Author image

Pedro Mellado Rodríguez

10/11/2023 - 12:05 am

¿Amor por Morena o por los cargos?

El problema para quienes tomen el camino de la disidencia en Morena, inconformes por no lograr las postulaciones que presumirían merecer, es que mientras el Presidente Andrés Manuel López Obrador siga en su cargo y predique en las conferencias “mañaneras” de lunes a viernes, como jefe y responsable de la Cuarta Transformación, será muy difícil que su proyecto pueda ser derrotado en las urnas, y mucho menos por quienes podrían cargar con el estigma de la traición.

La mayoría de los políticos se comprometen más con sus muy personales y mezquinos intereses, procurando su bienestar y sus privilegios, por encima de las dificultades y los obstáculos que obligadamente deberían enfrentar al mantenerse fieles a una convicción y a un proyecto político. Por eso, este fin de semana será de definiciones importantes para Morena, pues se probará la lealtad y el compromiso de muchos que juran y perjuran que son fieles al proyecto de la Cuarta Transformación.

Serán días de amargos reproches y de rupturas, de quienes se sentirán ninguneados, marginados o poco valorados por su partido, en caso de que sean excluidos de la responsabilidad de encabezar los Comités para la defensa de la Cuarta Transformación en las ocho entidades en las cuales se renovarán gubernaturas, además de la Jefatura de Gobierno en Ciudad de México. 

Todos tienen claro que quienes sean seleccionados para encabezar los Comités para la defensa de la Cuarta Transformación en Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Ciudad de México, se convertirán de facto en los futuros candidatos a las gubernaturas y a la Jefatura de Gobierno de la capital del país. 

Los que frustrados, enojados o amargados se aparten del proyecto de la Cuarta Transformación y busquen abrigo en otras expresiones políticas, enfrentarán pronto el desencanto, al comprobar que, en los hechos concretos, será muy difícil que en las entidades donde pudieran ser postulados por Movimiento Ciudadano o por la Coalición Opositora de PAN-PRI-PRD, tenga una verdadera oportunidad de ganar.

El problema para quienes tomen el camino de la disidencia en Morena, inconformes por no lograr las postulaciones que presumirían merecer, es que mientras el Presidente Andrés Manuel López Obrador siga en su cargo y predique en las conferencias “mañaneras” de lunes a viernes, como jefe y responsable de la Cuarta Transformación, será muy difícil que su proyecto pueda ser derrotado en las urnas, y mucho menos por quienes podrían cargar con el estigma de la traición.

Quienes compitan contra los candidatos de la coalición encabezada por Morena, en los comicios del próximo año no sólo enfrentarán a sus rivales directos en las entidades federativas; también tendrán en contra el peso de la candidata presidencial Claudia Sheinbaum Pardo, y lo más importante, la poderosa Presencia de López Obrador, que de entrada representa la ventaja de una buena cantidad de puntos porcentuales electorales.

Apenas este miércoles 8 de noviembre del 2023 la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la federación emitió sentencia con respecto a un recurso de apelación promovido por el partido Movimiento Ciudadano en contra del acuerdo formulado por el Instituto Nacional Electoral (INE), que obliga a los partidos políticos a postular a cinco mujeres candidatas y a sólo cuatro varones, en la renovación de ocho gubernaturas y de la Jefatura de Gobierno en Ciudad de México. El Tribunal desestimó la queja de Movimiento Ciudadano y ratificó su respaldo a los criterios expresados por el INE.

El pasado martes 24 de octubre del 2023 el Consejo General del Instituto Nacional Electoral tomó un acuerdo que advierte en la página 105:

“…Derivado de que persiste una subrepresentación de mujeres en la titularidad de los poderes ejecutivos locales y tomando en consideración el contexto histórico de las entidades con PEL (Procesos Electorales Locales), donde apenas han sido electas tres mujeres en toda la historia, los PPN (Partidos Políticos Nacionales) deberán postular al menos cinco mujeres en las nueve entidades donde se elige la gubernatura y la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México; lo anterior se considerará tanto para las candidaturas que postulen los PPN (Partidos Políticos Nacionales) en lo individual como en coalición o en candidatura común”.

Y agrega el INE en el siguiente párrafo: “De igual manera, los PPL (Partidos Políticos Locales) deberán observar la alternancia respecto al género postulado en la última elección para la gubernatura, cuando el cargo haya sido ocupado por un hombre, ello para potenciar la posibilidad de triunfo de una mujer en dichos espacios derivado de la ya referida subrepresentación que prevalece”. 

En el mismo acuerdo del INE se reitera en la página 109: “Los OPL (Organismos Públicos Locales) en el ámbito de su competencia y en cumplimiento a la obligación constitucional de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, en lo concerniente a la aplicación de los presentes criterios, serán los responsables de asegurar, conforme al dictamen aprobado por el Consejo General que los PPN (Partidos Políticos Nacionales) den cumplimiento al principio de paridad de género en la postulación de candidaturas a gubernaturas en las entidades federativas en las que se renueva el Poder Ejecutivo local”. 

Y además, agrega: “Como medida compensatoria, los PPL (Partidos Políticos Locales) deberán observar la alternancia respecto al género postulado en la última elección para la gubernatura, cuando el cargo haya sido ocupado por un hombre”. 

Estas disposiciones del INE, avaladas y respaldadas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, como criterios imperativos de la paridad sustantiva de género y de la alternancia de género, obligarán a los partidos políticos y en particular a Morena, a hacer ajustes en la distribución de cinco candidaturas para mujeres y cuatro para varones.

Pese a las inconformidades y deserciones que pudieran presentarse en Morena, el partido de la Cuarta Transformación irá el año próximo por dos objetivos esenciales: ganar las gubernaturas de Jalisco, actualmente en manos de Movimiento Ciudadano, y la de Guanajuato, que desde hace 32 años ha retenido el PAN. Y además incrementar su presencia en Nuevo León, donde la disputa entre el Gobernador de Movimiento Ciudadano Samuel García Sepúlveda y la oposición encabezada por PAN y PRI, podría dejar espacios para que Morena consolidara su presencia como fuerza relevante en la entidad.

Si Morena logra sus objetivos electorales de dominar como fuerza política los diez estados más poderosos del país, tendrá también las condiciones necesarias para obtener la mayoría calificada en el Congreso de la Unión, con 334 de 500 diputados federales y 86 de 128 senadores de la República, posiciones que consolidaría sumando curules y escaños que aporten sus aliados del Partido Verde y Partido del Trabajo. Eso permitiría a Morena promover y aprobar reformas constitucionales para profundizar el proyecto de la Cuarta Transformación.

Pedro Mellado Rodríguez
Periodista que durante más de cuatro décadas ha sido un acucioso y crítico observador de la vida pública en el país. Ha cubierto todas las fuentes informativas y ha desempeñado todas las responsabilidades posibles en medios de comunicación. Ha trabajado en prensa, radio, televisión y medios digitales. Su columna Puntos y Contrapuntos se ha publicado desde hace casi cuatro décadas, en periódicos como El Occidental, Siglo 21 y Mural, en Guadalajara, Jalisco. Tiene estudios de derecho por la Universidad de Guadalajara y durante una década fue profesor de periodismo en el ITESO, la Universidad jesuita de Guadalajara.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas