En el sexto mes del año la inflación se elevó más de medio punto porcentual, con alzas notables en los precios de las tarifas autorizadas por el Gobierno en los energéticos debido, parcialmente, al aumento en los precios del petróleo a nivel internacional.

Ciudad de México, 9 de julio (SinEmbargo).- La inflación en junio fue de 3.33 por ciento, 0.55 por ciento por arriba del dato del cierre de mayo. El dato se redujo durante el sexto mes del año en medio de la contingencia sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19, sin embargo en el periodo se observaron alzas en los precios internacionales del petróleo, con lo que se anotaron alzas en los precios de los energéticos.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) reportado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) se mantuvo, por treceavo mes consecutivo, debajo del rango del Banco de México, que es de 3 por ciento +/-.

En junio del año anterior el Inegi reportó un dato al alza de 0.06 por ciento con lo que la inflación se ubicó en el 3.95 por ciento. En la encuesta del Banco de México a analistas económicos el grupo estimó que la inflación general para el cierre de 2020 será de 3.50 por ciento.

Un sondeo realizado por la agencia Reuters destacó que analistas del sector proyectaban una inflación interanual del 3.20 por ciento, lo que dejaría un menor margen al banco central para recortar la tasa de referencia.

El índice de precios subyacente creció un 0.37 por ciento mensual y dejó la tasa anual en el 3.71 puntos. Dentro del subgrupo de las mercancías tuvo un incremento de 0.60 y el de los servicios un 0.11 por ciento mensual.

El INPC no subyacente aumentó 1.12 por ciento, con una variación anual de 2.16 por ciento. Al interior del índice de precios no subyacentes, los agropecuarios bajaron un 2.09 por ciento mensual y los de los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno un 3.85 por ciento.

“En la segunda quincena de junio de 2020 el INPC se incrementó 0.47 por ciento, resultado de los índices de 106.495 y de 106.991 registrados en la primera y segunda quincena del mes, respectivamente”, puntualizó el documento del Inegi.

Además, el Instituto especificó que, como parte de las medidas extraordinarias adoptadas ante el estado de emergencia sanitaria por el coronavirus, a partir de abril, y hasta que termine la emergencia sanitaria, para obtener el INPC se emplearán medios electrónicos como internet, correo electrónico, teléfono y otras tecnología.