Camila Parker se convierte en reina consorte, título que no otorga poderes de monarca

08/09/2022 - 9:44 pm

Con la muerte de Isabel II, la Corona Británica pasó a su hijo mayor, el Príncipe de Gales, quien ascendió al trono a los 73 años como Carlos III, y su esposa, Camila Parker, ahora es la reina consorte de Inglaterra.

Por Sylvia Hui

LONDRES (AP) — Después de siete décadas, el Reino Unido tiene una nueva mujer a la cual llamar reina. La esposa de Carlos, Camila, la duquesa de Cornualles, será conocida como reina consorte, un título que llegó con la bendición de la reina Isabel II tras años de incertidumbre, que se remontan a los días anteriores a su matrimonio con el príncipe Carlos.

No siempre fue un hecho que Camila, de 75 años, tomaría el título, a pesar de que éste no le otorga ninguno de los poderes del soberano. Aunque la esposa de un rey es tradicionalmente coronada como reina, la cuestión de qué título ostentaría Camila cuando Carlos se convirtiera en rey ha sido complicada durante muchos años. Ello se debe a la sensibilidad que suscita su condición de segunda esposa, y a la ola de dolor que se apoderó de Gran Bretaña tras la muerte de su anterior esposa, la princesa Diana, en un accidente automovilístico en 1997.

Camila Parker Bowles llega al hotel The Ritz, en Londres, el jueves 29 de octubre de 1998, para la recepción de la boda de Simon Sebag-Montiefore y Santa Palmer-Tomkinson. Foto: Robin Nowacki, Archivo

Carlos y la Casa Real se han movido con cautela en este asunto, conscientes de la persistente percepción pública de Camila como la “tercera persona” que arruinó el matrimonio entre Carlos y la querida princesa. Pero a lo largo de las décadas, Camila se ha ganado a gran parte del público británico con su discreción, su personalidad realista y su lealtad a su marido.

Cuando Camila y Carlos se casaron en una discreta ceremonia civil en 2005, ella era de hecho la nueva princesa de Gales, el título de Diana, pero se autodenominó duquesa de Cornualles.

En esta fotografía del jueves 29 de enero de 1999, el príncipe Carlos y su acompañante Camila Parker Bowles salen del hotel Ritz, en Londres, en la primera vez que la pareja, que han sido amigos por más de 25 años, aparecieron juntos en público. Foto: Alastair Grant, Archivo, AP

Funcionarios de palacio dijeron durante años que Camila “tenía la intención” de ser conocida como “princesa consorte”, en lugar del tradicional “reina consorte”, cuando Carlos accediera al trono.

No existe ningún precedente del título de princesa consorte, que al parecer fue sugerido por los funcionarios reales. El título similar de príncipe consorte sólo se ha utilizado una vez: para el príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria, que reinó de 1837 a 1901.

Camila, la duquesa de Cornualles, asiste a su primera fiesta de jardín desde que contrajo matrimonio con el príncipe de Gales, en el Palacio de Buckingham, en Londres, el martes 19 de julio de 2005. Foto: Fiona Hanson, Pool Photo vía AP

En una entrevista de 2010 con la NBC, se le preguntó a Carlos si Camila se convertiría en “reina de Inglaterra, si y cuando usted se convierta en monarca”. Tras dudar, respondió: “Bueno … Ya veremos, ¿no? Podría ser”.

La cuestión se resolvió cuando Isabel declaró que quería que Camila fuera conocida como reina consorte después de que su hijo se convirtiera en rey. Fue un respaldo que significó formalmente la aceptación por parte de la familia real a Camila como miembro respetado y fue ampliamente visto como un movimiento de Isabel para allanar una transición suave al reinado de Carlos.

El príncipe Carlos con su nueva esposa Camila, la duquesa de Cornualles, tras la bendición de su matrimonio en la Capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor, Inglaterra, el sábado 9 de abril de 2005. Foto: Toby Melville, Pool Photo vía AP, Archivo

“Cuando llegue el momento y mi hijo Carlos se convierta en rey, sé que le darán a él y a su esposa, Camila, el mismo apoyo que me han dado a mí; y es mi sincero deseo que, cuando llegue ese momento, Camila sea conocida como reina consorte mientras continúa con su propio servicio leal”, dijo Isabel en febrero de 2022, cuando conmemoró el 70 aniversario de su reinado.

Carlos dijo que él y Camila estaban “profundamente conscientes del honor”. “Al tiempo que hemos tratado de servir y apoyar juntos a su majestad y a la gente de nuestras comunidades, mi querida esposa ha sido mi propio y firme apoyo en todo momento”, señaló.

ARCHIVO – El príncipe Carlos, tercero desde la izquierda, y Camila, la duquesa de Cornualles, posan con soldados durante una ceremonia en Colchester, Inglaterra, el martes 2 de diciembre de 2008. (Colin Davey, Pool Photo vía AP, Archivo)

La reina consorte más reciente en la historia británica fue la esposa de Jorge VI, la reina Isabel, conocida en años posteriores como la reina madre después de que su hija se convirtiera en monarca en 1952.

Según la costumbre, Camila será ungida en la coronación de Carlos, aunque eso podría omitirse.

Nacida como Camila Rosemary Shand el 17 de julio de 1947, procede de una familia aristocrática con largos y estrechos vínculos con la familia real británica. Su bisabuela, Alice Keppel, fue pareja sentimental del rey Eduardo VII.

El príncipe Carlos y Camila, la duquesa de Cornualles, durante un discurso de la reina Isabel II, en el Palacio de Westminster, en Londres, el miércoles 4 de junio de 2014. Foto: Carl Court, Pool Photo vía AP, Archivo

Conoció a Carlos en un partido de polo en 1970 cuando tenía 23 años y él era considerado el soltero más codiciado de Gran Bretaña. Los dos se hicieron inmediatamente amigos, y a finales de 1972, Carlos estaba enamorado. Pero el romance se vio interrumpido por sus ocho meses de servicio naval.

En su ausencia, Camila se casó con su novio de años, el oficial del ejército Andrew Parker Bowles, en 1973. La pareja se divorció en 1995, poco después de que Carlos dio una explosiva entrevista televisiva en la que admitió tener un amorío con Camila. Carlos y Diana se divorciaron al siguiente año.

Carlos y Camila esperaron otros nueve años, casándose en 2005 en una ceremonia privada en Guildhall en Windsor. Desde entonces, Camila ha asumido decenas de funciones reales.

La reina Isabel II y Camila, la duquesa de Cornualles, hablan durante el desfile del Jubileo de Diamante en el río Támesis, en Londres, el domingo 3 de junio de 2012. Foto: John Stillwell, Pool, Archivo

Es patrocinadora o presidenta de más de 90 organizaciones benéficas, y ha mostrado especial interés por la protección de los animales, la promoción de la alfabetización y el empoderamiento de la mujer. También ha encontrado su voz como oradora pública, ganándose el respeto al hacer campaña sobre temas difíciles como la violencia sexual contra las mujeres y el abuso doméstico.

En 2021, pronunció lo que muchos llamaron su discurso histórico, instando a “los hombres de nuestra vida” a implicarse en los derechos de las mujeres y expresando su simpatía por las familias de las mujeres que han sido asesinadas. Ese mismo año, el Palacio de Buckingham destacó el papel de Camila como miembro de la realeza de alto rango al nombrarla Dama Real de la Muy Noble Orden de la Jarretera, la orden de caballería de mayor rango en Gran Bretaña.

El príncipe Carlos, y su esposa Camila Parker Bowles, hablan en el jardín de la residencia real Clarence House, en Londres, el lunes 21 de febrero de 2005. Foto: Stephen Hird, Pool Photo vía AP, Archivo

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video