Luego de ser detenido, Edgar Sánchez Osorno fue trasladado a bordo de una patrulla de la Policía Estatal al Ministerio Público de la comunidad de Ayotla, en Ixtapaluca, Estado de México. Antes de abordar, los uniformados le quitaron algunas de sus pertenencias, entre ellas su cartera con sus identificaciones. Durante el trayecto, Edgar denunció que fue despojado de los tenis que traía y le dieron otros que los oficiales traían en la cajuela.

Ciudad de México, 9 de diciembre (SinEmbargo).- Hace tres días, Edgar llegaba a su trabajo en la plaza comercial El Cortijo, en el municipio de Ixtapaluca en el Estado de México, cuando tres elementos de la Policía Estatal a bordo de una patrulla lo interceptaron y sin mediar palabra le apuntaron con un arma, lo sometieron con violencia y lo pusieron bajo arresto.

El joven permaneció detenido en el Ministerio Público de Ayotla durante 48 horas, durante la cuales su familia no supo nada de él, pues nunca le permitieron comunicarse con ellos. Este lunes, fue liberado no sin antes ser fichado y señalado por narcomenudeo.

De acuerdo con la declaración de Edgar Sánchez Osorno, de 18 años de edad, durante su detención los uniformados le encontraron una pipa con restos de mariguana y un papel con la cantidad suficiente para elaborar un cigarro; sin embargo, presentaron como evidencia una cangurera de su propiedad con varias bolsas llenas de mariguana en su interior.

Luego de ser detenido, fue trasladado a bordo de una patrulla de la Policía Estatal al Ministerio Público de la comunidad de Ayotla, en Ixtapaluca. Antes de abordar, los uniformados le quitaron algunas de sus pertenencias, entre ellas su cartera con sus identificaciones. Durante el trayecto, Edgar denunció que fue despojado de los tenis que traía y le dieron otros que los oficiales traían en la cajuela.

Autoridades ministeriales indicaron al joven que tenía derecho a una llamada, pero en ningún momento le dejaron realizarla, por lo que no le fue posible avisar a sus familiares sobre su paradero.

Durante su estancia en el Ministerio Público, los policías que lo detuvieron presentaron como evidencia una cangurera de Edgar con varias bolsas llenas de mariguana en su interior; posteriormente el joven fue fotografiado junto a la droga que era presuntamente de su posesión y el número con el que lo estaban fichando. También registraron sus huellas dactilares y le hicieron firmar algunos documentos, los cuales no pudo leer debido a que también fue despojado de sus anteojos.

El joven Edgar Sánchez Osorno, quien fue sometido por policías del Edomex. Foto: Especial

Edgar fue puesto en libertad este lunes alrededor del mediodía, no sin antes ser advertido por autoridades ministeriales acerca de que debía presentarse el próximo jueves 12 de diciembre o de lo contrario la policía podría iniciar un operativo para llevar a cabo su captura.

FAMILIA INICIA SU BÚSQUEDA

El día de su desaparición, Edgar envió un mensaje de texto a su madre en el que le avisaba que había llegado con bien a su trabajo y que se pondría en contacto con ella en la tarde, esa fue la última vez que supieron de su paradero pues, instantes más tarde, fue detenido.

Familiares del joven acudieron ante las autoridades del Estado de México para presentar la denuncia correspondiente por su desaparición, por lo que la Fiscalía General de Justicia del Estado de México activó la Alerta Odisea para dar con su paradero.

Foto: Especial

Por su parte, el hermano mayor de Edgar, Sismaí Guerrero Osorno, inició una campaña de búsqueda a través de redes sociales compartiendo la alerta emitida por autoridades mexiquenses ayuda para localizarlo.

Fue hasta este lunes 9 de diciembre que Sismaí informó que su hermano menor había sido hallado a salvo. De acuerdo con información revelada a SinEmbargo, Edgar llegó por sus propios medios hasta su lugar de trabajo luego de ser puesto en libertad por autoridades del Ministerio Público de Ayotla.

LA DESAPARICIÓN DE EDGAR

El pasado sábado 7 de diciembre, aproximadamente a las 8:30 de la mañana,Edgar Sánchez Osorno salió de su casa en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, rumbo a su trabajo en la Plaza El Cortijo de Ixtapaluca, pero no regresó.

A través de un boletín, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) compartió los datos del joven para ayudar en su localización. Además, sus familiares levantaron una denuncia por desaparición (con número de oficio 400LH3000/MPINEZA/ 3344 / 2019) y se hizo el reporte correspondiente en Locatel (con folio 1185003).