Wan se ha hecho un nombre como realizador en el género de terror gracias a títulos como Saw, Expediente Warren: The Conjuring, Expediente Warren: El caso Enfield y las dos primeras entregas de la saga Insidious. También dirigió Fast & Furious 7 y Aquaman. Próximamente se pondrá tras las cámaras para Aquaman 2.

Madrid, 7 de agosto (EuropaPress).– El auto increíble, una de las series más populares de los años 80, dará el salto al cine. La serie protagonizada por David Hasselhoff tendrá una nueva película en la que ya trabaja el director y productor James Wan (Aquaman, Expediente Warren).

Spyglass Media Group se ha asociado con Wan y Michael Clear para adaptar la clásica serie de los 80 en un largometraje. Según Deadline, el reboot estará ambientado en la actualidad, aunque no se han revelado más detalles de la trama. El exguionista de videojuegos TJ Fixman está adaptando el guión y Judson Scott ejercerá de productor ejecutivo. Por el momento no hay ningún actor vinculado al proyecto.

La ficción original, en la que un detective privado dado por muerto, Michael Knight interpretado por David Hasselhoff, es revivido para luchar contra el crimen acompañado de K.I.T.T., un coche dotado de la última tecnología e inteligencia artificial, se emitió entre 1982 y 1986 en NBC y posteriormente dio pie a otras series de televisión, películas y videojuegos.

Hasselhoff encarnó de nuevo a Michael Knight en El auto increíble 2000, tv movie lanzada en 1991. En 1997 llegó la serie El equipo fantástico, mientras que en 2008 se lanzaron dos proyectos: la tv movie El auto increíble: La película y la ficción El auto increíble. 

Wan se ha hecho un nombre como realizador en el género de terror gracias a títulos como Saw, Expediente Warren: The Conjuring, Expediente Warren: El caso Enfield y las dos primeras entregas de la saga Insidious. También dirigió Fast & Furious 7 y Aquaman. Próximamente se pondrá tras las cámaras para Aquaman 2.

Antes de Guardianes de la bahía, Hasselhoff encontró su gran oportunidad con El auto increíble, que además de catapultarlo a la fama le valió el galardón People’s Choice Award al mejor actor en una serie de televisión.