Rodríguez Lemus era la fundadora de un grupo de defensa de las personas transgénero y promotora de campañas de educación y prevención del sida.

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de septiembre (AP).- La agencia de derechos humanos de la ONU llamó el jueves a las autoridades mexicanas a investigar exhaustivamente el asesinato de una activista por los derechos LGBT en el estado norteño de Chihuahua.

La oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos dijo que Mireya Rodríguez Lemus fue hallada muerta en su casa en el municipio de Aquiles Serdán el 2 de septiembre, pero la identificación oficial del cuerpo no fue hecha hasta el martes.

La agencia dijo que el cuerpo de Rodríguez Lemus presentaba indicios de muerte violenta. Añadió que se trata de al menos el séptimo activista de derechos asesinado en México en lo que va de año.

Rodríguez Lemus era la fundadora de un grupo de defensa de las personas transgénero y promotora de campañas de educación y prevención del sida.

Su grupo, Unión y Fuerza de Mujeres Trans Chihuahuenses A.C, dijo que ella había desaparecido de las áreas que solía frecuentar como trabajadora sexual y activista varios días antes de su muerte.

El pasado 3 de septiembre, una veintena de activistas del colectivo LGBT cortaron la céntrica avenida Insurgentes de Ciudad de México, en los alrededores de una sede de la Fiscalía General de la República, pidiendo ser atendidos por las autoridades para reclamar justicia por los recientes asesinatos contra la comunidad.

La activista trans Mireya Rodríguez Lemus fue hallada muerta este miércoles en su casa de la norteña ciudad de Chihuahua, con lo que suman seis los asesinatos de miembros de la comunidad LGBT en los últimos dos meses.

También han sido asesinados los activistas gays Jonathan Santos, en el estado de Jalisco, y Javier Eduardo Pérez, en el de Morelos, y las activistas trans Samanta Barrios, en Puebla; Jeanine Huerta, en Baja California, y Brandy Ronzón Huerta, en Veracruz.