponibles en tu equipo, así como sus habilidades, estas van desde ataques cuerpo a cuerpo o a distancia.

Después del combate, llegan las recompensas y esto incluye desde equipamiento para nuestros personajes u objetos que encontremos en cofres o de la manera más sencilla: comprándolos en las tiendas de cada ciudad. Cada clase necesitará equipamiento y armas específicas para poder mejorar sus habilidades y su nivel de ataque, de esta manera se fortalecerán dependiendo del equipamiento que les demos o quitemos, habrá estadísticas que suban o bajen dependiendo de esto. De igual forma, esto nos da la posibilidad y la libertad de explorar y recorrer el mapa, también podremos acceder a diferentes mazmorras, además de poder aceptar misiones secundarias dentro de la ciudad, todo esto con la finalidad de obtener recompensas para mejorar a nuestros personajes. Tal vez no sea el contenido más extenso ni el mapa más grande posible, pero todo este tipo de contenido adicional está a nuestro alcance de una manera bastante rápida.

Con la exploración, llegan los detalles y la admiración del gran atractivo que tiene Bravely Default II, su apartado gráfico con texturas a la altura del Nintendo Switch, detalles, escenarios con grandes variaciones y una iluminación impecable, especialmente en las ciudades, además de la banda sonora, nos transportan a un mundo lleno de nostalgia y aventura del cual no vamos a querer salir. El juego aprovecha al máximo las capacidades de la consola, pero lo más importante es destacar que luce de gran forma tanto en el modo portátil como en el modo de TV, haciendo una experiencia muy personal de principio a fin.

Bravely Default II es una experiencia llena de nostalgia, por lo que representa a nivel generacional, pero también es una gran manera de aprender y emprender el amor hacia el género RPG, con nuevos personajes, mecánicas clásicas y nuevas, además, de un estilo de juego, arte y música que nos llenarán de alegría al jugarlo.