Tras 499 años de la caída de Tenochtitlan, Matos Moctezuma comentó que Cortés buscó dominar el lago que rodeaba a esta ciudad además de bloquear los caminos y cortar el acceso al agua potable a los mexicas.

México, 13 de agosto (EFE).- Un bloqueo marítimo y cortar el suministro de agua potable fueron las tácticas del conquistador español Hernán Cortés para sitiar a México-Tenochtitlan, la capital del imperio mexica caída el 13 de agosto de 1521, explicó a Efe el arqueólogo mexicano Eduardo Matos Moctezuma.

Tras 499 años de la caída de Tenochtitlan, Matos Moctezuma comentó que Cortés buscó dominar el lago que rodeaba a esta ciudad además de bloquear los caminos y cortar el acceso al agua potable a los mexicas.

“Cortés manda a hacer los bergantines, manda a traer los aparejos de los barcos que había encallado, nunca los quemó, eso es un mito”, aseguró Matos Moctezuma, miembro honorario del Archeological Institute of America.

Estos bergantines, comandados por Cortés mismo, permitieron a los españoles dominar el lago sobre las miles de canoas con las que atacaban los mexicas, afirmó el arqueólogo.

Un bloqueo marítimo y cortar el suministro de agua potable fueron las tácticas del conquistador español Hernán Cortés. Foto: Maritza Ríos, Cuartoscuro

Comienza así un “asedio tremendo” que duró 75 días hasta la caída el 13 de agosto de la capital del imperio mexica o azteca de Tenochtitlan a manos de los españoles.

Matos Moctezuma señaló además otros factores que causaron la derrota mexica, desde los psicológicos y políticos hasta los militares y económicos, como los tributos que se imponían a los pueblos dominados.

“Los tributos que Tenochtitlan imponía causaban un rencor fuerte (de los pueblos dominados) en contra de los mexicas, lo que los llevó a apoyar a los españoles”, dijo el experto.

Los mexicas se quedaron solos en una situación tremenda “por la falta de víveres y de agua para beber; a eso le agregamos la epidemia de viruela: estamos ante un panorama realmente desolador”, indicó.

“El final ya lo sabemos”, el 13 de agosto de 1521, Tenochtitlan y Tlatelolco, su último reducto, caen en poder de Hernán Cortés, explicó el arqueólogo.

CUAUHTÉMOC, EL ÚLTIMO TLATOANI

La derrota del imperio azteca se consuma con la captura del emperador Cuauhtémoc cuando pretendía burlar el cerco español en una canoa.

Cuauhtémoc “se da cuenta que la situación se torna muy difícil, que ya no va a poder contener el ataque español e indígena y toma una canoa; va huyendo hacia tierra firme y es detenido por el soldado García Holguín, quien lo lleva ante el capitán español”, expresó el arqueólogo.

La derrota del imperio azteca se consuma con la captura del emperador Cuauhtémoc cuando pretendía burlar el cerco español en una canoa. Foto: Maritza Ríos, Cuartoscuro

Ante Cortés, Cuauhtémoc pronuncia las históricas palabras: “Señor Malinche, ya he hecho lo posible en defensa de mi ciudad y de mis gentes, por lo tanto estoy aquí ante tu fuerza y poder y por lo tanto toma el puñal que tienes en el cinto y mátame luego con él”.

El arqueólogo afirmó que las palabras de Cuauhtémoc llegaron a Cortés con un significado diferente por la traducción de la Malinche del náhuatl al maya y de Jerónimo de Aguilar, quien las tradujo al español a Cortés.

LA CIUDAD DE MÉXICO

Sobre Tenochtitlan se construyó la nueva ciudad novohispana en lo que el especialista explicó como un intento político “muy interesante” por el simbolismo del lugar.

Cortés “implanta ahí la nueva ciudad para continuar con la imagen de ese lugar estaba dando a otros pueblos”, aseguró.

Matos Moctezuma destacó que con el paso del tiempo, la arqueología ha ido encontrando vestigios de la capital mexica, como sucedió en 1978 con el hallazgo del Templo Mayor, que ha sido excavado durante más de 40 años en un proyecto que él mismo coordina.

“Hemos excavado lo que es el corazón de Tenochtitlan, con otros templos aledaños, todo ese recinto, esa gran plaza sagrada donde había hasta 78 edificios, según Fray Bernardino de Sahagún, autor del libro Historia general de las cosas de la Nueva España“.

“La realidad es que la actual ciudad está encima de la ciudad tenochca”, agregó.