El 16 de diciembre de 2016, SinEmbargo dio a conocer que el ex Secretario de Hacienda Pedro Aspe gana millones de dólares ocultando millones de pesos de los gobiernos estatales.

Este lunez, Jesús Ramírez, vocero de la Presidencia, lo incluye en la lista de ex funcionarios que usaron la puerta giratoria: primero beneficiaron desde el Gobierno a empresas privadas y luego se fueron a trabajar con ellas.

Ciudad de México, 11 de febrero (SinEmbargo).- Jesús Ramírez Cuevas, Coordinador General de Comunicación de la Presidencia, agregó un nombre a la lista de ex funcionarios del Gobierno federal que después trabajaron en empresas privadas del sector energético, se trata de Pedro Aspe Armella, ex Secretario de Hacienda con Carlos Salinas.

El nombre de Aspe Armella no salió a relucir ni en la conferencia de prensa matutina ni en el comunicado que envió posteriormente el Gobierno de México con la lista de nombres de ex funcionarios que facilitaron que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) “en unos cuantos años se haya reducido a una empresa que genera nada más el 50 por ciento de la energía”, según denunció Manuel Bartlett, director de CFE por la mañana.

A través de Twitter, Ramírez Cuevas difundió una lista en la que se incluye además a Pedro Aspe.

La lista que compartió Jesús Ramírez Cuevas en Twitter

La lista incluye a José Córdoba Montoya, Jesús Reyes Heroles, Carlos Ruiz Sacristán, Luis Téllez, Alfredo Elías Ayub, Felipe Calderón, Georgina Kessel, Jordy Herrera Flores y Alejandro Kauffman.

Córdoba Montoya y Pedro Aspe Armella fueron considerados hombre todopoderosos en el sexenio de Carlos Salinas.

Jordy Herrera, de Energía Broker, como Felipe Calderón, se deslindó. Dijo: “Creo han mal informado al director (de CFE), yo no he tenido participación con empresa alguna del sector eléctrico”.

“Nunca he trabajado para una empresa del sector energético dentro de su nómina, no soy asesor de ninguna empresa del sector eléctrico, lo que tengo es una empresa donde damos planeación estratégica a empresas, en algunos casos del sector, en algunos casos son de otros sectores”, agregó.

Todos vienen de los sexenios de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón; éste último fue Secretario de Energía con Fox y está directamente señalado. Los acusaron de haber matado a la CFE para beneficiar a empresas privadas. Dijeron que primero beneficiaron a grandes corporativos con contratos “leoninos” y luego se brincaron a trabajar con ellos.

El 16 de diciembre de 2016, SinEmbargo dio a conocer que el ex Secretario de Hacienda Pedro Aspe gana millones de dólares ocultando millones de pesos de los gobiernos estatales.

Evercore Casa de Bolsa reportó a las autoridades estadounidenses que el servicio de asesoría ofrece a los gobiernos de los estados en México es uno sus principales ingresos.

“Nuestros negocios en México obtienen una significativa porción de sus ingresos a través de contratos de consejería con gobiernos estales y locales en México”, expuso Evercore en un reporte entregado a la Securities and Exchange Commission (SEC, sus siglas en inglés).

Entre sus aconsejados, sin embargo, se encuentran mandatarios que han sido señalados como generadores de las más abundantes deudas estatales.

En 2006, por ejemplo, la firma de Aspe realizó un “diagnóstico financiero integral” al Gobierno de Coahuila, entonces a cargo del priísta Humberto Moreira Valdés.

Dos años después, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda, la deuda de esa entidad había aumentado de 420 millones de pesos a mil 831.9 millones en 2008 y, para 2011, era ya de 36 mil 509 millones de pesos y emblema del crecimiento desmedido de los compromisos públicos en un estado.

Otro caso es el de Puebla, donde la firma de Pedro Aspe obtuvo en 2012 la administración de un Fideicomiso que recauda el impuesto sobre la nómina como “fuente de pago de las obligaciones a cargo del estado derivada de proyectos”.

Esto, con base en una modificación previa a la Ley de Deuda Pública de esa entidad que permitió dejar de llamar “deuda” a los “Proyectos de prestación de servicios”.

El resultado: de acuerdo con una investigación de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Puebla apareció este año con la mayor cantidad de pasivos (16 mil millones) no reportados ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que sólo le contaba hasta diciembre una deuda de ocho mil 609 millones al cierre de 2015.

“El endeudamiento no se ha detenido y aún no se conocen las cifras reales completas. Algunos estados han escondido su verdadero endeudamiento”, expuso en su momento el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

De acuerdo con un reporte que Evercore Partners entregó al Gobierno de Estados Unidos, la división de Casa de Bolsa que tiene en México obtuvo 150.2 millones de dólares entre 2014 y 2015.

Las condiciones políticas, agregó en el mismo reporte, son cruciales para la compañía. “Debido a que el Gobierno mexicano ejerce influencia significativa sobre tantos aspectos de la economía mexicana, eventos políticos en México, como cambios en los gobiernos estatales o municipales, pueden resultar en interrupciones de nuestras operaciones de negocios y afectar nuestros ingresos”, dijo el reporte entregado a la SEC.

“Cualquier acción del Gobierno, incluyendo cambios en las regulaciones del sector financiero, podrían tener un impacto adverso en las operaciones de nuestros negocios mexicanos, especialmente en sus activos del manejo de negocios”, agregó.