Más de una década después, este par de primas recrearon el popular momento frente a la cámara de Yulay, y afirmaron que en las calles aún las recuerdan y les piden fotos.

Ciudad de México, 9 de enero (SinEmbargo).- Fernanda, mejor conocida como “Niukita”, se hizo viral en redes sociales gracias a su famosa frase de “¿me quieres ver la cara de estúpida?”, y hoy, 10 años después, reaparece en una entrevista para un canal de YouTube.

Yulay, conocido por su sección “Encontrando virales” se ha dado a la tarea de buscar hasta debajo de las piedras a esos personajes que se volvieron famosos de la noche a la mañana gracias a un video colgado en internet, como el “no, ni mergas”, las “cholas de Chalco” o “el señor de la combi”.

En esta ocasión le tocó el turno a “Niukita”, la simpática niña que se viralizó en 2011, cuando su prima Karina, con quien hasta la fecha lleva una estrecha relación, la “entrevistó” y accidentalmente subió el video a YouTube.

Fernanda y Karina relataron qué pasó aquella vez que las frases “¿me quieres ver la cara de estúpida?” y “¡chinga tu pito, pendeja!” se volvieron inmortales y fueron objeto de memes, remixes, y hasta caricaturas.

Aquel día, contaron, se encontraban en casa de Karina. Entonces, ésta comenzó a filmar a Fernanda para hacerle una entrevista; empezó a molestarla preguntándole sobre un niño (el bizquito) diciéndole que era su novio. Fue ahí donde todo inició.

“Cuéntenos sobre su novio”, le dijo Karina. “Yo no tengo novio”, respondió Fernanda.

“Sí, el ‘bizquito’ me dijo…”, reviró la prima. Entonces surgió espontáneamente la inmortal frase: “¿me quieres ver la cara de estúpida?”.

Y es que a Karina le gustaba molestar a “Niukita”, así que continuó fastidiándola: “esa ya la tienes [la cara]”. “Pues chinga tu pito, pendeja”, contestó, irritada.

Una década después, este par de primas recrearon el popular momento frente a la cámara de Yulay, y afirmaron que en las calles aún las recuerdan y les piden fotos o autógrafos.

Finalmente, Karina aclaró que compartir el video en YouTube fue un error, pues su intención solo era guardar el material, no publicarlo. También explicó que en realidad, el nombre de “Niukita” fue un error de dedo, pues en realidad debía ser “Niurkita”, en alusión a la actriz cubana.