Fuentes cercanas al líder petrolero, citadas por el Reforma, señalaron que Carlos Romero Deschamps ya informó al Gobierno Federal sobre su salida del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM); por su parte, la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a no interferir en la designación de su sucesor.

Ciudad de México, 15 de octubre (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que hay denuncias presentadas en la Fiscalía General de la República (FGR) contra Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato de Petróleos Mexicanos (Pemex) desde hace 26 años, y que será investigado. Pero dijo que si decidió irse es su decisión. “No es una negociación. Si él quiere dejar el cargo para enfrentar su asunto, como lo hizo el Ministro [Eduardo] Medina Mora, igual”.

Romero Deschamps planea dejar su cargo como secretario general en los próximos días a pesar de que su periodo concluye hasta 2024, de acuerdo con información revelada por Reforma.

“En este caso, hay denuncias presentadas ante la Fiscalía”, resaltó López Obrador. “Recordar que todo lo que nos llega se tramita, se le da curso, y hay denuncias en la Fiscalía General de la República. Si él toma la decisión de dejar el sindicato para atender estos asuntos está en su derecho, nosotros no nos vamos a meter. Eso también es un cambio”, indicó el Mandatario.

“Poner al sustituto, eso lo tienen que resolver en el sindicato y él sabrá como responder a las denuncias presentadas sin que haya presunción, sino con apego a la legalidad, a los elementos de prueba que existan en el caso de que él sea responsable de algún delito, pero él va a resolverlo. No vamos nosotros a quitar a un dirigente para poner a otro, eso no nos corresponde, ese es un asunto que deben resolver los trabajadores”, agregó. “Nosotros no podemos actuar de esa manera, no es una negociación. Si él quiere dejar el cargo para enfrentar su asunto, como lo hizo el Ministro Medina Mora, igual”.

Desde 1993 Romero Deschamps está al frente del sindicato de Pemex. Foto: Cuartoscuro.

“Yo pienso que el que tiene una denuncia de este tipo, y al mismo tiempo está a cargo de un sindicato, o es un servidor público, lo mejor es no involucrar a las instituciones, que se asuma de manera personal y que se resuelva, y que nosotros no estemos imponiendo a quien deba quedar”, dijo. “Hay ahora un nuevo marco legal en lo laboral que establece procedimientos democráticos en la elección de dirigentes, que haya voto libre, secreto, directo de los trabajadores para elegir a sus representantes, entonces vamos a esperar a ver qué sucede sobre este caso”, señaló.

Según fuentes cercanas al líder petrolero, citadas por el diario Reforma, Romero Deschamps ya informó al Gobierno Federal sobre su salida del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM); por su parte, la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a no interferir en la designación de su sucesor.

Aparentemente, el también ex Legislador planea dimitir a su cargo como secretario general del sindicato a pesar de que en diciembre de 2017 fue elegido para encabezar la organización petrolera durante otro periodo, el cual concluiría hasta 2024.

Carlos Romero Deschamps ocupa la dirigencia del sindicato petrolero desde 1993, hace ya 26 años, puesto al que llegó como sucesor de Sebastián Guzmán, quien a su vez ocupó el cargo después de la deposición de Joaquín Hernández Galicia, alias “La Quina” en 1989.

Además de haber sido secretario general del STPRM, Romero Deschamps se desempeñó como legislador en cinco ocasiones, siempre por la vía plurinominal; tres de ellas fue Diputado federal y otras dos Senador.

Uno de los casos más controvertidos en los que se ha visto involucrado el líder petrolero fue el llamado “Pemexgate”, cuando la administración de Vicente Fox lo acusó de haber desviado mil 100 millones de pesos del sindicato petrolero para la campaña del priista Francisco Labastida en el año 2000.

Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato de los petroleros, durante un evento en la refinería de Tula, Hidalgo. Foto: Cuartoscuro

MORENA DEFIENDE A ROMERO DESCHAMPS

Carlos Antonio Romero Deschamps sigue gozando de la protección del poder en la era de la Cuarta Transformación, aseguran petroleros disidentes del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM). Acusan que los diputados, en su mayoría de Morena, llegaron a un arreglo con el líder petrolero para evitar un juicio político en su contra, un recurso legal sustentado y que pasaron por alto.

“¿Por qué no se consultó, consensó y se consideró esa herramienta como un recurso inmediato para inhabilitar a Carlos Romero Deschamps a partir del uno de diciembre de 2018, cuando toda la pelotera de la Cuarta Transformación ya estaba gobernando?”, cuestionó el grupo disidente “Innovación Sindical” de la sección 10 del STPRM en Minatitlán, Veracruz, a través de una misiva dirigida al Presidente Andrés Manuel López Obrador y a los titulares de Petróleos Mexicanos (Pemex), Secretaría del Trabajo y la Función Pública.

DENUNCIA MEDIOS 2019 OK (1)

 

Víctor Manuel Jacobo Domínguez, trabajador petrolero del grupo disidente, señaló que los diputados de las comisiones de Gobernación y de Justicia de la Cámara de Diputados eran las encargadas de revisar el tema del juicio político contra Romero Deschamps y no mostraron ningún interés por hacerlo.

Para los petroleros, hay una omisión por parte de los diputados porque la solicitud para enjuiciar a Romero Deschamps se interpuso desde que éste se desempeñaba como Senador por el PRI (1 de septiembre de 2012 al 31 de agosto de 2018) y trabajadores petroleros adscritos a la Sección Número 10 de la ciudad de Minatitlán, Veracruz, lo ratificaron en octubre de 2018 ante la Cámara de Diputados.

Desde principios de agosto, el grupo disidente “Innovación Sindical” urgió a la Cámara de Diputados tramitar la petición pendiente de juicio político contra el Secretario General Carlos Romero Deschamps, la cual podría inhabilitarlo del servicio público desde un año hasta veinte años. Sin embargo, el plazo venció el 31 de agosto y los legisladores no procedieron.

Los petroleros acusan que Romero Deschamps no podía ser Senador porque se encontraba impedido para ausentarse de su encargo como trabajador por estar comisionado por la cláusula 251 del Contrato Colectivo de Trabajo vigente entre Pemex y el STPRM.

Al ocupar el cargo como Senador y al mismo tiempo dirigir el sindicato de Pemex, Romero Deschamps percibió doble salario, lo que también es ilegal, según las cláusulas del sindicato petrolero:

“El ilícito de la doble percepción salarial que se le encausa, está administrativamente sustentado por Petróleos Mexicanos, bajo el oficio No. SRHRL-GRL-938 2014 del día 3 de junio de 2014”.