Ciudad de México, 8 de junio (SinEmbargo).– El Capítulo México del Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) identificó, como parte de un estudio realizado por 500 organizaciones, que los tratados de libre comercio firmados por el gobierno mexicano son la causa fundamental del deterioro de la calidad de vida económica, social, ambiental, política, cultural e institucional que ocurren en el país desde hace 20 años.

“En México se está viviendo la peor crisis humanitaria en su historia como nación. Esta crisis está relacionada con una violencia estructural que proviene tanto del Estado como de organizaciones criminales, que han dejado una estela de muerte, de destrucción, de enfermedades y de injusticias”, afirmó el profesor en política económica Octavio Rosas Landa, experto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), durante la presentación del informe, de acuerdo com la agencia alemana Deutsche Welle.

Al explicar el trabajo de tres años del TPP ante estudiantes del Instituto Latinoamericano de la Universidad Libre de Berlín, Rosas Landa habló la semana pasada de un “diagnóstico devastador” con más de 130 mil muertos durante los últimos ocho años y de más de 600 mil muertos por diabetes, “porque también hay una crisis de salud”. Además estimó en unos 400 el número de conflictos medioambientales en México.

“México decidió hace más de 20 años entregar las riquezas del país, la economía y el mercado interno a los intereses de grandes empresas trasnacionales tanto estadounidenses como de otros países. Esto ha derivado en un gran despojo territorial, en una grave destrucción medioambiental, en la pérdida de todo tipo de derechos laborales, en la caída del salario, y por supuesto, en las consecuencias sociales de la destrucción del tejido social de toda la sociedad mexicana”, sentenció.

Acusó al Estado mexicano de no garantizar la aplicación de la justicia para pueblos y comunidades que están defendiendo sus territorios. Recordó que México es uno de los países más abiertos del mundo con acuerdos de libre comercio con 43 países.

Por su parte,  el economista y sociólogo Andrés Barreda Marín, advirtió sobre la destrucción medioambiental que es comparable a la que padece China, con destrucción de los acuíferos, saqueo del agua, falta de control sobre los residuos industriales, hospitalarios e importación de basura proveniente de Estados Unidos.

“Hay una escasez creciente de agua. Mientras el norte se está desertificando y en el sur caen precipitaciones caóticas, fuera de control, debido al cambio climático, al mismo tiempo los ríos están contaminados en un 70%, están envenenados, y los acuíferos están siendo sobreexplotados”, afirma.

Asimismo alertó sobre la privatización de este líquido vital, con una nueva ley que acaba de aprobarse la cual señala que quienes tienen el derecho fundamental al uso masivo del agua son las empresas de la minería.

“Ya sabemos que cuando hay minería a cielo abierto ésta no tiene límites, contaminan el agua con cianuro y otras sustancias químicas. El 16% del territorio mexicano está concesionado a empresas mineras”, afirmó.

En el informe, se da cuenta cómo los grupos criminales y los nuevos paramilitares, participan en 22 de los 23 ramos de la economía criminal con lo cual acaparan el 40% del Producto Interno Bruto nacional.

Se denuncia que durante la historia reciente del país han ocurrido numerosas agresiones y hechos cuyas víctimas “jamás han recibido justicia ni atención”, por lo cual el país ha entrado en un acelerado proceso de militarización derivado de los acuerdos establecidos con Estados Unidos.

Sobre la política migratoria se habla de la vulnerabilidad y criminalización de los migrantes, “pisoteando su dignidad humana”. Se habla que en las condiciones en las que se lleva a cabo la migración son un claro “detonante del tráfico de personas y de la explotación infantil, además exponen a los viajeros a condiciones laborales de sobreexplotación y vejación”.

En cuanto al problema del feminicidio y la violencia de género el informe refiere que es tan grave que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo considera un asunto de salud pública.

Sin embrago, dice, durante el período de vigencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte el país se convirtió en el emblema mundial de la violencia de género en contra de mujeres, no sólo por los 500 asesinatos, si no que a ello se sumaron 5 mil casos de mujeres desaparecidas.

En 2010, un grupo de organizaciones civiles convocaron a la realización de un TPP Capítulo México con la finalidad de impulsar la organización y realización de un amplio proceso social y civil mediante un trabajo de investigación, diagnóstico, denuncia y movilización. Parte de esto, es el informe “libre comercio, violencia, impunidad, y derechos de los pueblos”.

Barreda Marín es uno de los garantes ante el capítulo de TPP México, que junto a el obispo Raúl Vera, el poeta Javier Sicilia y una docena de activistas, responderán por que los trabajos lleguen a buen fin de cara a la audiencia final del Tribunal Permanente de los Pueblos, que tendrá lugar en noviembre próximo, cuando las organizaciones civiles presentarán sus testimonios en la Ciudad de México.