Hoy se cumple justo un mes de que la primera Caravana de Migrantes salió de San Pedro Sula, Honduras, con rumbo a Estados Unidos. A partir de ese momento comenzó el éxodo masivo de centroamericanos, donde también se han sumado, principalmente, salvadoreños y en una menor medida, guatemaltecos, que actualmente se encuentran en diversos puntos de México.

Los migrantes avanzan en varias caravanas, al menos cuatro, por cinco estados. La primera de ellas, donde aún se concentran unos 4 mil centroamericanos, camina este martes de Guadalajara a Nayarit.

Ciudad de México, 13 de noviembre (SinEmbargo).- El Gobierno de Jalisco engañó y abandonó a su suerte a cerca de mil migrantes de la caravana –incluidos mujeres y niños – pues incumplió el acuerdo de transportarlos en camiones hasta los límites del estado con Nayarit. Policías estatales obligaron a los viajeros a bajar de los autobuses unos 70 kilómetros antes de lo prometido y en una zona controlada por el crimen organizado, denunciaron hoy integrantes de la Caravana Migrante.

La antropóloga Margarita Nuñez, quien acompaña a la Caravana Migrante desde Guatemala y que ayer llegó a Jalisco, informó a SinEmbargo que la Comisión de Éxodo de la Caravana sostuvo por la noche una reunión con el Secretario General de Jalisco, Roberto López Lara, en la cual se acordó que el Gobierno proporcionaría autobuses para llevar a los migrantes desde el albergue hasta los límites del estado de Jalisco con Nayarit.

La Caravana Migrante pasó la noche del lunes en un albergue de Guadalajara. Foto: Cuartoscuro

“Las autoridades, lo que nos dijeron es que ellos no tenían condiciones para que nos quedáramos otro día en Guadalajara, porque viene más gente atrás, que llegará en el transcurso de hoy”, explicó la entrevistada.

En la misma reunión, el Gobierno de Nayarit señaló que no tenía condiciones para albergar a la Caravana, “por las circunstancias del Estado debido al huracán”, dijo en entrevista.

Sin embargo, el Gobierno también prometió esperar a los migrantes con comida y agua, así como poner autobuses para mover a los migrantes a Sinaloa.

“Entonces la logística se acordó así: salir en la mañana en los autobuses desde desde el albergue hasta los límites de Jalisco con Nayarit, y de ahí iban a hacer aproximadamente 30 kilómetros que íbamos a caminar hasta Ixtlán, y en Ixtlán se instalará un retén militar del gobierno del estado de Nayarit para dar agua, y ahí iban a los camiones que los iban a dejar hasta Sinaloa”, explicó.

Los migrantes que pernoctaron en Jalisco avanzaron hoy hacia Nayarit. Foto: Cuartoscuro

Por la madrugada partieron cerca de 25 camiones con alrededor de mil migrantes desde el albergue de Guadalajara. Los viajeros pensaron que los llevarían hasta el lugar que acordaron. Pero no fue así: los camiones los dejaron en la Caseta El Arenal, unos 70 kilómetros antes de lo que se acordó en la reunión.

“Nos dejaron en la salida de Guadalajara y en vez de ser 30 kilómetros los que íbamos a caminar para llegar a Ixtlán, son 100 kilómetros los que tenemos que avanzar”.

Al llegar a a caseta de El Arenal, los migrantes no querían bajar de los camiones puesto que no se estaba cumpliendo con el acuerdo. Pero el Gobierno envió a elementos de la Policías estatal para obligar a los migrantes de los camiones, de acuerdo a la denuncia realizada.

“Llegó Policía Estatal, bajó a la gente, y la gente ya sobre la carretera lo que hace ahora es subirse a los aventasen para tratar como pueden de seguir su camino. […] Estamos en un territorio controlado por el crimen organizado tanto de Jalisco como Nayarit, son puntos complicados para la ruta de las personas migrantes y pues lo que va a pasar ahorita es que la gente toma aventones y se van a dispersar desde Guadalajara hasta Sinaloa”.

Margarita Nuñez añadió que para estos migrantes hay otra presión: “se está diciendo que ya la gente que llegue a Sinaloa ya la van a mover a Sonora. Entonces, claramente no todos van a avanzar al mismo ritmo y conforme van llegando a varios puntos y los van a ir moviendo y la gente va a quedar dispersa en cuatro estados que son más de 800 kilómetros y pues vienen un montón de mujeres niños”.

Los migrantes también denunciaron la situación en un comunicado:

Los choferes de los autobuses aseguraron que el Gobierno Estatal les giró la instrucción de dejar a los migrantes en la caseta El Arenal, porque ya no les iban a pagar las demás casetas ni la gasolina desde la salida de Guadalajara a los límites del estado, según explicó Nuñez.

“Entonces al final de cuentas los choferes de los autobuses estaban en la misma situación que nosotros, con información diferente y con la instrucción de llegar hasta aquí y ni siquiera pagados”, detalló.

Además de eso, miles de migrantes quedaron a la espera de los camiones en el albergue, “esa parte de la caravana ya salió caminando desde el lugar porque ya no llegaron los autobuses. Ayer, el albergue, eran 4 mil 200 personas las que había”, dijo.

Nuñez considera que probablemente habrá migrantes que decidan quedarse más tiempo, “porque están muy cansados, y si pensaban en moverse es porque estaba la opción de los autobuses , pero no están en condiciones de caminar. Aunque es muy posible que no se quedan en dónde están [albergue] porque lo que dijo la Policía es que ya iban a cerrar la ayuda y ya no iban a recibir a más gente en [Guadalajara]”.

Ayer, la segunda caravana de migrantes arribó a la Ciudad de México. Foto: Cuartoscuro

MÁS DE 9 MIL MIGRANTES EN MÉXICO

Hoy se cumple justo un mes de que la primera Caravana de Migrantes salió de San Pedro Sula, Honduras, con rumbo a Estados Unidos. A partir de ese momento comenzó el éxodo masivo de centroamericanos, donde también se han sumado, principalmente, salvadoreños y en una menor medida, guatemaltecos, que actualmente se encuentran en diversos puntos de México.

Todas las caravanas continúan su paso, todas avanzan en algún grado fragmentadas; en algunos puntos reciben apoyo de los gobierno estatales y municipales, y sobre todo avanzan con la ayuda de organizaciones, activistas y la sociedad civil.

En la CdMx los migrantes son recibidos en un albergue en la Alcaldía de Iztacalco. Foto: Cuartoscuro

De acuerdo con la agencia EFE detalló que es difícil calcular el número de migrantes centroamericanos que se mueven por territorio mexicano, aunque la mayoría de los cálculos apuntan a que son más de nueve mil.

Los migrantes avanzan en varias caravanas, al menos cuatro, por cinco estados. La primera de ellas, donde aún se concentran unos 4 mil centroamericanos, camina este martes de Guadalajara a Nayarit.

Otros mil 200 migrantes de una segunda Caravana, en su mayoría hondureños, pasaron la noche del lunes en la Ciudad de México, en el albergue instalado en la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca, en la Alcaldía de Iztacalco.

Una tercera Caravana, de unos 2 mil migrantes de El Salvador, salieron de Sayula, en Veracruz, hacia San Juan de los Lagos, en Puebla.

Mientras un cuarto grupo, integrado también por salvadoreños, se ha dividido entre los estados de Oaxaca y Veracruz. El padre y activista, Alejandro Solalinde, informó que aquí viajan unos mil 800 migrantes.

“Estamos con la cuarta etapa del éxodo migratorio mil 800 migrantes, la mayoría salvadoreños: niños, mujeres, familias, adultos mayores, personas discapacitadas. Necesitamos moverlos, de Rodríguez Clara, Veracruz, a la Ciudad de México. Por cada autobús son 18 mil pesos ¿Pueden apoyarnos?”, escribió.

Una avanzada, formada por un centenar de miembros de la comunidad de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT), ya está en Tijuana y planea solicitar asilo a las autoridades estadounidenses en los próximos días.