Dykota Morgan fue diagnosticada con COVID-19 el domingo y el martes falleció. Los padres afirman que la joven era sana y no presentaba ninguna afección médica antes de contagiarse.

Ciudad de México, 9 de mayo (SinEmbargo).- Dykota Morgan era una joven de 15 años que perdió la vida dos días días después de que le diagnosticaron COVID-19, en Illinois, Estados Unidos.

Los padres se mostraron conmocionados por el suceso, pues aseguraron que la adolescente no padecía ninguna afección médica subyacente.

“Me preguntó por qué le pasó esto a ella y que qué hizo para merecerlo”, dijo su madre Krystal Morgan, de acuerdo con la ABC.

“Yo le dije, ‘tú no hiciste nada para merecer esto. No sé por qué te está pasando a ti, pero no hiciste nada para merecerlo”, agregó a dicho medio.

El 4 de mayo el cuerpo completamente sano de Dakota comenzó a fallar rápidamente, y Krystal expresó que su hija necesitaba ayuda médica, por lo que se trasladaron al hospital.

“Alrededor de la medianoche tuvimos que ir en helicóptero al Hospital Infantil Lurie porque no estábamos equipados para manejar el nivel de cuidado que necesitaba”, recalcó.

La joven no logró llegar al hospital, pues perdió la vida en el camino, sin embargo, los padres pudieron despedirse de ella.

“Nos dijeron que entráramos a decirle adiós antes de que se la llevaran al hospital Lurie y que le dijéramos que la amábamos. Yo pensé que era un adiós hasta que manejáramos al hospital. No pensé que fuera un adiós para siempre”, mencionó Krystal.

Posteriormente su padre Rashar Bringham le dijo a Dakota “si estás cansada, bebé, simplemente ve a casa. Si estás cansada, vete” y “poco después, todo había terminado”.

Dykota solía ejercitarse libremente y era parte de un equipo juvenil de basquetbol. Su entrenadora Suzanne Wagner aseguró que aunque todos están contentos de regresar a la normalidad, ella la recordará por siempre de una forma diferente.

“Todos están sintiendo alegría por regresar a un tipo de normalidad, pero yo recordaré esta semana por el resto de mi vida y no quiero que esto le pase a nadie”, aseveró Wagner.

Los padres de Dykota mencionaron que siguen tomando las medidas sanitarias correspondientes debido a la COVID-19, además alentaron a otros padres a vacunar a sus hijos lo antes posible.

Estados Unidos alcanzó este viernes más de 32.6 millones de casos confirmados del coronavirus y 580 mil 851 fallecimientos por la enfermedad de la COVID-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.