Gerardo López Becerra, presidente de la Concanape. Foto: Cuartoscuro

Gerardo López Becerra, presidente de la Conacope. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 15 de octubre (SinEmbargo).– La Reforma Hacendaria que impulsa en la Cámara de Diputados el dueto del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD) “disfraza” los impuestos para alimentos y afectará a las clases populares y a los microempresarios, dijo Gerardo López Becerra, Presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope).

El representante de los pequeños empresarios indicó que se hicieron llegar más de 300 solicitudes de entrevista a San Lázaro para tratar la reducción de 100 a 41% de deducibilidad de la prestación de vales despensa que la iniciativa prevé, sin ningún resultado, principalmente de la bancada perredista.

“Nosotros pensamos que el PRD nos podría apoyar a poner sobre la mesa la revisión de algunas de las propuestas que impactan de manera directa a la clase popular, hay un acuerdo anunciado PRI-PRD para impulsar la reforma como está y eso nos ha sorprendido. Uno pensaría que por ser un partido de izquierda trataría de que no se afectara a las clases populares”, dijo el empresario.

La iniciativa además de reducir la deducibilidad, condiciona la prestación a monederos electrónicos autorizados por el Sistema de Administración Tributaria (SAT) y deja fuera a los los vales despensa que se emiten en papel.

La medida golpeará a la clase trabajadora, pues muchos patrones dejarán de brindar la prestación al reducirse su deducibilidad y los pequeños comercios de abarrotes que no cuentan con una terminal bancaria verán reducidos sus ingresos hasta en 30%.

“La Cámara tiene la percepción de que hay un impuesto a ciertos alimentos, pero de manera disfrazada, por ejemplo: con los vales despensa se adquieren alimentos; quitarles el apoyo fiscal que tienen los que se emiten en papel es impactar en su adquisición , cuando lo que tenemos que hacer es promover los mecanismos, las herramientas para promover que más número llegue a casa, luego tenemos el impuesto al refresco que sí afectará a las clases populares que queramos o no, lo consumen y el que se impondrá al alimento de las mascotas”, dijo.

Para Gerardo López, el gobierno priista del Presidente Enrique Peña Nieto, debería ser congruente con la Cruzada Nacional contra el Hambre.

“La Cruzada tendría que facilitar los mecanismos para que las familias de manera natural, vía productividad, vía trabajo, vía gasto y ahorro, pudieran adquirir sus alimentos, porque lo otro es generar políticas asistencialistas. Este tema de los vales impactará, porque ahorita los puedes canjear para alimentos, los electrónicos por otras cosas”.

El representante empresarial indicó que contrario a los que los legisladores aseguran, la reforma hacendaria hará que paguen más impuestos los que ya pagan y golpeará a las clases populares.

“Es una falsedad, es una inexactitud que esta reforma busque cargarle a los que más ganan. Es una reforma recaudatoria, donde se está cargando de impuestos a los que ya pagan y tengo razones para decírtelo: en la propuesta no existe la incorporación del comercio informal al pago de impuestos, es solo el incremento de tasas impositivas”, dijo.

El Presidente de Canacope detalló que seis de cada 10 pequeños abarrotes en el país están en un esquema de “subsistencia” y que con el condicionamiento de los vales despensa a monederos electrónicos, el gobierno abona a que desaparezcan.

“Sólo uno de cada 10 comercios tienen una terminal bancaria, el gran beneficiario de esta iniciativa son las grandes tiendas de autoservicio. Los legisladores tienen oídos de artilleros, no están sensibles a la problemática y a la afectación del aparato productivo”, dijo.

EMPRESARIOS BUSCARÁN AMPARO

Si la Reforma Hacendaria pasa como está, los pequeños empresarios podrían ampararse, pues los abarroteros se verán severamente afectados.

La compra de alimentos con vales despensa representa entre 25 y 30% de las ventas de las tiendas de abarrotes en México y beneficia a 24 millones de trabajadores.

De acuerdo con Marco Antonio Martínez, Director General de la Asociación de Sociedades Emisoras de Vales (Aseval), el monto promedio que se otorga en vales despensa es el país es de 700 pesos mensuales.

“Esta ayuda para la despensa es muy apreciado por las amas de casa, porque es un recurso seguro que llega para los alimentos, pues el dinero en efectivo a veces se queda en el camino y con las nuevas disposiciones, los vales despensa de papel quedarán fuera”, detalló.

Martínez explicó que la penetración de Terminales Punto de Venta (TPV) en el país en 2009 era de 4.1 terminales por cada mil habitantes.

“Con este cambio se condicionará la adquisición de alimentos a las tiendas que cuenten con esta tecnología. Hay gente que vive en la sierra o en lugares inaccesibles que también cambian vales. Ahora se verán obligados a trasladarse grandes distancias para encontrar una terminal, suponiendo que su patrón les deja la prestación”, dijo.

La Conacope plantó que la Reforma Hacendaria debe ser replanteada y contemplar una migración ordenada de vales de papel a operaciones electrónicas en un periodo de 12 a 18 meses.

“O en su defecto permitir que el mercado cambie de forma natural y de acuerdo con las condiciones particulares de cada región, dando tiempo al comercio en pequeño establecido, a que cuente con un porcentaje cercano a 100% de Terminales de Punto de Venta que garantice su cobertura a la población”.

PRD ESPERA PASE LA REFORMA

El Presidente Nacional del PRD dijo que la Reforma Hacendaria que se discute es de carácter progresivo y que espera que se apruebe en Cámara de Diputados antes del plazo constitucional del 20 de octubre.

“Ayer se dio un paso muy importante en su discusión, al votarse en la Comisión de Hacienda varias de las iniciativas de ley de manera unánime, tras las modificaciones del IVA [Impuesto al Valor Agregado] a colegiaturas en escuelas privadas y el ISR [Impuesto Sobre la Renta] a casas habitación e hipotecas. Yo creo que las cosas van caminando bien”, dijo.

Para el dirigente perredista las aristas más “filosas” de la iniciativa como el impuesto a colegiaturas y a la renta de casa habitación, ya quedaron resueltas.

“Esperamos que en el Senado tenga un respaldo mayoritario como en la Cámara de Diputados, habrá que preguntarse qué va hacer el PAN [Partido Acción Nacional ] ayer ya votó, vamos a ver si van a votar en lo general a favor, ya que están diciendo que varias de las cosas que ellos han cuestionado se han eliminado”, dijo Zambrano.