Foto: Cuartoscuro

El ex Gobernador Humberto Moreira. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 7 de noviembre (SinEmbargo).– Una investigación por lavado de dinero abierta en Estados Unidos contra un empresario de Coahuila recién arrestado indica que al menos una de las transferencias ilícitas se pactaron y ordenaron desde la mansión del entonces Gobernador Humberto Moreira.

Así aparece consignado en la descripción de los cargos iniciados en contra de Rolando González Treviño, empresario de Coahuila vinculado con negocios de medios de comunicación y quien fue detenido en Las Vegas el pasado viernes 31 de octubre como parte de la investigación de lavado en la que han aparecido implicados funcionarios del gobierno de ese estado fronterizo mexicano.

“En marzo de 2009, o alrededor de esa fecha, y antes del viaje a San Antonio, el conspirador número 2 atendió una reunión en la mansión del Gobernador en Saltillo, Coahuila, en la que estuvieron los conspirador 5 y 6, que trabajan para el conspirador 2. Ahí, el conspirador 1 proveyó al 2 y al 6 el número de la cuenta de banco de Rolando González Treviño en el First National Bank de Edimburg, Texas, e instruyó al conspirador 2 y al 6 hacer pagos a esa cuenta por las cantidades de 15 y 10 millones de pesos. Conspirador 1 instruyó al 2 hacer los pagos a Rolando González Treviño en abril 7 y mayo 4 de 2009”, dice la acusación número SA14CR0338, iniciada por la Corte de Distrito para el Oeste de Texas, con sede en San Antonio.

El documento no identifica a los conspiradores y sólo los designa con número, pero describe que el conspirador 1 tenía amplias facultades de dar órdenes dentro del Gobierno de Coahuila.

“En enero o febrero de 2006, o alrededor de esas fechas, el conspirador 1 dirigió al 2, un empleado del Estado de Coahuila, pagar al conspirador 3 una larga cantidad de pesos mexicanos del erario del estado”, dice el documento.

“En febrero de 2006, Conspirador 1 convocó a una reunión de múltiples conspiradores e instruyó a funcionarios del estado de Coahuila pagar cien millones de pesos al conspirador 3. (También) Conspirador 1 dijo que planeaba comprar algunas compañías de medios para sí mismo y para otros”, agrega.

No es la primera vez que funcionarios del gobierno de Coahuila aparecen vinculados en esta investigación por lavado de dinero y de recursos públicos que se realiza en Estados Unidos.

En septiembre pasado, el ex tesorero del gobierno de Humberto Moreira, Javier Villarreal Hernández, se declaró culpable de los cargos de conspiración y lavado de dinero que se le fincaron en la misma corte federal, confirmando que aceptó sobornos a cambios de contratos de obra pública y que luego de estas operaciones “lavó” el dinero en cuentas de bancos del sur de Texas.

Villarreal se entregó el pasado 12 de febrero en El Paso, Texas, luego de estar prófugo desde 2012.

Villarreal Hernández dejó el cargo de tesorero en 2011, cuando se hizo público que la deuda de Coahuila llegó a 35 mil millones de pesos, la más grande en la historia del estado.

La Fiscalía norteamericana también acusa a Villarreal de haber tenido participación en una compañía minera con presuntos nexos con Los Zetas.