Palma (España), 10 jun (dpa) – La infanta Cristina de España acusó hoy de atentar contra su “derecho de defensa” al juez José Castro, instructor del caso de corrupción en el que está procesada la hermana del rey Felipe VI y su marido, Iñaki Urdangarin, según informaron hoy medios españoles.

Los abogados Miquel Roca y Jesús María Silva presentaron un escrito en el que acusan al magistrado de realizar “reproches” y “apreciaciones subjetivas” que van en perjuicio de su defendida.

Castro decidió procesar el pasado diciembre a la infanta, a la que acusó de cooperación necesaria en dos presuntos delitos fiscales presuntamente cometidos por su esposo y le reclamó 2.6 millones de euros en concepto de responsabilidad civil.

El pasado 2 de junio Castro rechazó reducir la fianza, tal y como le solicitaba la infanta, y sus abogados insisten ahora de nuevo en recurrir la decisión del juez, aunque solicitan una reducción menor.

Los letrados consideran la suma impuesta por Castro injustificada y “absolutamente desproporcionada”. Cristina ya pagó los casi 600.000 euros de indemnización por responsabilidad civil que le reclamó la Fiscalía española por haberse beneficiado del dinero que presuntamente defraudó su marido.

Urdangarin, ex jugador profesional de balonmano, será juzgado por haberse apropiado presuntamente de seis millones de euros de dinero público junto a su ex socio en el Instituto Nóos, una entidad sin ánimo de lucro vinculada al mundo del deporte.

Tanto la infanta, de 49 años, como su esposo, de 47, fueron apartados de la agenda oficial de la casa real española a finales de 2011, cuando se produjo la imputación del ex deportista.

Cristina de Borbón, que reside actualmente en Suiza, se convertirá en el primer miembro de la realeza española que se sentará ante un tribunal en el banquillo de los acusados. Se enfrenta a hasta cuatro años de cárcel por dos delitos fiscales.