Nancy y su bebé desaparecieron desde el pasado jueves 6 de septiembre. La joven madre llevó a sus dos hijas mayores a la escuela, pero ya no regresó a su casa ubicada en Jardines de Morelos, en el municipio de Ecatepec, Estado de México.

La familia las ha buscado sin éxito y denuncia que las autoridades mexiquenses les negaron la emisión de la Alerta Amber para la pequeña Valentina porque “no corre peligro inminente” al estar acompañada de su madre.

“Yo le suplico a la gente que nos ayuden a compartir la búsqueda. Si alguien sabe algo de mi hermana se comunique. Hay dos niñas que están desbastadas, no saben de su mamá, están muy mal y asustadas, por lo mismo de la delincuencia. Si alguien sabe donde están  que nos diga donde están”, clama Guadalupe, hermana de la joven madre desaparecida.

Ciudad de México, 12 de septiembre (SinEmbargo).– Nancy Noemí Huitron Solorio, de 28 años, desapareció con su pequeña hija Valentina, de dos meses de edad, luego de dejar a sus otras dos hijas en una primaria ubicada en la colonia Jardines de Morelos en Ecatepec, Estado de México. Hoy, suman seis días en los que no sabe nada de ambas.

El pasado 6 de septiembre, Nancy y sus tres hijas salieron de casa, ella dejó a las dos mayores en la primaria y luego desapareció en el trayecto a su vivienda, un recorrido que se hace a pie en tan 10 minutos aproximadamente.

La joven había acordado ir a comer a la casa de su madre el día que desapareció. Pero no se presentó.

Guadalupe Huitrón, hermana menor de Nancy, explica que una vecina fue quien se percató –por la tarde de ese jueves– que la madre no había regresado a casa cuando vio a las niñas solas en la escuela y las llevó a su vivienda.

“La vecina fue a dejar a mis sobrinas a la casa pensando que tal vez la mamá [Nancy] se había quedado dormida o algo, pero al llegar ella no estaba en la casa”, relata la hermana de la joven madre.

Tras ser alertados de la ausencia, la familia de Nancy y de la pequeña Valentina intentaron hallarlas vía telefónica. No obtuvo éxito: El celular de Nancy no daba tono y su fotografía y el estado de WhatsApp fueron borrados, lo que alarmó a la familia y de inmediato acudieron a interponer la denuncia.

Al momento de la desaparición Noemí vestía pantalón de mezclilla color azul, una blusa color azul y unos tenis negros con rosa.

 

Dos niñas esperan el regreso de su mamá y su hermanita. Las fotografías fueron compartidas y son exhibidas con autorización de la familia.

 

La familia está preocupada. La bebé no tiene Alerta Amber.

La entidad gobernada por Alfredo del Mazo Maza reporta al menos 3 mil 898 desaparecidos del fuero común hasta abril de 2018.

El Registro Nacional de Personas Desaparecidas (RNPED) coloca al Estado de México como la entidad de mayor número de reportes de mujeres desaparecidas a nivel nacional con una cifra de mil 790 casos: mil 779 en el fuero común y 11 en el fuero federal. Al menos 153 de ellas fueron vistas por última vez en Ecatepec.

Tan sólo de enero a abril 2018 se reportaron 395 desapariciones en la entidad mexiquense, de las que al menos 207 son mujeres desaparecidas, 17 de ellas en el municipio en el que desaparecieron Nancy y su bebé.

En los últimos tres años, la desaparición y/o extravío de niñas, adolescentes y mujeres se disparó 227 por ciento en cinco de los municipios más peligrosos de Edomex, de acuerdo al “Diagnóstico sobre Desaparición de Niñas, Adolescentes y Mujeres en el Estado de México”, realizado por la organización I(dh)eas, Litigio Estratégico en Derechos Humanos.

El estudio revela que mientras las cifras oficiales de feminicidios y homicidios dolosos registran un decremento del 27 y 30 por ciento, respectivamente, los casos de personas desaparecidas y/o extraviadas se triplicaron en los municipios de Toluca de Lerdo, Ecatepec de Morelos, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán y Cuautitlán Izcalli.

El “Diagnóstico sobre Desaparición de Niñas, Adolescentes y Mujeres en el Estado de México” establece que los municipios de Ecatepec de Morelos, Nezahualcóyotl y Toluca de Lerdo –tres de los 125 ayuntamientos en la entidad– son los que aglomeran el mayor número de mujeres y niñas desaparecidas, pues cada uno registra más de cien casos en la última década.

Además de que el 43 por ciento de los casos (579 niñas y mujeres desaparecidas en los últimos diez años) están aglomerados en seis municipios: Toluca de Lerdo, Ecatepec de Morelos, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán, Valle de Chalco, Ixtapaluca y Cuautitlán Izcalli.

El pasado 24 de julio, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la violencia contra las mujeres (Conavim) admitió una solicitud promovida por la sociedad civil para declarar una segunda Alerta de Género en el Estado de México, pero en esta ocasión, específicamente por la desaparición de mujeres. La organización I(dh)eas, Litigio Estratégico en Derechos Humanos, junto con el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD) y tres colectivos de familias de desaparecidos solicitaron el 25 de junio la declaratoria.

En el Estado de México ya opera una medida previa por violencia feminicida en 11 municipios, pero la nueva solicitud promovida por la sociedad civil está fundamentada por el alto grado de vulnerabilidad de las mujeres debido a la excesiva persistencia de los casos de desaparición y la ausencia de políticas claras y concretas para investigar y prevenir estos hechos.

El grupo que analizará si procede la medida de emergencia tendrá seis meses para trabajar en el análisis sobre el contexto de la violencia, dar conclusiones, propuestas de prevención de acciones y medidas e implementar para combatir el fenómeno.

“LA BEBÉ NO CORRE PELIGRO”

Guadalupe denuncia que la  actuación de las autoridades mexiquenses “deja mucho que desear”. Explica que le entregaron las fichas físicas de búsqueda de Odisea hasta cuatro días después de la desaparición, “a pesar de que nosotros empezamos a pedirles que por favor, nos ayuden porque va con una menor” y que les negaron la emisión de la Alerta Amber bajo el argumento de que la bebé “no corre peligro inminente” porque iba acompañada de su madre.

“Me dijeron que porque la niña no iba sola, no va sola, y no la arrebataron. Si hubiera sido arrebatada, o en otra condición si hubiera procedido la Alerta Amber, pero como va con su mamá, así tal cual me lo dijeron: ‘No corre peligro inminente’”,acusa.

Guadalupe destaca que no cree que su hermana se haya ido por su propia voluntad, pues no tenía problemas y una muy buena comunicación con la familia.

“Yo le suplico a la gente que nos ayuden a compartir la búsqueda. Si alguien sabe algo de mi hermana se comunique. Hay dos niñas que están desbastadas, no saben de su mamá, están muy mal y asustadas, por lo mismo de la delincuencia. Si alguien sabe donde están que nos diga donde están”, clama.