El Departamento de Estado norteamericano señaló que la administración de Andrés Manuel López Obrador genera preocupación al socavar las “reglas del juego”, particularmente en el sector energético; además de que una preocupación importante entre los inversionistas es la complicidad del Gobierno y funcionarios con criminales.

Ciudad de México, 13 de julio (SinEmbargo).- La inseguridad, la corrupción y el debilitamiento de órganos autónomos cómo la Comisión Reguladora de Energía (CRE), la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) han mermado la confianza de inversionistas estadounidenses para traer su capital a nuestro país, alertó el Gobierno de Estados Unidos.

En su más reciente informe acerca del clima de inversión actual en México, el Departamento de Estado norteamericano señaló que la administración de Andrés Manuel López Obrador genera preocupación al socavar las “reglas del juego”, particularmente en el sector energético, al debilitar la autonomía política de COFECE, CNH y CRE.

Dicho reporte menciona que los despidos derivados de los recortes a dependencias gubernamentales han mermado la capacidad de las mismas para realizar sus labores, un elemento clave en las decisiones de inversión.

También fue cuestionado el nombramiento de cuatro de los siete comisionados de la Comisión Reguladora de Energía, asignados a pesar de las objeciones del Senado de la República, quienes rechazaron a los nominados en dos ocasiones, en parte debido a la preocupación de que sus nombramientos erosionarían la autonomía política del órgano.

El informe destacó el hecho de que gran parte de las instituciones financieras, entre ellas el Banco de México, han revisado a la baja las expectativas de crecimiento del Producto Interno bruto (PIB) a 1.6 por ciento, sumado a que las principales calificadoras han rebajado o puesto en perspectiva negativa las calificaciones soberanas y de algunas instituciones.

“Las políticas, programas y comunicaciones conflictivas de la nueva administración han contribuido a la incertidumbre, especialmente relacionadas con las reformas del sector energético y la salud financiera de Pemex”, señala.

Respecto a la corrupción, el informe resalta que una preocupación importante entre los inversionistas es la complicidad del Gobierno mexicano y los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley con criminales, situación que plantea serios desafíos para el estado de derecho en nuestro país.

Destacó que algunas de las situaciones de corrupción más comunes en nuestro país involucran a funcionarios del Gobierno que roban de las arcas públicas o exigen sobornos a cambio de otorgar contratos públicos.