México

El testimonio de Zambada acorrala a García Luna y además salpica a Fox y a Calderón

13/02/2023 - 9:32 pm

Jesús “El Rey” Zambada habló sobre los sobornos que habría pagado a Genaro García Luna durante los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón. Lo dicho por el hermano de Ismael “El Mayo” Zambada ha completado la narrativa que ha venido construyendo la Fiscalía de EU.

Ciudad de México, 14 de febrero (SinEmbargo).– Jesús Reynaldo Zambada García, “El Rey”, fue uno de los personajes clave para hundir a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera. Este lunes, el hermano de Ismael “El Mayo” Zambada subió al mismo estrado en el que estuvo en noviembre de 2018, pero ahora para relatar cómo pagó sobornos millonarios a Genaro García Luna, el Secretario de Seguridad Pública y mano derecha del Presidente Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) que es enjuiciado en Estados Unidos por sus supuestos vínculos con el narcotráfico, algo que buscan demostrar los fiscales con testimonios como el de hoy.

“El Rey” Zambada volvió a narrar —como lo hizo en el juicio de “El Chapo”— cómo dio alrededor de cinco millones de dólares a cambio de protección al final del Gobierno de Vicente Fox y al inicio del de Felipe Calderón, pagados a García Luna en el restaurante Champs-Élysées, de la Ciudad de México. Este lugar ya había sido mencionado en el juicio; el agente de la DEA, Miguel Madriga, dijo que esta agencia ya tenía información sobre cómo “​​altos funcionarios recibían ahí sobornos de los carteles”.

En su testimonio, Zambada indicó que primero pagó tres millones de dólares a García Luna y en una segunda ocasión los restantes dos millones de dólares. Explicó además que los encuentros se organizaron a finales de 2006 y que eran coordinados por el abogado Óscar Paredes, quien fungía como enlace entre el Cártel de Sinaloa y García Luna. Paredes fue asesinado el 20 de agosto de 2010  en el bar Bengala, ubicado en la calle de Sonora, en la colonia Roma.

Genaro García Luna fue Secretario de Seguridad Pública federal durante el sexenio de Felipe Calderón. Foto: Moisés Pablo Nava, Cuartoscuro

Pero también expuso el nivel de complicidad que existía entre el crimen organizado y los gobiernos de Fox y Calderón. Reveló que sólo por infiltrar a uno de sus hombres en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO, antes SIEDO) llegó a pagar 350 mil dólares. Este fue el caso de Édgar Bayardo, un comandante de la Policía Federal, quien según relató en días pasados el agente Madrigal, fue visto en reuniones con Jesús Zambada, quien confirmó que a cambio de pagos mensuales de 350 mil dólares, el elemento policiaco le pasaría información. Bayardo, ya convertido después en testigo protegido, fue asesinado en diciembre de 2009 en la  colonia Del Valle de la Ciudad de México.

Jesús Reynaldo Zambada García fue detenido en octubre de 2008 por agentes federales –entre los cuales habría infiltrados del Cártel de los Beltrán Leyva–, según sostuvo Sergio Villarreal Barragán, el primer testigo que acusó al exsecretario de recibir sobornos del Cártel de Sinaloa. La detención del hermano del “Mayo” ya había sido comentada en el juicio, cuando Harold Mauricio Póveda Ortega, un capo colombiano mejor conocido como “El Conejo”, reveló haberle dado 300 mil dólares al narcotraficante Arturo Beltrán Leyva para que pagara a “varios medios mexicanos” y difundieran la noticia de la detención de “El Rey” Zambada para que no fuera cambiado.

En ese sentido, el testimonio de este lunes fue consistente con lo que han venido acusando los otros testigos cooperantes que se han presentado a declarar contra García Luna, el hombre a quien Felipe Calderón encargó parte de su estrategia para combatir a los cárteles de la droga, organizaciones criminales de las que, según lo expuesto estas semanas, le habrían pagado por protección para poder llevar a cabo sus actividades delictivas.

Durante la audiencia de este lunes en la Corte del Este de Nueva York, Zambada ha estado “conectando-cerrando” cada uno de los puntos declarados por otros testigos, como los pagos a García Luna, la guerra entre cárteles o la protección a los mismos desde el Gobierno de Vicente Fox. Foto: Archivo, Cuartoscuro.

Durante el juicio a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, “El Rey” Zambada García fue el primero en afirmar haber dado millones de dólares a García Luna. En noviembre de 2018 —un año antes de que García Luna fuera detenido— relató que el Cártel de Sinaloa reunió un fondo de 50 millones de dólares para sobornar a García Luna; que él personalmente le dio tres millones de dólares “en un maletín” porque quería asegurarse de que un comandante que simpatizaba con su hermano, ‘El Mayo’ Zambada, estuviera a cargo de la policía en Culiacán.

Este día dio más detalles sobre los pagos que él hizo a García Luna. Explicó que el primer pago se dio al final del sexenio de Vicente Fox Quesada, cuando Genaro García Luna era el jefe de la ahora extinta Agencia Federal de Investigación (AFI). “Tengo la posibilidad de tener una reunión con Genaro García Luna. Fuentes fidedignas y reales me dicen que él va a ser el Secretario de Seguridad Pública”, le contó por esas fechas al capo Óscar Paredes, abogado del Cártel de Sinaloa, relató el periodista Elías Camhaji para El País.

Fue así que se ideó todo para un primer encuentro al que acudirían Óscar Paredes y García en el restaurante Champs-Élysées, a donde Zambada llegó para vigilar el encuentro a la distancia. En esa reunión, según lo que testificó, Paredes le contó que García Luna ya tenía un compromiso con los hermanos Beltrán Leyva, organización a la que pertenecía “El Grande”, quien ha relatado en el juicio los vínculos entre el “súper policía” y Arturo Beltrán Leyva, quien incluso llegó a secuestrar al Secretario de Seguridad por el supuesto incumplimiento de acuerdos.

Jesús Reynaldo Zambada García, hermano de “El Mayo” Zambada, en octubre de 2008. Foto: Julieta mora, Cuartoscuro

La segunda reunión fue en el mismo restaurante. En esa ocasión Zambada subió al segundo piso del restaurante a petición del abogado Óscar Paredes cuando fue sorprendido por la presencia de García Luna. Explicó que él prefería tener un perfil bajo y por eso había evitado estar presente en ese tipo de negociaciones.

Jesús Zambada también habló sobre las distintas formas en las que el Cártel de Sinaloa introducía cocaína al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Para ello, indicó, tenían sobornadas a autoridades de la entonces Procuraduría General de la República, de la Agencia Federal de Investigación, de  Aduanas, de Capufe, entre otras. Asimismo, detalló que entre 2000 y 2008, en los Gobierno de Fox y Calderón, él fue el encargado de coordinar dichas operaciones para el cártel por medio de tres modalidades: la primera a través de maletas en aviones comerciales; la segunda a través de “carga seca” dentro de aviones de carga, y la tercera por medio de supuestos “vuelos charter” o privados que generalmente provenían de Venezuela con todas las formalidades y plan de vuelo.

“El Rey” Zambada dijo que personalmente enviaba pagos de 250 mil dólares mensuales a varios comandantes de la Policía Federal cercanos a García Luna para asegurar que estas operaciones continuaran. Entre los supuestos sobornados mencionó a Luis Cardenas Palomino, Facundo Rosas, Ramon Pequeño García y Edgar Bayardo, todos ellos considerados “súper policías” en los gobiernos de Fox y Calderón.

En agosto pasado, se dio a conocer cómo García Luna nombró a Jesús “El Rey” Zambada en una conversación que sostuvo con otro reo y en la cual se planteó manipular y asesinar a testigos. Los fiscales habían pedido introducir estas pláticas como pruebas, algo que no ocurrió debido a que el Juez Brian Cogan pidió considerar si esta evidencia realmente era necesaria.

Mientras García Luna se ha reservado su derecho a testificar, se prevé que mañana continúa con el testimonio de Jesús Zambada, uno de los principales testigos que han hablado en este juicio que está próximo a terminar.

Obed Rosas
Es licenciado en Comunicación y Periodismo por la FES Aragón de la UNAM. Estudió, además, Lengua y Literatura Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video