Foto: Cuartoscuro

José Luis Preciado, el candidato al gobierno de Colima por el PAN, denunció los supuestos nexos de altos ex funcionarios locales con el narcotráfico. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 7 de mayo (SinEmbargo).– El candidato del Partido de Acción Nacional (PAN) a la gubernatura de Colima, Jorge Luis Preciado Rodríguez, denunció esta semana que se enfrenta a una narco-elección en la entidad, no sólo por la violencia evidente en las calles y carreteras locales, sino porque desde las altas esferas del poder existen posibles vínculos entre funcionarios públicos e integrantes del crimen organizado.

Cuestionado por SinEmbargo sobre el motivo de llamar narco-elección a lo que ocurre en la entidad, el Senador con licencia señaló de forma específica el triángulo configurado entre el Gobernador Mario Anguiano Moreno, el ex Gobernador Fernando Moreno Peña y la campaña de Ignacio Peralta Sánchez, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la gubernatura de Colima.

El candidato panista, secundado más tarde por el propio líder nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, se dijo preocupado de que existe poca certeza de que el Gobernador no esté involucrado con el crimen organizado, luego de que Mario Anguiano fue incapaz de acreditar la prueba del polígrafo, específicamente en la pregunta sobre si había recibido dinero del crimen organizado antes de asumir el mandato.

Jorge Luis Preciado explicó que sin claridad sobre la honradez del Gobernador, el mandatario está involucrado al 100 por ciento en la campaña electoral del PRI, al grado que ha colocado a quien se desempeñara como su secretario de Gobierno, Rogelio Rueda Sánchez, como vocero de la campaña electoral.

“A nosotros lo que nos preocupa es que a la pregunta que le hace el entrevistador que está aplicando el polígrafo ‘¿Ha usted recibido recursos provenientes del narcotráfico para su campaña?’ Es donde se altera la grafica y la tiene que repetir tres veces. Y eso es lo que nos preocupa porque se trata del Gobernador del estado y hoy el Gobernador es el que ha tomado en sus manos la campaña del candidato del PRI”.

Además como si se tratara de un tablero de ajedrez, el Presidente Municipal de Colima, Federico Rangel Lozano, solicitó licencia para dejar el cargo hasta el 8 de junio, un día después de la elección, para integrarse como dirigente estatal priista.

Sin embargo, lo que más preocupa a Preciado es la integración a la campaña priista de un personaje clave en el tricolor local cuyas referencias tampoco son del todo claras en cuanto a probidad se refiere.

Se trata de Fernando Moreno Peña, quien fuera Gobernador de Colima de 1997 al 2003, y quien también se desempeñó como Delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRI durante la campaña electoral de Fausto Vallejo Figueroa.

Fernando Moreno Peña fue integrante del comité estatal del PRI en Colima y Diputado federal de 1976 a 1979.

Es licenciado en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México nació en Colima capital en 1953. Fue profesor y Rector de la Universidad Autónoma de Colima de 1989 a 1995.

Preciado afirmó que Fausto Vallejo ganó la elección a la panista Luisa María Calderón Hinojosa, gracias a la intervención del crimen organizado en su campaña, como lo demuestra el hecho de que hoy están en prisión Jesús Reyna García, quien fuera Gobernador sustituto durante las múltiples licencias de Vallejo por motivos de salud.

El hijo de Fausto Vallejo, Rodrigo Vallejo Mora, ha sido constantemente evidenciado negociando con el ahora ex líder de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”, en videograbaciones filtradas a la prensa.

“La persona que estuvo en Michoacán generando este clima de inseguridad se llama Fernando Moreno y también está en la campaña del PRI en mi estado”, afirmó Jorge Luis Preciado.

LA ELECCIÓN Y EL NARCO

Foto: Cuartoscuro

Jesús Silverio Cavazos, asesinado en condiciones poco claras. Foto: Cuartoscuro

El Senador con licencia explicó a SinEmbargo que por si no bastaran estos datos para mostrarse preocupado sobre la posible relación del crimen organizado en el gobierno estatal y en la campaña priista, existe un dato adicional: Colima es una entidad que siempre ha sido gobernada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), y allí fue asesinado el ex Gobernador Jesús Silverio Cavazos Ceballos, en condiciones poco claras el 21 de noviembre de 2010.

Silverio Cavazos fue Gobernador de la entidad de 2005 a 2009. Él mismo sustituyó al mandatario electo Gustavo Vázquez Montes, quien falleció en un accidente aéreo.

Vázquez Montes asumió el cargo precedido de una elección que fue anulada por el Tribunal Electoral Federal, ya que encontró evidencia suficiente de la intromisión del entonces Gobernador Fernando Moreno Peña en el proceso electoral a favor del candidato de su partido.

Tuvieron que realizarse elecciones extraordinarias por lo que empezó su periodo en 2004. Un año después murió al desplomarse el avión Westwind 1124 propiedad del gobierno del estado, en que viajaba junto con tres colaboradores y un empresario local.

Tras el mortal accidente Silverio Cavazos ganó las elecciones extraordinarias con lo que se convirtió en Gobernador para terminar el periodo. En el año 2010 el ex mandatario fue asesinado en su casa por un grupo de desconocidos.

Jorge Luis Preciado lo narró de la siguiente manera: “Los dos ex gobernadores de Colima después de Fernando Moreno, los dos están muertos”.

“Gustavo Vázquez Montes por una compra fraudulenta de un avión que lo facturaron en dos millones de dólares y realmente costaba 800 mil dólares, ese avión no volaba y por supuesto se cayó. Murió el gobernador y murieron seis personas más”, abundó.

“El segundo ex Gobernador se llamaba Silverio Cavazos y a él lo sacan de su casa, y en el único punto ciego donde no alcanza a grabar ninguna de las cámaras de seguridad instaladas, llega un sicario y lo mata”, relató.

El líder de los senadores panistas con licencia detalló que el único testigo presencial del asesinato y quien supuestamente saca a Silverio Cavazos según el relato se llama Rafael Gutiérrez Villalobos, quien solo resultó herido de un raspón en el codo.

Al día de hoy Rafael Gutiérrez es el secretario general de Gobierno sustituyendo a Rogelio Rueda, quien se integró a la campaña de Ignacio Peralta, candidato a la gubernatura por el PRI.

“Por eso estamos preocupados, el único testigo presencial de la muerte del ex Gobernador es hoy el secretario general de Gobierno. Entonces, tenemos un secretario de Gobierno con este expediente y tenemos un gobernador que no aprueba el polígrafo, por supuesto la elección que estamos viviendo en Colima no es nada sencilla”, finalizó Preciado.

ALERTA ROJA EN COLIMA: ESPECIALISTAS

Especialistas consultados por SinEmbargo consideraron que Colima es un foco rojo que se ha minimizado también por la autoridad federal, que tiene una problemática singular: estar en medio de dos fuegos.

Por el lado sur, al hacer frontera con Michoacán enfrenta la presión del disminuido cartel de los Caballeros Templarios, por la frontera norte, recibe la amenaza que representa el fortalecido Cartel Jalisco Nueva Generación. Enfrentados ambos bandos por el control del puerto de Manzanillo.

“Colima está como foco rojo porque tiene diferentes problemáticas. Hay que ver que es un estado muy pequeñito pero que tiene salida al océano y un gran puerto como es el de Manzanillo”, dijo Dante Haro Reyes, especialista en seguridad del Centro Universitario de Ciencias Sociales de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

“Manzanillo como tú sabes es la entrada de los productos de Asia, entre ellos, la materia prima para elaborar la droga sintética”, agregó.

El puerto de Manzanillo sería entonces la cereza en el pastel, un puerto muy bien conectado con infraestructura marítima y carretera que es muy atractiva para traficar todo los productos ilegales.

“No es solo el tráfico de la droga, sino que es tráfico de personas, tráfico de órganos, contrabando, es una de las razones por las cuales Michoacán, Guerrero, Jalisco y en este caso Colima son tan atractivos para el crimen organizado”, explicó Pablo Monzalvo, especialista en seguridad nacional de la Universidad Iberoamericana.

El comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, confirmó que el pasado primero de mayo fueron incendiados siete automóviles en los distintos bloqueos en carreteras de Colima, al mismo tiempo que otros ocurrían en Jalisco, Michoacán y Guanajuato. Por ejemplo, fueron incendiadas dos camionetas en la Carretera libre Colima-Manzanillo, a la altura de las salinas, seis kilómetros antes de San Buenaventura.

La violencia que se desató el pasado viernes en los caminos estatales obligó que se detuvieran de forma momentánea las actividades electorales para la mayoría de los candidatos.

No así para el candidato priista a la gubernatura, Ignacio Peralta Sánchez, quien salió a informar a la ciudadanía que el operativo fue producto de la detención del narcotraficante Nemesio Oseguera Ramos, alias “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación.

La versión fue desmentida y la videograbación de las declaraciones de Nacho Peralta borradas en automático.

Colima, según los expertos, debe enfrentarse a autoridades que si bien no se puede asegurar que sean cómplices del crimen organizado, por lo menos si existe la percepción ciudadana de que son omisas a enfrentar a los carteles de la droga.

“Es impensable entender la dimensión que ha adquirido [el crimen organizado] sin la participación en lo que tiene que ver con la protección política en sus diferentes niveles, sobre todo en la parte municipal porque es la parte más débil”, afirmó el doctor Dante Haro Reyes.

Explicó que el problema de inseguridad de Colima no es un asunto nuevo o de generación espontánea como pretenden hacer creer las autoridades estatales, sino que se trata de un problema de estructura, de capacidades y de financiamiento que han permitido la evolución de los carteles del crimen organizado.

“Esto no es nada nuevo, esto ya tiene tiempo que se viene generando”, apuntó Pablo Monzalvo.

“No es una cuestión que se haya dado de manera aislada y de manera rápida, sino que es producto y consecuencia de uno o dos lustros en los que se ha ido engrosando esta problemática y que se ha fortalecido por esta política estatal de dejar ser y dejar pasar”, agregó el especialista en seguridad de la Universidad de Guadalajara.

La idea de seguridad tiene que estar desligado a todo tipo de vaivén político del que se aprovechan los partidos políticos o los intereses cupulares. Asimismo, dijo, debe incluir elementos muy claros de investigación principalmente para pegarle a las estructuras financieras de los cárteles del crimen organizado.

PAN PIDE INVESTIGAR AL GOBERNADOR DE COLIMA

promo_periodistas

El Coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en el Senado de la República, Fernando Herrera Ávila, exigió a las autoridades competentes que se investigue al gobernador de Colima, Mario Anguiano, por presuntos vínculos con el narcotráfico.

“Las instituciones y las personas que las representan no pueden vivir bajo sospecha, y en este caso se debe dar una pesquisa amplia y profunda, abierta y transparente, que aclare esta delicada situación porque es necesario dar certidumbre al servicio público”, aseveró.

El líder de los senadores panistas enfatizó que en el video del polígrafo se observa cómo Anguiano, antes de que fuera gobernador, dice que no ha tenido vínculos directos ni indirectos con personajes relacionados al narcotráfico, pero cuando le repiten las preguntas termina aceptando que Octavio García, su oficial mayor cuando fue alcalde de Colima, trabajó en el rancho Ángeles del Infierno como administrador de 1999 a 2003.

Recordó también que el Gobernador se refirió a Germán Torres Anguiano, presunto narcotraficante que fue ejecutado en Guadalajara en junio 2006, formaba parte de esa empresa de manera indirecta.

“Esto es algo grave y muy delicado, por lo cual las autoridades federales tienen que investigar a detalle estos hechos y dar cuentas a la sociedad colimense y del país sobre estas importantes revelaciones que se han hecho, y que no pueden pasar inadvertidas”, sostuvo.

En este sentido, el Senador Fernando Herrera Ávila remarcó que es necesario que se realicen las investigaciones correspondientes, pues es sumamente preocupante que en preguntas concretas sobre vínculos con el narcotráfico el mandatario haya reprobado.