Durante un enfrentamiento en Tepochica, Guerrero, 14 civiles armados y un elemento de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) perdieron la vida. Los hechos violentos ocurren un día después de que 13 policías fueran asesinados en Michoacán. 

Ciudad de México, 15 de octubre (SinEmbargo/AP).– Un militar y otras 14 personas murieron el lunes durante un enfrentamiento entre elementos del ejército y un comando armado en el estado de Guerrero, informaron autoridades estatales.

El ataque tuvo lugar en la comunidad de Tepochica, municipio localizado aproximadamente a 5 kilómetros de Iguala, ciudad en donde hace cinco años desaparecieron 43 estudiantes de magisterio y cuyo destino aún se desconoce, informó el portavoz de Seguridad del Estado, Roberto Álvarez, en un comunicado.

El grupo de hombres armados llegó a una dependencia de seguridad de Tepochica y, al notar la presencia de militares, “iniciaron una agresión de frente a los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional”, señaló el comunicado.

El choque ocurrió a las 5:15 de la tarde en Tepochica, cerca del panteón de la comunidad y el centro de salud, a 500 metros de la carretera México-Acapulco, en la salida hacia Chilpancingo.

En el lugar se aseguraron armas de alto poder y tres vehículos con reporte de robo, en que se trasladaban los civiles armados.

Guerrero es un estado con altos índices de violencia vinculada al crimen organizado y el ejército ha sido objeto de ataques en varias ocasiones. El más reciente ocurrió a finales de septiembre, cuando individuos armados emboscaron a militares en una zona montañosa dedicada al cultivo de amapola y tres elementos perdieron la vida..

Imágenes que circulan en redes sociales muestran los cuerpos de civiles y vehículos cubiertos de balas en Tepochica, Guerrero:

ADVERTENCIA: IMAGEN FUERTE 

14 agresores perdieron la vida. Foto: Especial.

MICHOACÁN 

Sujetos armados emboscaron la mañana del lunes a policías en el municipio de Aguililla, Michoacán, hecho que dejó un saldo de 13 uniformados muertos, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la entidad.

“Los agentes policiales se encontraban en la localidad de El Aguaje, cuando civiles armados dispararon en su contra; hasta el momento se tiene confirmada la pérdida de la vida de 13 elementos, además 3 resultaron heridos”, publicó la dependencia a través de su cuenta de Twitter.

De acuerdo con los primeros reportes, las autoridades fueron atacadas por presuntos integrantes de un grupo criminal mientras se encontraban cumplimentando un mandato judicial. Los agresores dejaron mensajes en cartulinas sobre algunos de los vehículos oficiales, en las que se leía “ATT: CJNG”, siglas del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Después de darse a conocer el reporte de los hechos, las autoridades reforzaron las labores de prevención y vigilancia en Aguililla.

“Lamentamos la agresión a elementos de la Policía Michoacán que cumplimentaban un mandato judicial en el municipio de Aguililla. En este momento se llevan acabo las actuaciones de ley para dar con los responsables”, detalló previamente la SSP.

Minutos antes de las 11:00 horas, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), encabezada por Alfonso Durazo Montaño, condenó la emboscada e informaba de un saldo de 14 policías fallecidos.

“Nos encontramos en comunicación y ponemos a disposición del Gobierno del estado todos nuestros recursos humanos y tecnológicos para dar con los agresores y llevarlos ante la justicia”, informó en la misma red social.

EL CJNG ESTARÍA DETRÁS DE LA EMBOSCADA

El ataque fue reivindicado por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), uno de los más poderosos del país y que tiene especial control de esa región.

En el ataque se reportó también la quema de patrullas, además de que requisaron armamento a las fuerzas de seguridad.

Aguililla está ubicado en el norte de Michoacán, a unos 80 kilómetros del occidental estado de Jalisco, y es la tierra de Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, líder de ese cártel.

El Cártel Jalisco Nueva Generación es considerado por las autoridades mexicanas como la mayor organización criminal del país por encima del Cártel de Sinaloa, debilitado tras la caída de su líder, Joaquín “El Chapo” Guzmán.