Author image

Ernesto Hernández Norzagaray

10/07/2021 - 12:05 am

Diálogo entre Plutarco y Andrés Manuel

Es un viejo y nuevo debate académico, pero sobre todo político, de manera que los personajes del poder oscilan constantemente entre uno y otro ángulo.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador.
“Hagamos, pues, el ejercicio con una conversación ficticia entre Plutarco Elías Calles y Andrés Manuel López Obrador en uno de los salones de Palacio Nacional”. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro

Poner a dialogar intemporalmente a personajes que los une una misma matriz política, una misma visión pragmática, un deseo poderoso de pasar a la historia e imprimir su sello al tiempo que le toca vivir y enfrentar quizá los mismos desafíos no es un ejercicio novedoso.

Viene de lejos y por poner un ejemplo esta el caso de Maurice Joly, el escritor satírico, inteligente y crítico severo del Gobierno de Napoleón III, quien publicó en 1864 un diálogo ficticio entre Maquiavelo y Montesquieu, quizá los dos pensadores de mayor contraste en su interpretación del ejercicio del poder, donde, el florentino siempre puso por delante la condición humana como la explicación de todos sus bienes y males; mientras el nativo de La Bréde, apostó todo al diseño de leyes que son la base del equilibrio en la diferencia. Es un viejo y nuevo debate académico, pero sobre todo político, de manera que los personajes del poder oscilan constantemente entre uno y otro ángulo.

Hagamos, pues, el ejercicio con una conversación ficticia entre Plutarco Elías Calles y Andrés Manuel López Obrador en uno de los salones de Palacio Nacional:

PEC: Hola Andrés Manuel, los tiempos que corren se parecen mucho a los que viví hace ya casi 100 años, desde el averno veo un país políticamente fragmentado y ese no sería problema, sino fuera por los resultados de las elecciones pasadas que muestran con un alto grado de polarización, con un conjunto de intereses que se han hecho visibles y que te has obligado a reconocerlos para garantizar una gobernabilidad sobre la que no hay garantía de estabilidad en el largo plazo.

AMLO: Estimado maestro, que bueno que se comunica necesito su orientación en estos días difíciles que provoca la democracia y que su generación, no conoció o mejor, no practicó lo que preconizaba Madero con su “sufragio efectivo, no reelección”. Ya ve cómo le fue a Álvaro Obregón, con su intento reeleccionista, en los sucesos trágicos de La Bombilla.

PEC: Así es. Mi paisano no entendió el momento político y se le hizo fácil querer reelegirse, incluso ganar la elección por segunda vez, y en un país con tantos poderes fácticos y enemigos de la revolución, fue una mala decisión… Pero, por lo que veo usted, no está pensando en reelegirse, sino en sentar las bases para continuar con la labor de cambio a través de la llamada 4T. Por ahí, me dijeron, que terminando sus seis años de Gobierno se va a La Chingada. ¿O no?

AMLO: Ja, ja, ja. ¡A qué mi querido maestro, tan ocurrente!, pero si es correcto, terminando nos vamos a la finca, ya corresponderá a otros continuar con nuestra labor a favor del pueblo de México.

PEC: ¿Y qué piensa hacer con todos esos poderes que se activaron con su triunfo avasallador? ¿Aquellos que lo acompañaron en 2018 y los que se sumaron en la elección de este año? No todos son de confiar, hay quienes seguramente se pusieron la casaca de Morena sólo para conservar o aumentar privilegios en estados y municipios.

AMLO: Amigo, la política siempre será suma, y esa regla de oro la apliqué completa, hasta toleré a los malos para que no hicieran la contra y pusieron su grano de arena en algunos estados y municipios. Pero esto no será para siempre. Ya pasaron las elecciones y ahora, habrá que seguir haciendo política, como usted lo hizo desde su casa en Cuernavaca.

PEC: Conoce de historia política, pero ¿debo entender que usted intentará una versión renovada de mi Maximato?

AMLO: No, yo soy un demócrata, y nunca intentaría hacer tal cosa, pero tengo una responsabilidad histórica y buscaré que el esfuerzo de millones de mexicanos no se desbarranque y entonces vuelva, perdón, el PRI al poder y menos de la mano de la derecha.

PEC: Entonces, ya no le entiendo, se va, pero se queda.

AMLO: Bueno, hay que impedir democráticamente que eso ocurra, que vuelvan los que el pueblo de México castigó en las urnas.

PEC: Pero el pueblo de México puede decidir que vuelvan los priistas o panistas a través de las mismas urnas.

AMLO: Eso, estaría, por verse, ya ve tuvieron que juntarse para hacer bola.

PEC: ¿Y qué va a hacer con la narcopolítica que está muy activa? ¿Qué incluso va a ser Gobierno? ¿Qué, incluso, buscará seguir ampliando su poder en los comicios de 2024? ¿Seguirás con la política de seguridad de “abrazos no balazos”?

AMLO: Bueno, no es tal su poder, es cosa de los medios de comunicación de la derecha, pero si hubiera en algunos lugares está el ejercicio de la política, para convencer de la necesidad de pacificar el país y ayudar a qué la gente viva mejor.

PEC: Pero, Andrés Manuel, acabo de ver un ejército de “soldados” de un cártel con armas que ya las quisiera el ejército y se de regiones donde las fuerzas federales no entran por los riesgos.

AMLO: Preferimos hacerlo así, a tener que enfrentarlos y sacrificar a población civil.

PEC: ¿Y hasta cuándo así?

AMLO: A su tiempo.

PEC: Y volviendo a la sucesión presidencial, si te encuentras con la traición de uno de los hoy tuyos, estas preparado para ello. Recuerda aquel libro de Elogio de la Traición escrito por unos politólogos franceses que descubrieron que es parte consustancial de la historia de la política. A mí, recuerda, me traicionó Cárdenas cuando mandó a Cuernavaca a Jesús Silva Herzog, padre, y a Narciso Bassols para comunicarme que tenía 48 horas para salir del país. Y me fui a San Diego, donde viví y sólo volví a la Ciudad de México para morirme en 1945. ¿No temes que te pasé lo mismo?

AMLO: Son los riesgos que tiene que correr un político con responsabilidades de Gobierno. En política no hay nada definitivo. Yo confió en todos los que me acompañan, sean hombres o mujeres, leales no a mí, sino al ideario de la 4T.

PEC: ¿Todos?, se ha dicho, que entre los “presidenciales” morenistas hay unos más cercanos a ti que otros.

AMLO: La política no es sólo de personas, es también de circunstancias, y ya veremos en su momento a quien le favorecen.

PEC: No te equivoques y sobre todo no te olvides que un expresidente nunca debe buscar eternizarse en el poder porque se lo cobra la historia y, sobre todo, como en las pandemias, mantener la sana distancia al final de un mandato.

AMLO: Gracias maestro, tomaré muy en cuenta sus palabras y cuando termine me iré a La Chingada.

Ernesto Hernández Norzagaray
Doctor en Ciencia Política y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid. Profesor-Investigador de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, Nivel I. Ex Presidente del Consejo Directivo de la Sociedad Mexicana de Estudios Electorales A. C., ex miembro del Consejo Directivo de la Asociación Latinoamericana de Ciencia Política y del Consejo Directivo de la Asociación Mexicana de Ciencia Política A.C. Colaborador del diario Noroeste, Riodoce, 15Diario, Datamex. Ha recibido premios de periodismo y autor de múltiples artículos y varios libros sobre temas político electorales.

Los contenidos, expresiones u opiniones vertidos en este espacio son responsabilidad única de los autores, por lo que SinEmbargo.mx no se hace responsable de los mismos.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video