La saxofonista María Elena Ríos protesta en el Zócalo de CdMx; pide ayuda de AMLO

10/07/2021 - 5:58 pm

La carta fue escrita a mano por María Elena cuando llegó al Palacio Nacional para pedirle al Presidente un par de peticiones.

Ciudad de México, 10 de julio (SinEmbargo).–La saxofonista María Elena Ríos protestó afuera del Palacio Nacional para que se cumpla la reconexión del manantial de Ayutla, también exigió la detención del hombre identificado como autor intelectual del ataque con ácido que sufrió en 2019.

La joven originaria de Oaxaca presentó este sábado un pliego petitorio dirigido al Presidente Andrés Manuel López Obrador para que se cumpla la legalidad de la reconexión del manatial.

“Es por eso que el día de hoy vengo como comunidad y por solidaridad vengo a pedirle que por favor se cumpla la reconexión del manantial de Ayutla”, leyó la saxofonista en la plancha del Zócalo capitalino.

María Elena escribió la misiva a mano luego de que dos hombres que se identificaron como personal de Gobernación le dijeron que recibirían el mensaje para el Presidente.

“Me intentaron matar con ácido y mis amigos no me dejaron, yo tampoco lo haré. Tras 4 años sin agua por fin un juez en la sentencia 795/2017 ordena la reconexión inmediata del manantial de #Ayutla #Mixe #Oax pero aún no es un hecho y deseamos sea una realidad”, escribió María Elena en Twitter.

Además, la joven expuso que el proceso legal que lleva en contra de su agresor “es una parte de la enorme batalla que tengo que enfrentar junto con mi familia”.

María Elena finalizó su mensaje diciendo que confía en que el titular del Ejecutivo cumplirá sus peticiones.

EL CASO DE MARÍA ELENA

La mañana del 9 de septiembre de 2019, María Elena Ríos fue atacada con ácido. El ataque lo hicieron dos albañiles, Ponciano y su hijo Rubiciel, quienes recibieron en total 30 mil pesos por parte de Juan Antonio Vera, según ellos mismos confesaron en diciembre, cuando fueron detenidos.

En el intento de feminicidio también estuvo involucrado Rubén, un exempleado del político, quien presuntamente fue el que entregó el ácido para atacar a María Elena. Pero, además, también participó el hijo de Juan Antonio Vera, Juan Vera Hernández, quien continúa prófugo.

Para María Elena, quien estudió saxofón en el Conservatorio de Puebla y además la carrera en Comunicación, acceder a la justicia no ha sido fácil. Al principio su agresión fue clasificada como “heridas que tardan 30 días en sanar”. Sin embargo, el 23 de octubre, cuando su abogada demostró que le habían quemado el 40 por ciento de su cuerpo, las clasificaron como “heridas que ponían en riesgo su vida”.

No fue hasta el 23 de diciembre cuando por fin le clasificaron el delito como “tentativa de feminicidio”.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas