Gustavo de Hoyos calificó las medidas de la Jefa de Gobierno de autoritarias e ilegales debido a que buscan “obstaculizar la operación de empresas”. Claudia Sheinbaum explicó que se refirió a 10 grandes empresas que despidieron a 12 mil personas antes de la declaratoria de emergencia.

Ciudad de México, 9 de abril (SinEmbargo).- En la Ciudad de México (CdMx) 10 grandes empresas despidieron a 12 mil personas antes de la declaratoria de emergencia por el Gobierno federal. La Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo expresó que podrían darse a conocer los nombres de las compañías que incurrieron en estas acciones y tomarse medidas más severas. La Coparmex expresó que el amago es una medida autoritaria.

“Nos comunicamos con el presidente de Coparmex aquí en la Ciudad de México”, confirmó y dijo que se está en contacto constante con las cámaras de comercio en la entidad para observar el tipo de apoyos que requerirán las empresas dependiendo de los ingresos que tenga la ciudad. Recordó que en el caso de su Gobierno los apoyos se han dirigido principalmente  las familias, otorgando 833 pesos para cada niña y niño.

Recordó la puesta en marcha de microcréditos por 10 mil pesos, con cuatro meses de gracia y a pagarse en 48 meses, para las empresas que lo requieran. No descartó la ejecución de incentivos fiscales, pero dijo que significaría menos ingresos para la CdMx que se traducirían en menor obra pública o apoyos para poder salir de la contingencia, por lo que se trabaja con base en un plan de desarrollo económico.

“Ayer me refería a las grandes empresas”, dijo respecto a la declaración que realizó durante su conferencia de prensa del miércoles en la que advirtió consecuencias para las empresas que, producto de la crisis por el COVID-19, realicen despidos o no paguen a sus trabajadores aún teniendo la liquidez suficiente.

Con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social y la Secretaría del Trabajo, la Jefa de Gobierno expuso que en las dos primeras semanas de marzo hubo 56 mil despidos, de los cuáles, 12 mil pertenecieron a ex trabajadores de 10 empresas grandes. Es decir, el 21 por ciento de los despidos se hicieron antes de la declaratoria formal de la emergencia sanitaria. “Las empresas especularon y recortaron su personal”, afirmó.

De un día a otro, empresas con 600 a 700 trabajadores, se quedaron en ceros o de 3 mil trabajadores que de pronto quedaron con mil personas, afirmó. “A esas son a las que me refería, no a las microempresas”, explicó.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, calificó la denuncia de Sheinbaum Pardo como autoritaria y, desde luego, ilegal debido a que busca “obstaculizar la operación de empresas en la CdMx, por el hecho de que ajusten su plantilla laboral debido a la crisis del COVID19”.

La Coparmex de la Ciudad de México envió un comunicado en el que planteó que “es tiempo de diálogo para proteger la salud, el empleo y la economía familiar a través del apoyo de las MiPyMEs”. “Los empleos no se sostienen ni se crean con decretos; se requiere de la iniciativa empresarial de personas y grupos, así como de certeza jurídica y un marco promotor adecuado”, expuso.

Con base en datos del IMSS, 118 mil 417 patrones en la CdMx generan más de 3 millones 400 mil puestos de trabajo, por lo que el apoyo hacia las familias “van ens entido correcto”, pero falta ampliarse hacia el sector empresarial con esquemas temporales de apoyo a la liquidez, que generen confianza y solidaridad entre Gobierno y empresas.

Claudia Sheinbaum dijo que la Secretaria del Trabajo de la Ciudad, Soledad Aragón, ya se ha puesto en contacto con los directivos de estas empresas para conocer las razones de los despidos y en caso de que persistan las conductas se tomarían otras acciones. “No podemos entender que empresas que han recibido muchos clientes de la Ciudad de México, teniendo los recursos suficientes, especulen y antes de la emergencia realicen estas acciones”, lamentó.

Para las pequeñas y medianas empresas, dijo, se está trabajando con las cámaras de comercio. Y es a estas a quienes se les otorgan los créditos por 10 mil pesos. “Hablaremos con las cámaras, no es una actitud autoritaria ni mucho menos” sino que se busca conocer las condiciones de los despidos. Además aseguró que no tendrá un conflicto con Coparmex, sólo las llamó a ser solidarias.