México

Marcha para pedir justicia por doctora Bety termina en destrozos

12/06/2021 - 12:13 am

Mujeres protestaron este viernes en Progreso de Obregón, Hidalgo, para exigir que se investigue como feminicidio el asesinato de Beatriz Hernández, una médica de 30 años que murió luego de ser detenida por policías. Por este caso, autoridades ya detuvieron a siete oficiales.

Ciudad de México, 11 de junio (SinEmbargo/EFE).– Manifestantes incendiaron la fachada del Ayuntamiento de Progreso de Obregón, Hidalgo, y de la dirección de Seguridad Pública municipal durante las protestas por la muerte de la doctora Beatriz Hernández, registrada cuando estaba bajo custodia de policías de la entidad.

De acuerdo con medios locales, las oficinas de la policía fueron incendiadas con bombas molotov.

El Gobierno municipal de Progreso de Obregón lamentó los daños a sus instalaciones y culpó a la Secretaría de Gobierno estatal por incitarlos, también acusó a grupos “de feministas de fuera”.

“El Gobierno municipal lamenta profundamente los hechos ocurridos el día de hoy en nuestro municipio y que culminaron con la destrucción del patrimonio de los progrésenses, es muy triste ver como lo que con el trabajo de generaciones enteras construyeron es consumido por el fuego y el vandalismo de grupos activistas de nuestro municipios como el que dirige la regidora Raquel Cerón, el grupo del Delegado de Gobernación Narciso Gutiérrez, el grupo del excandidato Daniel Barrera, los extrabajadores del ayuntamiento del expresidente Raúl Meneses, el grupo del Lc. Jonás Olguín y también grupos de feministas de fuera”, expuso la administración municipal en un comunicado.

El Gobierno de Progreso de Obregón también pidió la intervención del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Desde ayer, mujeres y colectivas convocaron a protestar frente a la Presidencia municipal de Hidalgo. En redes sociales usuarias han utilizado el hashtag #JusticiaParaLaDoctoraBety para exigir respuestas de las autoridades.

https://twitter.com/Dexametasona_/status/1403113704665845761?s=20

La Procuraduría General de Justicia de la entidad informó la tarde del viernes que detuvo a siete policías por el asesinato de la médica de 30 años.

En un comunicado, la institución indicó que ejecutó una orden de aprehensión por el delito de feminicidio en contra de los agentes del municipio de Progreso de Obregón en el estado de Hidalgo.

La Procuraduría explicó que la detención de los policías, entre ellos la directora de la corporación, Estefanía Hernández, “derivó de un mandamiento judicial que solicitó la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos de Género ante la autoridad judicial”.

En la notas se apuntó que los imputados fueron ingresados a un Centro de Reinserción Social para posteriormente ser presentados ante el juzgado correspondiente para determinar su situación legal.

EL CASO

Versiones de amigos, familiares, colegas y testigos, citadas por medios locales, acusan que la médica fue víctima de violencia policial cuando se encontraba bajo custodia de los policías municipales luego de ser detenida por un accidente automovilístico ocurrido el martes 9 de junio.

Según testigos, la mujer, quien conducía un auto compacto, se vio involucrada en una colisión junto con otros cuatro vehículos, que no registró heridos graves.

Relataron que debido a que la carambola entre automóviles resultó aparatosa, la médica, quien trabajaba en el Hospital General de la ciudad de Actopan, Hidalgo, bajó de su vehículo para intentar ayudar a las personas afectadas.

Además, señalaron que la mujer asumió su responsabilidad en el choque y había aceptado pagar los daños provocados, pero resultó detenida con violencia por los policías de Progreso Obregón.

En un video que circula en redes sociales se observa como uno de los agentes sujeta a la mujer por el cuello con fuerza.

El jueves, en un comunicado, el Gobierno municipal de Progreso de Obregón relató que la mujer fue ingresada al centro de detención donde fue visitada por su padre con quien discutió y posteriormente “ella decide colgarse de una galera con un pedazo de tela”.

Al ver esta acción, mediante una videocámara, “un policía acudió a su auxilio y posteriormente fue llevada a un hospital de urgencias donde intentaron salvarle la vida y aunque presentaba signos vitales ya no se pudo hacer más por ella”, señaló el boletín.

Tras los hechos, la Procuraduría informó este jueves que abrió una carpeta de investigación por el delito de feminicidio ya que el reporte del hospital al que fue llevada la mujer indicó que “cuando los agentes intentaron que fuera recibida, ella ya no tenía signos vitales”.

El 28 de marzo en el municipio de Tulum, Quintana Roo la migrante salvadoreña Victoria Esperanza Salazar fue asesinada por policías mexicanos.

El feminicidio la mujer causó conmoción e indignación internacional debido a que en el caso se pudo atestiguar la misoginia, xenofobia y racismo de las autoridades mexicanas.

–Con información de EFE.