La represión en Colombia mueve al exilio: toman calles de París

09/05/2021 - 9:31 am

Cientos de colombianos de distintos orígenes y edades diversas, pero sobre todo jóvenes, se concentraron el sábado en la Plaza de la República de París para condenar la represión del Gobierno de Iván Duque contra la protesta social.

Por Angélica Pérez

París, Francia, 9 de mayo (RFI).– Una marea humana se concentró en la emblemática Plaza de la República de la capital francesa para denunciar los abusos y la violencia letal por parte de la fuerza pública colombiana que en 12 días de manifestaciones en el país suramericano se salda con 39 víctimas mortales, en su mayoría jóvenes estudiantes y trabajadores entre 17 y 26 años.

Los manifestantes denunciaron que el Gobierno de derecha de Iván Duque responde con bala a la gente que levanta su grito de protesta en las calles contra las políticas que ha sumido a la inmensa mayoría de la población en la extrema pobreza. Igualmente, acusaron directamente al exmandatario ultraconservador Álvaro Uribe, jefe del partido oficialista Centro Democrático, como el instigador de la violencia contra los colombianos.

Según la ONG Temblores – que monitora la acción de la fuerza publica- e Indepaz, desde el 28 de abril cuando arrancó el paro nacional se han registrado mil 814 casos de violencia por parte de la Fuerza Pública, entre ellos 278 de violencia física de la policía y el Escuadrón antidisturbios Esmad, 963 detenciones arbitrarias, 12 víctimas de violencia sexual, 28 víctimas de agresiones oculares. La FLIP y Reporteros sin Fronteras denunciaron agresiones de la Fuerza Pública contra 70 periodistas y trabajadores de la prensa.

“UE MIDE CON DOBLE RASERO A GOBIERNOS LATINOS”

Emocionado por la enorme presencia de jóvenes en la manifestación parisina, el Concejal de París Jérôme Gleizes dijo a Radio Francia Internacional “estoy aquí para mostrar el apoyo de los ecologistas franceses a la movilización que se está dando en Colombia contra el Presidente Duque que asesina a su pueblo”.

El político ecologista agregó que varios concejales de todos los partidos en Francia, no solamente de izquierda, pedirán al “Presidente Emmanuel Macron que actúe rápidamente para que cese el baño de sangre en Colombia”.

Interrogado sobre el silencio de los gobiernos de la Unión Europea respecto a la situación en Colombia en contraposición a sus rápidas y explícitas respuestas frente a otros gobiernos de América Latina –como las sanciones impuestas por Bruselas al régimen de Daniel Ortega en Nicaragua tras la represión de 2019 o las varias rondas de sanciones a funcionarios del Gobierno de Maduro por “socavar la democracia en Venezuela”-, Gleizes reconoció que existe de parte de los europeos un “doble rasero inaceptable “ hacia América Latina y lamentó que desde hace tantos años en Colombia se asesine ante el silencio de la comunidad internacional.

“El Gobierno colombiano no respetó el Acuerdo de paz, pese a que firmó el texto. Se sigue asesinando a la población y esa práctica deja la sensación de que el Gobierno colombiano actúa con total impunidad. Eso tiene que parar”, afirmó.

La ayuda internacional a la paz no fue para comprar armas y disparar contra el pueblo

Presente también en la manifestación, Geneviéve Garrigos, actual concejal de París y expresidenta en Francia y representante para las Américas de la ONG Amnistía Internacional, recordó que el gobierno francés y la Unión Europea apoyaron el histórico Acuerdo de paz firmado en 2016 entre el entonces Presidente colombiano Juan Manuel Santos y la extinta guerrilla de las FARC y exhortó a los europeos a que condenen la violencia del estado colombiano y exijan al gobierno de ese país que pare la represión.

“Nosotros no apoyamos los acuerdos de paz para la represión. Y toda la ayuda internacional para implementar esos acuerdos de paz tiene que ser utilizada realmente para eso y no para comprar armas y disparar contra el pueblo”.

Garrigos se refirió a los Acuerdos de paz como un momento de esperanza del pueblo colombiano de, por fin, vivir con democracia y justicia. “Pero eso no ocurrió. En muchos de los territorios del país se está asesinando a líderes indígenas y sociales y defensores de derechos humanos”.

La concejal de París condenó el uso desproporcionado de la fuerza del gobierno de Iván Duque contra la protesta social a finales de 2019 y desde hace más de una semana contra el paro nacional que tiene lugar en el país suramericano.

“No se puede disparar con balas contra los manifestantes. No se puede arrestar arbitrariamente. No se puede violar a las mujeres. No se puede desaparecer a la gente. Estamos recibiendo pruebas escalofriantes de lo que está ocurriendo” Y agregó: “En una democracia, nos e responde con las balas a la contestación social. Uno se sienta en la mesa, dialoga con el pueblo y encuentra soluciones conjuntas para la paz”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RFI. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.