El periódico El Universal publica este día en su edición impresa que el patrimonio del contralmirante Francisco Gerardo Martínez Pastelín, jefe de ayudantes y considerado personaje clave del secretario de Marina, Mariano Francisco Saynez, se incrementó en los últimos años por ingresos ajenos a sus percepciones como militar, de acuerdo con una consulta a sus declaraciones de bienes.

Sólo en 2010 declaró ingresos adicionales por un millón 250 mil pesos, superiores a la percepción anual que recibió ese mismo año por su cargo público, que ascendió a un millón 18 mil 455 pesos.

En su declaración patrimonial anual no da mayor explicación sobre el origen de los recursos, dice El Universal.

“En una revisión que este diario hizo a sus declaraciones de bienes se registra primero un incremento de sus adeudos y después un crecimiento en sus percepciones anuales como funcionario público, y más adelante la llegada de los ingresos adicionales no especificados”, agrega el diario.

Fuentes internas de la Secretaría de Marina, cita el periódico, lo vinculan con atropellos y señalan que incurre en conflicto de intereses, aunque no han presentado alguna denuncia formal.

“Una investigación de El Universal encontró negocios emprendidos por Martínez Pastelín y miembros de su familia que él no registró en su declaración de bienes presentada en al menos los últimos cinco años. El funcionario de la Marina negó la existencia de los bienes que se hallan documentados en el Registro Público de la Propiedad, entre otras fuentes oficiales”, dice.

“En los últimos cinco años Martínez Pastelín y sus familiares incrementaron su patrimonio y realizaron negocios que les permiten tener inmuebles de lujo en el Distrito Federal, así como la propiedad de un automóvil Ferrari valuado en al menos 2.5 millones de pesos. En su informe de ingresos de 2010, Martínez Pastelín registró como “donación” la compra de una casa que pagó al contado, según documentos cuyas copias obran en poder de este diario”, agrega.

El Universal dice que entre sus funciones, está la seguridad del secretario y de su familia.