La Secretaria de Gobierno informó que hasta la tarde del lunes se habían llevado a cabo apercibimientos contra los negocios que no cumplieran con las medidas establecidas por la administración capitalina.

Ciudad de México, 7 de julio (SinEmbargo).- El 92 por ciento de los comerciantes y locatarios del Centro Histórico de la Ciudad de México acataron las nuevas medidas para la apertura de los negocios.

Sin embargo, la Secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, alertó que un porcentaje importante de personas aún acuden al primer cuadro de la capital a pasear.

“Un porcentaje importante de la gente que acude al Centro Histórico viene a pasear”, detalló.

En este sentido, recordó que la Ciudad de México se mantiene en Semáforo Naranja, por lo que es indispensable mantener las medidas sanitarias para evitar un repunte en casos de COVID-19 en la capital.

“Seguimos en Semáforo Naranja, seguiremos haciendo las recomendaciones; insistimos en que sigan usando cubrebocas y no salgan acompañados”, puntualizó.

Rodríguez aseveró que en la Calle Corregidora se presentó una alta afluencia de personas; mientras el 90 por ciento de la peatonalización de las calles funcionó.

A la par, invitó a la población a asistir al Centro Histórico acorde con la inicial de su apellido; aunque recalcó que esta recomendación es voluntaria y no existe un control para detectar que le gente cumpla con la medida.

Rodríguez recalcó que este martes continuarán los siete filtros sanitarios instalados en Pinos Suárez; 20 de Noviembre; Corregidora; Madero; 5 de Febrero; 5 de Mayo; y 16 de Septiembre.

CLAUSURA DE NEGOCIOS

La Secretaria de Gobierno informó que hasta la tarde del lunes se habían llevado a cabo apercibimientos contra los negocios que no cumplieran con las medidas establecidas por la administración capitalina.

Sin embargo, tras dos apercibimientos se efectúa el cierre de los negocios por hasta 15 días.

Hasta el momento han clausurado siete negocios, ubicados en las calles 5 de Febrero, local 43; Correo Mayor, 88a; Mesones 30, 40, 42b y 47a; Pino Suárez; y Venustiano Carranza.

Añadió que 203 negocios en vías públicas fueron retirados, ya que se colocaron en espacios que no les correspondían.

Por su parte, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, aseguró que se realizará una evaluación de la estrategia implementada y que en caso de ser necesario, la ajustarán.

“Vamos a estar revisando el día de mañana y pasado mañana [los protocolos] y si es necesario ajustamos más el programa del Centro Histórico; el objetivo es disminuir contagios”, aseguró.

Recordó que las medidas están a disposición de ajustes, en concordancia con los comerciantes del Centro Histórico. Dijo que se busca mantener los puestos de trabajo, pero que también se trata de evitar un repunte en los contagios de COVID en la capital del país, así como aglomeraciones.