Los pobladores aclararon que no pretenden pelear con nadie, pero dijeron que sí van a cuidar a su pueblo. Foto: Facebook.

Los pobladores aclararon que no pretenden pelear con nadie, pero dijeron que sí van a cuidar a su pueblo. Foto: Facebook.

Ciudad de México, 7 de noviembre (SinEmbargo).– Habitantes del poblado serrano de Linda Vista, perteneciente el municipio de San Miguel Totolapan, Guerrero, tomaron las armas en protesta por las condiciones de inseguridad con las que, dicen, se enfrentan día a día, y exigieron al gobierno garantías para que no ocurra un caso similar al de Iguala.

“Nuestro pueblo es uno de los más marginados y olvidados por el gobierno […] estamos en una etapa de diálogo, pero ahora con una postura diferente porque nos vamos a defender como pueblo. No es un reto a ninguna organización, pero sí es un llamado también al gobierno porque si es el encargado de la seguridad que se vea porque no queremos que sigan ocurriendo casos como los ocurridos en Iguala […] Queremos paz en los pueblos de la sierra, porque la sierra también es Guerrero, también es México”, dice uno de los pobladores en uno de los videos difundidos a través de las redes sociales.

A través de la cuenta de Facebook “Union por la paz social Linda Vista” se han expuesto los motivos de las personas para levantarse en armas. Además se comparten imágenes y videos donde sus integrantes denuncian la situación de inseguridad con la que se enfrentan en la sierra.

“Todos juntos vamos a defender a nuestras familias, hemos sido atropellados y ya no queremos que siga pasando lo mismo […] No pretendemos con este movimiento pelear con nadie, pero sí vamos a resguardar y cuidar a nuestro pueblo […] vamos a dar respeto, pero pedimos que nos respeten”, se escucha decir a otro poblador acompañado de niños y familias en un video que circula por YouTube.

Por medio de un comunicado fechado este 7 de noviembre, el movimiento expone: “Para todas las personas que siguen y apoyan nuestro movimiento se les informa que la lucha en Linda Vista sigue, la gente de nuestro poblado está más unida que nunca, ya que no contamos con el apoyo de nuestras autoridades más próximas como son el Ayuntamiento Municipal al que pertenecemos [San Miguel Totolapan], ellos no se han dignado hacer mínimo una llamada de apoyo a nuestra gente”.

El levantamiento en armas ocurrió el pasado domingo 2 de noviembre. Ese día los pobladores recorrieron armados y portando piedras y palos la localidad. Posteriormente en un mitin, uno de los representantes de los pobladores expuso que ante los atropellos por parte de “organizaciones” y autoridades se acordó la toma de armas.

“Hace unos momentos los habitantes se reunieron en protesta por la paz de nuestra comunidad y sobre todo para que nuestras autoridades de los diferentes niveles de gobierno ‘no olviden que Somos parte de Guerrero y de México y exigimos ser tomados en cuenta'”, publicó el movimiento en Facebook junto a imágenes de la protesta.

De acuerdo con una carta que se difunde en la misma cuenta de Facebook y que firma el padre Fidencio Avellaneda Reynoso, de la Diócesis de Ciudad Altamirano, el martes 28 de octubre, los representantes de las diferentes familias del poblado de Linda Vista se reunieron con las autoridades municipales para tratar los problemas de inseguridad de la zona y llegaron a los siguientes acuerdos:

Protegerse como comunidad utilizando los recursos que tienen al alcance de su mano como son armas de bajo calibre, machetes, arma blanca, palos, etc.

No permitir que ningún grupo genere violencia o sea una amenaza para la armonía y paz social de la comunidad.

Libertad para trabajar en todos los giros comerciales generadores de empleo y recursos económicos lícitos, campesinos, y prestadores de servicios: educativo, salud, religión, transporte,…

Invitar a los pueblos vecinos a unirse en la lucha de la paz social para la región de la parte alta del municipio y gestionar ante los tres niveles de gobierno: obras de impacto social y proyectos educativos, así como los diferentes programas de gobierno.

Solicitud a las autoridades municipales, estatales y federales una atención muy especial ya que se encuentran en la marginación y el olvido.

Estos acuerdos se plasmaron en un acta que firmaron los Comisarios Municipales de Lindavista. Los pobladores precisaron que aunque seguirán en las negociaciones, optaron por armarse para proteger a sus familias.

El levantamiento en armas ocurrió el pasado domingo 2 de noviembre. Foto: Facebook.

El levantamiento en armas ocurrió el pasado domingo 2 de noviembre. Foto: Facebook.

Al respecto, Avellaneda Reynoso dijo en la misiva que los habitantes de Linda Vista “al sentirse marginados y en el olvido, siendo víctimas de la inseguridad y otro tipo de abusos han colmado su paciencia y en un gesto de valentía ven como salida tomar las armas”.

“Veo con gran preocupación que los niños y jóvenes de Lindavista se vean involucrados en tomar las armas al igual que sus papás […] Las personas de las comunidades de la sierra de Guerrero son gente muy valiosa que está en contra de la violencia, que han aprendido amar al prójimo, pero que se ven cada día más lastimados, golpeados por la pobreza, donde no tiene fuentes de trabajo. En una temporada se les invitó a sembrar árboles frutales o vivir de la posible artesanía que se pueda realizar con la naturaleza.

Se ven frustrados sus esfuerzos, porque no tienen forma de sacar sus productos al mercado, ya que el transporte es demasiado caro. Por ejemplo, si llevan 10 cajas de manzana o peras u otro producto, el servicio pasajero les cobra hasta 150 pesos por caja, así que cuando llegan al mercado no sacan ni lo que invirtieron por cosechar, porque les pagan a $ 70.00 pesos por caja, ¿dónde queda la ganancia?”, denunció el prelado mexicano.

En tanto el movimiento aclaró este día: “Hasta que quienes ocupan puestos de responsabilidad no acepten cuestionarse con valentía su modo de administrar el poder y de procurar el bienestar de sus pueblos, será difícil imaginar que se pueda progresar verdaderamente hacia la paz”.

LA EMBOSCADA DE FEBRERO

Desde la madrugada del viernes 21 de febrero del presente año hasta la mañana del sábado, los habitantes de Linda Vista sobrevivieron a una emboscada de 200 hombres que dejó como saldo cuatro pobladores muertos, dos heridos y dos criminales asesinados, afirmó Leopoldo Soberanis Hernández, director de la Alianza de Derechos Humanos de Guerrero Unido.

En un principio los medios de comunicación locales manejaron que se trató de una masacre de más de 20 personas. El sábado, las autoridades de Guerrero desmintieron esa versión y dijeron que fue un enfrentamiento entre dos grupos del crimen organizado rivales. Sin embargo, el defensor de los derechos humanos desmintió la versión oficial y aseguró que se trató de un ataque de criminales para apoderarse del poblado.

“El ataque empezó desde el viernes a las cinco mañana y paró hasta el sábado a las nueve de la mañana. Pero eso no es lo que dice el gobierno, pues afirma que fue un enfrentamiento entre dos bandas del crimen organizado antagónicos; esa es la versión del gobierno, pero se trata de un grupo armado de más de 200 hombres que sitiaron, rodearon el pueblo y lo atacaron”, dijo.

Entre los muertos confirmados están cuatro pobladores que fueron sepultados el lunes pasado, dos lesionados y dos del comando armando. “Fueron seis muertos: cuatro del pueblo y dos de su grupo criminal. Ellos [los criminales] recogieron a sus muertos y se los llevaron. En un día sometieron a toda la población”, narró.

Soberanis dijo en una entrevista para SinEmbargo realizada en febrero que los fallecidos del pueblo fueron personas alcanzadas por las balas durante el tiroteo, pues muchos de los habitantes viven en casa con techos de lámina.

“Los pobladores cuentan que tuvieron que protegerse con los colchones para que las balas que atravesaban las láminas no les pegaran. Fue un estado de sitio y la población está aterrorizada, traían armas largas y granadas de fragmentanción”, dijo.

Leopoldo explicó en esa ocasión que el comando armado es una escisión de Los Caballeros Templarios que operan en la región de Tierra Caliente en Michoacán, que por el “efecto cucaracha” están tomando pueblos de la misma zona en Guerrero.

“Son una incisión de la célula de Los Caballeros Templarios que están migrando a Guerrero para someter a los pueblos y empezar a cobrarles derechos de piso, a extorsionar. Ahorita acabo de hablar con el Comisario Municipal de Linda Vista y me pide ayuda para sacar a 20 familias que están dispuestas a dejar sus tierras, sus casas, todo, porque están horrorizadas y no se quieren esperar a otro ataque”, dijo el defensor de los derechos humanos. VER ADEMÁS: EL GOBIERNO DE AGUIRRE CUBRE ATAQUE DE TEMPLARIOS A LINDA VISTA.