El pasado sábado 7 de diciembre por la mañana, Edgar Sánchez Osorno salió de su casa en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, rumbo a su trabajo en la Plaza El Cortijo de Ixtapaluca, pero no regresó.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) ya emitió una alerta y compartió los datos del joven para ayudar en su localización.

Ciudad de México, 9 de diciembre (SinEmbargo).- El pasado sábado 7 de diciembre del año en curso, aproximadamente a las 8:30 de la mañana, Edgar Sánchez Osorno salió de su casa en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, rumbo a su trabajo en la Plaza El Cortijo de Ixtapaluca, pero no regresó.

A través de un boletín, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) compartió los datos del joven para ayudar en su localización. Además, sus familiares ya levantaron una denuncia por desaparición (con número de oficio 400LH3000/MPINEZA/ 3344 / 2019) y se hizo el reporte correspondiente en Locatel (con folio 1185003).

Edgar es de complexión delgada, estatura de un metro setenta y siete centímetros aproximadamente, con un peso de setenta y un kilogramos aproximadamente, de tez morena; cabello: corto, ondulado, color negro; cara: redonda; orejas: medianas; cejas: semipobladas; ojos: redondos, grandes, color café oscuro; nariz chapa botón, grande; boca: grande, labios gruesos y mentón en forma de v.

Sus señas particulares son: un lunar en forma de mancha de color café ubicado en pierna derecha de aproximadamente tres centímetros de diámetro, tiene manos grandes y dedos de las manos largos. Vestía una playera de color negro, pantalón de color negro de mezclilla, tenis de colores de la marca puma número 08. Lleva consigo su teléfono celular de marca iPhone número 06.

De acuerdo con información proporcionada por su hermano, la geolocalización de la última vez que el celular de Edgar estuvo en uso fue cerca de su lugar de trabajo.

Mensaje enviado por su familiar:

“De antemano, agradezco mucho a todos por su ayuda y sus buenas vibras en la búsqueda de mi hermano.

Les envío este mensaje de esta manera, porque he recibido mensajes de muchos de ustedes preguntando al respecto y, realizando los trámites pertinentes, no me queda tiempo de responder puntualmente a todos, pues acabamos de salir de las oficinas de seguridad pública en Nezahualcóyotl, lugar al que llegamos a las cinco de la tarde, posterior a haber realizado una búsqueda rápida por nuestra cuenta en los hospitales y ministerios públicos de los municipios aledaños a Nezahualcóyotl e Ixtapaluca. Por favor, discúlpenme.

Desafortunadamente, seguimos sin información relevante sobre el paradero de mi hermano. Cualquier dato que recibamos, se los estaré haciendo saber.

Ya se levantó la denuncia por desaparición y se abrió la carpeta de investigación correspondiente. El reporte en Locatel ya está hecho y le hemos dado seguimiento al folio en varias ocasiones, ya hemos preguntado en instituciones de seguridad y salud, pero no hay registro alguno. El día de mañana presentaremos los oficios para solicitar que se verifiquen las cámaras de vigilancia que hay en la vía pública, así como las de la plaza donde trabaja mi hermano. El único avance que pudimos tener fue la geolocalización de la última vez que el celular de mi hermano tuvo recepción de señal y fue cerca de donde trabaja, pero no en el lugar donde trabaja. Por lo menos sabemos ese dato.

Hoy acudiremos a servicios periciales para reconocimiento de cuerpos reportados como desconocidos y ya entregamos otro oficio para que se emita una alerta.

De verdad, muchas gracias por el apoyo y por estar al pendiente”.