México

Vidulfo Rosales niega filtración a Ayotzinapa y pide diálogo para ver presupuesto

10/02/2022 - 11:35 am

Vidulfo Rosales, abogado de las familias de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, pidió al Gobierno ofrecer más datos sobre la supuesta filtración del crimen en el movimiento, en caso de tenerlos, o por el contrario abrir una investigación.

Ciudad de México, 10 de febrero (SinEmbargo).– Vidulfo Rosales, representante legal de las familias de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos forzadamente en septiembre de 2014, negó que haya una filtración del crimen organizado en la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, de Tixtla, Guerrero, como sugirió el Presidente Andrés Manuel López Obrador y advirtió que se trata de una teoría que proviene del Gobierno de Enrique Peña Nieto.

“El tema de delincuencia organizada yo no lo he mirado nunca, más bien esta teoría surge con en el Gobierno de Enrique Peña Nieto cuando sucede el tema de la desaparición de los 43 estudiantes surgió el tema de que había infiltrados en la Normal Rural de Ayotzinapa y (el entonces Procurador Jesús) Murillo Karam también lo fraseó de esa manera. Dijo que fue una infiltración por parte de grupo criminales que habían provocado la desaparición y asesinato de algunos estudiantes”, comentó Rosales este miércoles en entrevista con Alejandro Páez y Álvaro Delgado en el programa Los Periodistas que se transmite en el canal de YouTube de SinEmbargo Al Aire.

El abogado de los familiares de los jóvenes desaparecidos hace siete años puntualizó que incluso la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) también hizo alusión al tema en la recomendación que emitió por este caso, con dos datos de prueba, uno de ellos una foto de una perfil de Facebook en la que aparece el normalista Bernardo Flores Alcaraz retratado junto a un plantío de amapola; y el otro, el testimonio de un normalista que en general afirmaba que había estudiantes vinculados a la delincuencia organizada, “pero no se probó más y eso es lo que tenemos”.

Para el representante de las familias de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos es viable construir el diálogo al que el Gobierno de López Obrador ha llamado ya que, indicó, las demandas de los estudiantes son legítimas como lo es el reclamo de mayor presupuesto para las normales, las cuales, dijo, han sido olvidadas por la actual administración pese a la promesa de apoyarlas.

Rosales comentó que estas carencias son las que llevan a los normalistas a protestar y a que se presenten casos como el de la semana pasada. “Sí hay una criminalización, por ejemplo nosotros lo vimos con Mactumatza. Hay que ir al debate de si se les da el presupuesto o no, pero no echemos a la fuerza pública así.

Mencionó que tienen cerca de 60 estudiantes procesados que podrían ser condenados por pedir mejoras para sus escuelas, mientras que en Ayotzinapa las protestas en los últimos años han dejado 10 muertos que han participado en diferentes actos.

“A ellos sí les urge un diálogo, sí les urge sentarse con el Presidente, sentarse con las autoridades para que los escuchen y se resuelvan estas demandas, pero incomodan las normales hoy en día, al poder público y a este Gobierno en concreto, no les gusta esa independencia que la Normal tiene y esa voz crítica choca al poder público y a este Gobierno, a los anteriores mucho más, pero a este también”, dijo Rosales.

Por ello señaló que mientras esto persista existirán desconfianza que no abonarán a un diálogo verdadero. “Tendría que haber un discurso diferente, porque bueno yo digo, ‘les ofrezco diálogo, pero saben qué: hay crimen organizado ahí dentro de su escuela y luego ustedes protestan muy mal, protesten bien”.

Vidulfo Rosales pidió al Gobierno ofrecer más datos en caso de tenerlos. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

El lunes 7 de febrero, el Presidente Andrés Manuel López Obrador sugirió que la protesta del viernes pasado en la que estudiantes de Ayotzinapa chocaron con la Guardia Nacional pudo estar infiltrada por delincuentes. “Sí, no lo descarto, por eso hago un llamado a los jóvenes porque es una zona, una región donde hay delincuencia organizada; puede haber infiltrados, sí, aparentemente luchando por causas justas”, expuso en su conferencia de prensa matutina.

Incluso remarcó que su Gobierno tiene “información que hay personas dedicadas a cosas ilícitas, infiltradas en este movimiento, a lo mejor ni ellos lo saben y me dirijo a ellos y les pido también a sus papás que nos ayuden, que estén pendientes de ellos, hablen con ellos, porque este no es el camino”.

En ese sentido, Vidulfo Rosales pidió al Gobierno ofrecer más datos en caso de tenerlos o por el contrario abrir una investigación para poder determinar quiénes han infiltrado a la Normal de Ayotzinapa.

“Yo no sé si el Gobierno federal actual tiene más datos, si tiene más elementos. Bueno sería que abriera una investigación y mostrara de manera objetiva y contundente cuáles son esas infiltraciones y si los estudiantes no lo saben, qué peligroso es y entonces debiera también la autoridad hacer una investigación y decir, ‘jóvenes si ustedes no lo sabían pues aquí están, son fulanos y zutanos los que están ahí involucrados’”.

El planteamiento del Presidente de la supuesta filtración se dio luego de la protesta ocurrida el viernes de la semana pasada cuando cientos normalistas se enfrentaron con agentes de la Guardia Nacional en una protesta por el caso Ayotzinapa en la que el punto álgido ocurrió cuando los manifestantes lanzaron un tráiler, sin conductor, a los agentes y se estampó contra un caseta de cobro de la carretera hacia el balneario de Acapulco.

“Es muy lamentable lo que sucedió, fue muy grave porque pudo haber una tragedia, muchos muertos, se tuvo suerte de que el tráiler se estrelló en una caseta, un edificio de turismo y eso lo detuvo porque habían locales de comerciantes e iban a perder la vida muchos, muy lamentable esto”, señaló el mandatario a inicio de esta semana.

Por ello, López Obrador pidió a los normalistas Ayotzinapa dejar de actuar de esa forma porque “afectan, ponen en riesgo la vida de otras personas y el revolucionario tiene que cuidar al pueblo y se lucha por ideales, no es por la destrucción, no puede haber rebelde sin causa” al tiempo que los llamó a un diálogo con autoridades.

En ese sentido, dirigentes del Comité de Base Estudiantil Ricardo Flores Magón de la Normal de Ayotzinapa reconocieron al diario El Sur que el lanzamiento del camión fue un hecho que pudo haber provocado una tragedia y ocasionado muertes de personas, pero argumentaron que en ese momento, “al calor de la ira”, sus compañeros no pensaron en las consecuencias y fue la única alternativa que les dejó la Policía Estatal para que pudiera salir el grupo de normalistas de primer grado que tenían encapsulado.

“Al momento de que se avienta el tráiler pasó lo de que pasó. Cabe resaltar que si el diálogo se hubiera entablado como debería, esto no hubiera ocurrido”, dijo uno de los líderes, identificado como Jorge, al medio con sede en Acapulco, Guerrero.

Y explicó: “cualquiera reacciona de acuerdo a la ira que siente en ese momento, pero es cuestión de que cada persona vea que no somos nosotros el problema, el problema está enfrente, del otro lado”.

En tanto, el otro dirigente, identificado como César, aseguró que después de los hechos del viernes no hay diálogo ni con el Gobierno estatal ni federal por lo que ven un “riesgo real y preocupante” por la amenaza del cierre de su escuela “pero sabemos lo que es la Normal y no tenemos miedo, seguimos creyendo en nuestros ideales y lo que pase externamente con los comentarios los mandamos por un tubo, sabemos que la Normal es nuestra esencia, nuestra razón de lucha y vamos a seguir en esa línea, defendiéndola”.

Esta semana, también en entrevista con Los Periodistas, el Diputado Manuel Vázquez Arellano u Omar García, como también es conocido el sobreviviente de la Noche de Iguala, aseguró que será complicado que los normalistas acepten el diálogo con las autoridades debido a que, dijo, consideran al Gobierno del Presidente López Obrador igual que a las administraciones de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

“Son marxistas-leninistas, cerrados, duros, para ellos el Gobierno de López Obrador es exactamente lo mismo que el Gobierno de Enrique Peña Nieto, de Felipe Calderón, no distinguen. Va a ser muy difícil establecer el diálogo. Llamaría a los compañeros normalistas a que aprovechen que el Presidente les ha dicho que están abiertos al diálogo para dar a conocer su pliego petitorio ante las autoridades correspondientes”.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas