Ciudad de México. 8 noviembre (SinEmbargo).- Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CdMx) detuvieron a dos menores de 16 años por extorsión a comerciantes en la alcaldía Gustavo A. Madero.

El Centro de Comando y Control (C2) Norte emitió la alerta de robo a negocio en la colonia Vallejo, misma a la que acudieron uniformados, donde detuvieron a dos jóvenes acusados de realizar el cobro de 500 pesos diarios para permitir a los comerciantes vender sus  productos.

El dueño del comercio y otros locatarios de la zona acusaron que la actividad ocurría desde hace poco más de un mes.

Los implicados decían pertenecer a una organización delictiva y con ello amenazaban a los comerciantes.

Los detenidos fueron presentados ante el agente del Ministerio Público correspondiente donde se definirá su situación jurídica.

OTRA MANERA DE EXTORSIÓN

Un sujeto, quien dice formar parte del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), intentó realizar una extorsión telefónica en el norte de México, pero la víctima sólo le deseó lo mejor.

“Nosotros nos estamos comunicando con usted porque hay un problema. Su número me lo entregaron como responsable de unas llamadas que se hicieron a la Policía Federal. No los estoy culpando a usted. Son llamadas delicadas. ¿Quién más usa su teléfono celular?”, cuestionó el extorsionador. “Sólo yo. Es personal”, respondió la víctima.

“Están denunciando a la gente del Cártel que opera aquí en Tijuana. Nosotros somos gente activa de la nueva generación de Jalisco. Somos los encargados de Rosarito, Tecate, Ensenada, Baja California. La gente de Sinaloa aquí chingo a su madre. Aquí mandamos la gente del señor Mencho”, informó el criminal.
Según él, el mismísimo “Mencho” lo envió a levantar a la víctima, sin embargo, el supuesto sicario se había arrepentido.

“No me gustaría tener que levantar a tu familia. ¿Me entiendes? Debes saber cómo somos. Decapitamos a los que hacen algo en contra nuestra”, amenazó el sujeto, quien se hizo llamar El Ingeniero.

“Tengo una carpeta con información tuya, ahorita la quemo y me deshago de ella. Quiero arreglar esto pacíficamente. No quisiera llevarme a alguien de tus hijos o parientes”, dijo. Sólo buscaba dinero.

El extorsionador quería que la víctima se trasladara hasta algún lugar público. Sin embargo, terminó escuchando al teléfono colgándose.

“¿Ya estás listo? ¿Ya vas a salir? ¿O te mando a mi gente para que te muevan ellos?”, preguntó el supuesto miembro del CJNG.

“Ándale, que te vaya bien, pues”, contestó la víctima, quien pidió a la gente que no caiga en esos engaños.