#MetaDatos | En las redes sociales, el Estado de Derecho mexicano ya estaba reprobado desde el 2014 cuando estallaron las protestas por la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa. Una percepción similar arrojó el Índice global en esta materia presentado por World Justice Project. En la conversación, que se mantuvo con alta actividad entre la noche del lunes y la mañana del martes, trascendió el comentario de la Diputada Tatiana Clouthier, quien atribuyó el deplorable estado de las instituciones a la violencia e inseguridad.

En redes sociales como Twitter, el reclamo por la ausencia de impartición de justicia, la extendida corrupción en todos los niveles de Gobierno y la falta de credibilidad en las instituciones se ha visto reflejado en movilizaciones que han marcado al sexenio de Enrique Peña Nieto, entre ellas destacan #FiscalíaQueSirva, #LeyDeSeguridadInterior y #VerdadHistórica.

Ciudad de México, 10 de octubre (SinEmbargo).– La tendencia “Estado de Derecho” generó 11 mil 200 tuits a las 12:00 horas de este martes. El posicionamiento de esta frase se debió a las reacciones de indignación ante los resultados del índice del Estado de Derecho en México, realizado por World Justice Project, en donde el país obtuvo un promedio de .039, en una escala donde la máxima calificación es 1 y la mínima 0.

Los comentarios ante la baja calificación que obtuvo México en procuración del Estado de Derecho se intensificaron entre la noche del lunes y la mañana del martes. Esta discusión detonó en Twitter a partir de un tuit de la Diputada federal Tatiana Clouthier Carrillo (@tatclouthier), quien atribuyó la falta de Estado de Derecho en México al déficit de seguridad, y los altos índices de violencia que atraviesa el país, así como los abusos de poder de los gobiernos locales.

“Hola, así amanecemos dice World Justice Project: 32 entidades reprobadas en Estado de Derecho. La inseguridad, justicia ineficaz y desmedido poder de los gobiernos, las principales razones Guerrero, Baja California Sur, Estado de México, Puebla, Quintana Roo y Sonora, los peor”, indicó Clothier en su publicación que rebasó los 2 mil retuits.

Los mayores déficits que reporta el Índice de Estado de Derecho en el caso de México coinciden con los señalamientos y demandas de los usuarios en las redes sociales en torno a impunidad, corrupción e inseguridad que han sido generados durante el último sexenio.

De acuerdo con el estudio, el país obtuvo 0.35 puntos en promedio en la categoría “ausencia de corrupción”, uno de los promedios más bajos de los factores que revisó la ONG. Esta problemática ha sido un tema central en las conversaciones de corte político en las redes sociales, sobre todo en Twitter donde el elevado índice de corrupción que padece el país es denunciado en todos los niveles de Gobierno. La corrupción en México es uno de los pendientes que durante esta Administración no mostró avances significativos. Según el Índice Global de Corrupción, en el 2017 México empeoró por un punto con respecto al estudio del 2016 al incrementar de 29 a 30 puntos y colocarse en el lugar 135 de los 180 países evaluados.

El gráfico de la izquierda jerarquiza los alcances de las tendencias analizadas con relación al Índice del Estado de Derecho en México. A la izquierda se muestra el tamaño total de la muestra analizada. Foto: SinEmbargo

La indignación ante los altos niveles de corrupción en México involucró a 336 mil 518 cuentas en Twitter por la mañana de este martes, según el alcance estimado por Tweet Reach. Sin embargo, no es una discusión nueva. Durante el último sexenio han surgido varias movilizaciones para exigir que las instituciones gubernamentales erradiquen la corrupción. Los casos más trascendentes han sido las demandas por una #FicalíaQueSirva y el rechazo a la #LeyDeSeguridadInterior.

De la falta de confianza en las instituciones deriva el reclamo para que se instale un sistema anticorrupción eficaz en México. Los casos de corrupción emblemáticos durante este sexenio como los desfalcos cometidos por el ex Gobernador Javier Duarte de Ochoa y los desvíos que fueron detectados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la Secretaría de Desarrollo Social, incrementan la indignación por el protagonismo que adquiere la corrupción en los gobiernos mexicanos.

Por otro lado, la ausencia de una Fiscalía independiente, y la propuesta de que dicho Fiscal sería elegido a través de una terna propuesta por el Presidente Enrique Peña Nieto, generó entre los usuarios preocupación, ante la posibilidad de que un fiscal a modo evitaría que casos que afecten los intereses del Ejecutivo sean procesados con el rigor necesario o incluso sean omitidos. De este malestar surgió la etiqueta #FiscalíaQueSirva que se mantiene con actividad a unas semanas de que concluya el sexenio. Este martes el hashtag tuvo un alcance de 336 mil 518 cuentas.

LA CORRUPCIÓN Y VIOLENCIA

Otro de los factores que fueron medidos en el índice global del Estado de Derecho, fue la seguridad que garantiza el Gobierno mexicano. Los altos índices de violencia e inseguridad que alcanzaron niveles récord en esta Administración, contribuyeron a que en los resultados del estudio el país obtuviera un promedio de 0.40 puntos. La impunidad, la inseguridad, y el abuso de poder, que refirió la Diputada Clouthier, se han convertido en una problemática de abordaje recurrente en las redes sociales.

La afirmación sobre un México violento alcanzó el martes más de 12 millones de cuentas. Sin embargo, esta discusión es apenas una capa de las muchas que componen la conversación sobre la violencia que lacera al país. Sin mencionar la palabra violencia, esta problemática se refleja también en las dinámicas que se generan todos los días a través de los reportes de riesgo (#SDR) en localidades donde el crimen organizado tiene alta presencia, así como la violencia que estos mismos grupos esparcen a través de la red.

La actividad de la tendencia “Estado de Derecho” se mantuvo sin muchos cambios hasta las 15:00 horas del martes. Foto: Tweet Binder

Durante el mes de marzo, una protesta estalló en las redes sociales a partir de la desaparición y asesinato de Javier Salomón Aceves Gastelum, Marco Francisco García Ávalos  y Jesús Daniel Díaz García, estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV) en la ciudad de Guadalajara.

Esta protesta tuvo varios momentos, desde las alertas emitidas tras su desaparición, hasta las protestas que se generaron después de la que la Fiscalía de Jalisco informó que sus cuerpos fueron disueltos en ácido por integrantes del crimen organizado. A través del hashtag #NoSonTresSomosTodxs los usuarios participantes expresaron su indignación ante la extrema violencia a la que fueron sometidos los estudiantes. Sin embargo, esta protesta también albergó el consenso sobre la falta de credibilidad de las autoridades y la versión que proporcionaron de los hechos.

La crisis de credibilidad de las instituciones también fue visibilizada en las protestas por los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa. A través del hashtag #VerdadHistórica miles de usuarios consideraron insostenible la versión dada por las autoridades sobre el supuesto asesinato de los 43 jóvenes a manos del crimen organizado, y de manera posterior incinerados en un basurero. Estos dos casos trascendieron durante el último sexenio, en donde la falta de credibilidad en las instituciones fue una constante. Sin embargo, la misma problemática se mantiene latente en los foros digitales y el mismo reclamo aparece en cada coyuntura que involucra al aparato se seguridad del Estado.