El  primer muro donado e intervenido por el artista Alan Rodríguez, "Caronte". Foto: Sergio Rincón, SinEmbargoMx.

El primer muro donado e intervenido por el artista Alan Rodríguez, “Caronte”. Foto: Sergio Rincón, SinEmbargoMx.

Ciudad de México, 7 de abril (SinEmbargo).– Amnistía Internacional (AI) denunció que a pesar que ya había firmado un contrato y realizado el depósito para realizar una campaña sobre tortura, desaparición forzada y otras violaciones de derechos humanos, la agencia Cinco M Dos, empresa dedicada a la publicidad exterior en sistemas de transporte público, se “echó para atrás” y dijo que no haría la campaña por que los mensajes de la organización no eran “apropiados”.

En respuesta, la ONG lanzó la campaña “Dona tu muro: Paredes vs La Censura”, que tiene como objetivo la donación voluntaria de muros y balcones para pintar sobre ellos o colgar lonas con mensajes sobre la crisis de derechos humanos que atraviesa México.

Perseo Quiroz Rendón, director de AI, informó que la campaña iba a ser realizada en varias líneas del Metrobús y del Tren Ligero, en la Ciudad de México; sin embargo, la compañía frenó el convenio horas antes de que se montaran los anuncios en las vallas de ese transporte público. El activista aseguró que violaron el contrato celebrado y que Amnistía Internacional procederá legalmente.

“No sé si fueron presiones [por parte del gobierno] pero lo que nos dijeron es que el contenido era inadecuado. Se tardaron dos o tres semanas en reaccionar y decir que era inadecuado y que tenía tono político. Pero eso no nos frenó, si los concesionarios no quieren y tienen miedo de poner estos mensajes en espacios que son públicos –que debemos utilizar para temas que son de interés público y no sólo utilizarlos para los partidos políticos, nosotros buscamos una alternativa y es que las personas nos presten sus muros”, dijo Quiroz Rendón.

–¿Cuáles eran los mensajes de los anuncios que no les permitieron montar? –se le preguntó¬–.

–Pues los que ustedes están viendo y van a pertenecer a esta nueva campaña: que en México hay más de 22 mil desaparecidos, que en el país una de cada seis mujeres mueren al día por violencia de género, la tortura ha incrementado un 3000 por ciento… estas era algunas de las frases que consideraron políticas e inadecuadas.

Uno de los mensajes que fueron considerados "indebidos". Foto: Amnistía Internacional.

Uno de los mensajes que fueron considerados “indebidos”. Foto: Amnistía Internacional.

La empresa Cinco M Dos sólo iba a cobrarle a organización los gastos de producción, lo que representaban más de 40 mil pesos; pero luego notificó que la campaña no pertenecía a una causa altruista social y que Amnistía Internacional no cubría el perfil para que fuera apoyada.

“Uno de los argumentó que se nos dio es que no calificábamos como una organización de la sociedad civil ; pero nosotros decimos que llevamos más de 50 años trabajando con la sociedad, hemos ganado un Premio Nobel de la Paz, y si Amnistía Internacional no califica como una organización de a sociedad civil no sé cuál organización pueda calificar bejo esos estándares. También nos dijeron que si no aceptábamos a [cambiar los mensajes] que teníamos que pagar el precio normal, que es de cerca de 300 mil pesos por mes”, explicó Perseo Quiroz.

Amnistía Internacional México publica regularmente comunicados, investigaciones o informes relacionados con violaciones a los derechos humanos de los ciudadanos.

En la campaña “Dona tu muro: Paredes vs La Censura” se han sumado más de 10 artistas y ya hay al menos una docena de voluntarios que han prestado su espacio. La convocatoria está abierta parta habitantes de toda la República Méxicano. Los interesados deberán contactar a Amnistía Internacional a [email protected] o a través de la página paredesvscensura.org. El único requisito para que pueda ser intervenida, es que la pared que se desea donar sea de superficie lisa y dé a la calle.

“Al finalizar la campaña nosotros volveremos a pintar la pared de su color originar sin costo”, informó AI.

El director de la organización llamó a la ciudadanía a sumarse a esta campaña que intenta mantener la memoria sobre la crisis de derechos humanos que atraviesa México como forma de protesta, pues “este gobierno quiere que se nos olviden las tragedias y las dejemos pasar”.