El coordinador de campaña de Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Monreal, presentó este día en conferencia de prensa una nueva prueba de la triangulación de fondos entre Scotibank y el Gobierno del Estado de México  supuestamente utilizada para la compra de votos a favor de Enrique Peña Nieto.

Monreal detalló, con un comprobante de pagos electrónicos interbancarios solicitado al  Banco de México el 2 de agosto, que se entregaron 50 millones de pesos a un particular que corresponde al nombre de Marco Antonio González el 19 de junio de este año.

De acuerdo con el  senador del PT, esta persona  no es funcionario del gobierno para haber recibido esa cantidad del Estado de México.

Pese a que el gobierno priista del Estado de México aseguró que la cuenta de Scotiabank se usaba sólo para generar rendimientos, Monreal presentó documentación de que la cuenta se usó para pagar 50 millones de pesos de un sólo depósito a un particular con domicilio en Chihuahua.

Insistió en que estas irregularidades suponen lavado de dinero y que la Unidad de Fiscalización del IFE debe investigar el origen de los recursos de la campaña de Peña Nieto.

Además pidió al órgano electoral no ser cómplice,”quedan 3 semanas, hay tiempo” pero hasta ahora “no se ha hecho nada”, dijo.

Asimismo señaló que presentarán estas pruebas ante el IFE, que hoy celebra sesión extraordinaria el Consejo General, y a la Procuraduría General de la República.

“Hacemos un llamado al IFE, para que no se niegue a actuar, lo único que pedimos es que se investigue el uso de recursos en la campaña presidencial, así como a otras instituciones financieras”, comentó.