“México adolece de vacíos de instituciones anti-mafia que sin ellas no va a poder controlar el crecimiento de personas como García Luna [ex Secretario de seguridad pública detenido en EU]”, destaca en entrevista con SinEmbargo Edgardo Buscaglia, académico investigador senior en Derecho y Economía en la Universidad de Columbia.

Ciudad de México, 15 de diciembre (SinEmbargo).- México, en vez de estar solamente reaccionando a las acusaciones penales norteamericanas, debería de estar desmantelando a redes criminales sin esperar a que el primer paso lo den autoridades de Estados Unidos; sin embargo, carece de una estrategia anti mafia para combatirlas, plantea el Doctor Edgardo Buscaglia, académico investigador senior en Derecho y Economía en la Universidad de Columbia, en relación a la detención del ex Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna.

El doctor, que ha brindado asesoría a las unidades anti mafia de 118 países, explica en entrevista con SinEmbargo, que la detención del ex Secretario de seguridad en Estados Unidos, y no territorio mexicano, muestra que la impunidad continúa de la misma manera que hace décadas, y García Luna es un símbolo de ella.

“En México se vive en un pacto de impunidad mafiosa, entonces los políticos que eran los patrones de García Luna nunca fueron identificados, las empresas que estaban alrededor de la SSP, empresas de seguridad, tampoco fueron identificadas por ningún órgano judicial mexicano”, dice.

Para el experto en seguridad, es necesario investigar a la red que rodeaba a García Luna, misma que aún trabaja en diferentes esferas de gobiernos estatales “de todos los colores, incluyendo Morena”, detalla.

“Algunos de sus asociados (a García Luna) estaban trabajando en los puntos focales de seguridad para gobernadores en Puebla, Estado de México. Entonces hay que evaluar el roll que tuvieron Facundo Rosas Rosas, Cárdenas Palomino, que muchos de ellos que a veces se les denomina “Garcíalunitas”, que están todavía dando vueltas por México y llevando el mismo enfoque de políticas de inseguridad que causaron mares de sangre”.

El investigador senior señala que con la detención de García Luna debe haber imputaciones a políticos, a jueces, a fiscales que protegían a esa red; después a empresas legalmente constituidas, a la sociedad civil “pantalla” que acompañaron al ex Secretario.

Y es que la delincuencia organizada, explica el estudioso, se conforma por cinco dimensiones: política, la empresarial, judicial, social y de sicariato. “Hay mucho trabajo que México debería de llevar delante y no fiscales norteamericanos […], expresó.

Para desmantelar estas redes criminales, es necesaria una estrategia anti mafia que ataque a la delincuencia organizada en todas sus dimensiones, sin embargo, México carece de tal estrategia, de acuerdo con el académico de la Universidad de Columbia.

ÁNGELES Y DEMONIOS EN LA 4T

“México adolece de vacíos de instituciones antimafia que sin ellas no va a poder controlar el crecimiento de personas como García Luna […] México no tiene estrategia anti mafia, tiene tácticas, pero no tiene un cronograma de acciones que ataquen las cinco dimensiones de la delincuencia organizada. Nadie la conoce. No tiene acciones institucionales que ataquen las cinco dimensiones de la delincuencia organizada”, detalla el experto.

La ausencia de la estrategia, dice el investigador senior, se debe al pacto político de impunidad y a que AMLO está mal asesorado porque tiene en su gabinete a funcionarios, como el Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, y el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, que no están a la altura de sus cargos, por incompetencia, y que además son parte de la misma estructura de García Luna.

“Su gabinete está compuesto por ángeles y demonios y no puedes gobernar con ángeles y demonios, tienes que elegir, no puedes gobernar con los mismos personajes que llevaron a México a un mar de sangre. Entonces, mi problema no es con los dichos del Presidente en la mañanera, mi problema es con los hechos, con la práctica judicial de Gertz Manero y con la incompetencia de Durazo […]El Presidente no es un experto en temas de seguridad y no tiene a nadie experto en estos temas, y por lo tanto el pobre hombre está saliendo a las conferencias de prensa a hablar sobre una estrategia que no existe, que es imaginaria”, asegura.

El Doctor Buscaglia pone énfasis en que hasta que el Gobierno no tenga y aplique una estrategia bien documentada para combatir la delincuencia organizada, “no va a poder bajar esos niveles de violencia mafiosa que el país está padeciendo”.

Advirtió que si no se comienzan a tomar medidas, “van a tener una situación cada vez peor, con actos de terrorismo. La situación de inseguridad en la población va a estar peor, que ya lo está, pero esto va a ir subiendo a las elites más encumbradas de México, las instituciones del estado mexicanos van a ser hackeadas, va haber inestabilidad política”.

***

–¿Qué significa y qué implica la detención de Genaro García Luna en Estados Unidos?

–Hubiese sido mucho mejor para México que lo hubiesen detenido en territorio mexicano después de tantos años de acusaciones por parte de periodistas y de diferentes víctimas, pero lamentablemente tuvo que ser en territorio norteamericano, y bueno, más vale tarde que nunca, y más vale que lo detengan los Estados Unidos a que no lo detengan.

El problema de la justicia mexicana sigue pendiente, los únicos que han ganado con las reformas judiciales son los consultores mexicanos y norteamericanos porque en realidad la impunidad continúa de la misma manera que la teníamos hace 15, 20, 30 años y García Luna es un símbolo de esa impunidad, es un hombre que ha estado conduciendo una institución y se transformó en el primer ministro de Felipe Calderón en temas de seguridad pública, de seguridad nacional, de inteligencia. Es un hombre que controlaba al ex Presidente Calderón en todo sentido, por lo tanto que el ex Presidente Calderón diga que él no sabía nada sobre los abusos de la Secretaría de Seguridad Pública de García Luna es inverosímil, la justicia norteamericana quizá arrojé luz sobre esa aseveración de Calderón.

Cuando nosotros veíamos la protección que el Cártel de Sinaloa gozaba por tantos años y documentamos a través de estadísticas jurimétricas en su momento publicadas por The Economist en 2010, cuando esas estadísticas fueron publicadas bajo mi nombre, antes de la publicación de National Public Radio en julio de 2010, veíamos que un pequeño porcentaje, menos del dos por ciento, de las detenciones de los miembros del Cártel de Sinaloa eran básicamente de personas de bajo rango, mientras que las demás detenciones pertenecían a los demás cárteles, y ya de entrada, eso nos llevó a la conclusión que había instituciones mexicanas protegiéndolo.

En su momento le asignamos esa protección del Cártel de Sinaloa a la Secretaría de Seguridad Pública de García Luna, y después otros periodistas vinieron como Anabel Hernández y otros a corroborar esa información a través de diferentes canales, por lo tanto en su momento, hace más de diez años de haberle investigado a García Luna y a su red de gente que hoy trabaja con gobernadores, para determinar la veracidad de esas imputaciones y judicializar esos casos, pero lamentablemente en México se vive en un pacto de impunidad mafiosa, entonces los políticos que eran los patrones de García Luna nunca fueron identificados, las empresas que estaban alrededor de la SSP, empresas de seguridad tampoco fueron identificadas por ningún órgano judicial mexicano.

Ahora vamos a ver qué produce la justicia norteamericana que va mucho más allá de los testimonios protegidos de la “Barbie”, o de Jesús Zambada, esto va mucho más allá de los testimonios protegidos ya que se cuenta con información de inteligencia por parte de las agencias norteamericanas sobre muchas de esas cuestiones y esperemos que se judicialice mucha de esa información.

–El país cuenta con un sistema judicial frágil y hay gran corrupción en la justicia mexicana, ¿por qué considera que hubiera sido mejor que a García Luna lo detuvieran en México?

–Porque hubiese sido un indicador de mejoramiento en el sistema de administración de justicia. Y cuando hablo de sistema, me refiero a jueces, fiscales, policías, órganos de inteligencia, y eso hubiese demostrado –si lo hubiesen detenido en México– que el sistema judicial estaba mejorando; sin embargo, nosotros cuando examinábamos muestras de causas por delincuencia organizada y asociación delictuosa, observábamos que más de del 70 por ciento de esas causas muestreadas estaba la implicación de autoridades políticas, o sea que teníamos autoridades políticas protegiendo a miembros de la delincuencia organizada.

Bajo ese esquema de paralización de la justicia por parte de la delincuencia organizada se puede esperar que no estén investigando adecuadamente ni al Cártel de Sinaloa ni a Genero García Luna ni a la red que lo rodea, por eso digo que me hubiese gustado que hubiera sido la justicia mexicana, es una expresión de deseos, pero lamentablemente no fue así. Hubiesen demostrado que México ejerce soberanía sobre sus propios imputados y no tiene que venir Estados Unidos cada vez a sacarle las papas al fuego a México.

En toda causa de delincuencia organizada hay cinco dimensiones, en todos los casos; siempre tienes la dimensión política, que acá todavía no la vemos con Genaro García Luna. Tiene que haber imputaciones a políticos, a jueces, a fiscales que protegían a esa red, y después tendrá que haber imputaciones a empresarios legalmente constituidos, a sociedad civil pantalla que acompaña a imputados como García Luna, y después a sicarios que son los que ustedes ven todos los días en periódicos. Pero todavía no vemos las primeras cuatro dimensiones de la delincuencia organizada, vemos solamente la quinta, pero no vemos, –como en otras democracias donde cada vez que se imputa a un García Luna siempre viene acompañado de políticos, empresarios, jueces, fiscales, de sociedad civil pantalla y de sicarios – todavía no vemos imputados en estas causas.

–¿Cómo califica la postura del Gobierno federal al respecto? AMLO dice que se iba a revisar y despedir a todos los que trabajaron con García Luna, ¿es creíble y es suficiente?

–Por respeto al Presidente de México, yo siempre respeto lo que el Presidente diga, el problema es que lo acompaña Gertz Manero (Fiscal General de la República). Gertz Manero fue parte del sistema de García Luna en su momento con Fox. Gertz Manero ha demostrado hasta ahora total inacción. Las 135 denuncias que valientemente el doctor Santiago Nieto ha impulsado a través de la Unidad de Inteligencia Financiera, y Gertz Manero ha demostrado una total inacción, así que el problema no es con el Presidente de México, mi problema es con los Gertz Maneros y con los Durazos. A Durazo por incompetente y a Gertz Manero por impulsar la impunidad en México.

Si tú tienes 135 denuncias de la UIF abarcando cada una de ellas redes criminales, algunas compuestas por políticos y empresarios, y tienes que Gertz Manero solo está moviendo cinco o seis, eso de da una idea de una parálisis, de una impunidad latente, por acción o por omisión.

Mi problema no es la palabra del Presidente de la República, quien creo que tiene buenas intenciones, sino que su gente, su gabinete está compuesto por ángeles y demonios y no puedes gobernar con ángeles y demonios, tienes que elegir. No puedes gobernar con los mismos personajes que llevaron a México a un mar de sangre. Entonces, mi problema no es con los dichos del Presidente en las mañaneras, mi problema es con los hechos, con la practica judicial de Gertz Manero y con la incompetencia de Durazo, y el hecho que ambos pertenecen a la misma estructura de seguridad que llevó a México a esta postración, a este mar de sangre con más de 35 mil desaparecidos.

Por más que ellos se quieran separar no lo pueden lograr. Gertz Manero fue uno de los pilares de la inseguridad que comenzó a explotar con Fox, y después continuó.  Tenemos que traer a más gente competente que sea de la misma calidad que el doctor Santiago Nieto, que sea de la honestidad del doctor Ortiz Pinchetti, y menos gente como Durazo y Gertz Manero.

–¿Es impostergable que se remuevan estos dos personajes del Gabinete?

–Sí, así es. Yo no los conozco a Gertz Manero y a Durazo no tengo nada personal, yo estoy evaluando su pésimo desempeño, y no sólo durante esta administración, sino en administraciones pasadas donde han estado involucrados con el PRI y con PAN. Durazo fue secretario particular de Fox, es un hombre que venía del PRI.

México está lleno de gente honesta, talentosa que podría ocupar la posición de Gertz Manero y de Durazo. Policías que conozco, honestos, que son patriotas, que saben del tema, y no a políticos sucios del pasado. Esa es una de las cosas que hay que cambiar y entonces sí la palabra del Presidente va a tener mucho más peso.

–¿Considera que el Presidente tenga intenciones o temple de hacer valer su palabra más allá de sus afectos con personajes como Durazo, a quién ha defendido en varias ocasiones?

El Presidente es leal, y eso es muy meritorio, que sea leal a su gabinete, pero cuando las vidas de mexicanas y mexicanos están en juego no se puede ser leal a una persona, hay que serle leal a la vida de los mexicanos y mexicanas.

El Presidente López Obrador, debido al mal asesoramiento que ha tenido de los Gertz Maneros y con los Durazos no tiene una estrategia antimafia. La estrategia es un término técnico, es como la composición molecular del agua, no se puede inventar. México no tiene estrategia, tiene tácticas y México no tiene un cronograma de acciones que ataquen las cinco dimensiones de la delincuencia organizada, que explicaba antes, no la tiene. Nadie la conoce. No tiene acciones institucionales que ataquen las cinco dimensiones de la delincuencia organizada (política, empresarial, judicial, social, y sicariato).

Y el Presidente, bueno yo soy ignorante sobre temas de física y química, yo no me atrevería hablar cuántica, bueno lo mismo es este tema. El Presidente no es un experto en temas de seguridad y no tiene a nadie experto en estos temas, y por lo tanto el pobre hombre está saliendo a las conferencias de prensa a hablar sobre una estrategia que no existe, que es imaginaria.

Hasta que no tenga una estrategia bien documentada atendiendo esas cinco dimensiones, con Durazo o sin Durazo, no va a poder atender bajar esos niveles de violencia mafiosa que el país está padeciendo.

Entiendo que han estado secuestrando jueces en uno de los estados mexicanos, y eso va de mal en peor. Van a terminar en una situación peor que la de Colombia porque hay mucho más en juego para la mafia en México que lo que había para los colombianos, van a tener una situación cada vez peor, con actos de terrorismo. La situación de inseguridad en la población va a estar peor, que ya lo está, pero esto va a ir subiendo a las elites más encumbradas de México, las instituciones del estado mexicanos van a ser hackeadas, va haber inestabilidad política si no comienzan a tomar medidas.

[Implementar] la estrategia antimafia significa que muchos políticos que protegían a García Luna van a caer por eso no la quieren elaborar, no es que sean estúpidos, no son estúpidos, no la quieren elaborar porque cuando la elaboren, como lo hicieron los italianos, los rumanos, colombianos, van a empezar a caer los que protegían a García Luna que son de todos los partidos, no solo del PAN o del PRI.

Tiene que haber instrumentos legislativos institucionales, por ejemplo, en todos los países del mundo, en 67 democracias el documento de estrategia establece un pool anti mafia, es decir, una mesa compuesta por nueve instituciones con un juez de control, un fiscal antimafia, un fiscal antilavado, fiscal anti corrupción, órgano de inteligencia civil, órganos de inteligencia financiera, SAT… Esos órganos van a empezar a investigar corrupción política específicamente ligada al conflicto de interés ligado a la delincuencia organizada.

Pero esta ausencia de estrategia se debe justamente al pacto político de impunidad que existe en México, y mientras ese pacto de impunidad política no se rompa no vas a tener estrategia, no van a dejar que alguien, como por ejemplo Santiago Nieto, elabore una estrategia para el Presidente López Obrador.

Santiago Nieto sabe muy bien que significa una estrategia, lo hemos hablado muchas veces. Pero los políticos bloquean una estrategia antimafia porque significa limpiar a la política de la delincuencia organizada. Entonces, esta es la gran tragedia mexicana: este pacto de impunidad política mafiosa le ha costado más de 200 mil muertos y más de 35 desaparecidos a México.

“México adolece de vacíos de instituciones antimafia que sin ellas no va a poder controlar el crecimiento de personas como García Luna”, destaca en entrevista con SinEmbargo Edgardo Buscaglia, académico investigador “senior” en Derecho y Economía en la Universidad de Columbia. Foto: Cuartoscuro.

–¿Qué opina de las reacciones y declaraciones de Calderón, Fox, frente la detención de García Luna?

–Si tienes a un señor como García Luna como primer ministro de seguridad, es un hombre que tenía enorme influencia sobre el presidente y el ex presidente Calderón dice que no sabía nada, y que no tenía ninguna noción, bueno, o es un incompetente o es un mentiroso, no hay de otra porque es inverosímil. O es incompetente y realmente no sabía nada, habría que determinar si esta mentalmente capacitado, en su momento.

Yo jamás crítico a una persona en su vida personal, por sus adicciones, son temas personales, pero habrá que determinar que, si él no pudo percibir que García Luna tenía problemas, cuando por todo el planeta sabía de las anomalías de García Luna.

El ex Presidente dice que nunca vio nada anormal con García Luna, bueno, habrá que determinar si está mentalmente competente y si era mentalmente competente cuando estaba en la presidencia, o si es competente, pues será mentiroso, habrá que determinarlo, pero la justicia norteamericana deberá penetrar un poco más los vínculos de con la política y García Luna, porque no es tampoco verosímil que le llegaron millones de dólares a García Luna sin que exista una dimensión política involucrada en todas sus transacciones. Así que vamos a ver si la justicia americana enriquece un poco más a través del procesamiento de este hombre, los detalles que vamos a tener que valuar.

La inteligencia norteamericana conoce muy bien a García Luna, conoce de sus problemas, pero muchas veces el departamento de estado bloquea las imputaciones penales a políticos en el ejercicio del poder por temor a inestabilizara gobiernos aliados a estados unidos, no tengas ninguna duda que si México no tuviese las excelentes relaciones comerciales con miles de millones de dólares norteamericanos, de empresas multinacionales norteamericanas, que contribuyen a las campañas políticas norteamericanas, si no hubiesen esas relaciones magnificas con México, estarían tratando el caso de los políticos mexicanos ligados a García Luna de la manera que tratan al caso del vicepresidente de Venezuela, donde le impulsan una causa penal de narcotráfico.

Si tú no tienes buenas relaciones con Estados Unidos en lo comercial ellos comienzan a perseguir a los políticos de los países como lo hicieron con Venezuela, como lo hicieron con Irak, y comenzarían a caer políticos mexicanos todos los días, así que aquí el dinero norteamericano y mexicano compra impunidad, impunidad en los estados unidos, claro está, porque muchos fiscales norteamericanos estarían impulsando causas penales contra políticos, pero el departamento de estado bloquea esos impulsos de causas debido al temor de causar inestabilidad política, esa es la típica excusa el departamento de estado norteamericano en los países aliados, es la razón por la que muchas veces los norteamericanos detienen a ex gobernadores, siempre son ex gobernadores, nunca a los gobernadores en ejercicio, aún y cuando los órganos de inteligencia sí saben muy bien lo que está pasando.

Después tú tienes problemas ligados a que la DEA se especializa solo en drogas y estos grupos criminales hacen mucho más que droga. La DEA acostumbra tener a sus gentes retirados, e inmediatamente después de estar retirados van a parar a trabajar como consultores de las mismas agencias policiacas de los países subdesarrollados para los cuales estaba trabajando.

Entonces tienes a la Secretaría de Seguridad Publica de García Luna contratando a agentes de la DEA inmediatamente después que se retiren eso, crea un conflicto de interés latente porque la gente de la DEA está esperando llevarse bien con la gente de García Luna para que le den un contrato cuando se retiren, y muchos países prohíben lo que hace la DEA, que es permitir que sus agentes estén recibiendo contratos inmediatamente después de retirarse con instituciones de países donde trabajaban, eso es un conflicto de interés en muchos países, y lamentablemente la DEA y los EUA lo permiten y eso conlleva una gran corrupción posterior. El punto es que hay que también limpiar un poco la casa no sólo del lado mexicano sino del lado norteamericano porque eso también conlleva este tipo.

–Con este contexto que nos acaba de comentar, sobre la cercanía de García Luna con la DEA,  ¿Qué lectura le da a la detención en EU, cuando él tiene todos estos vínculos que armó con autoridades estadounidenses? ¿qué podría está buscando EU?

–Estados Unidos está buscando atender una demanda de un Fiscal que ya venía demandando un impulso de causa desde hace mucho tiempo, el Fiscal Richard P. Donoghue, y que se venía bloqueando porque Genaro García Luna estaba a cargo de una secretaría y Felipe Calderón lo enviaba como su principal representante, entonces, el Departamento de Estado no permitía que se comience acusar a personas que eran interlocutoras de gobierno mexicano en su momento, pero después se comenzó acumular información, material probatorio, normalmente los fiscales esperan a que se acumule mucho material probatorio, no como dicen los incompetentes expertos mexicanos que hablan que la única prueba que existe es el testimonio protegido eso no es verdad, existe mucho material probatorio.

Antes de acusar a un García Luna, con el peso que tiene García Luna y antes de impulsar causas contra los asociados a García Luna, no solo contra él, el Fiscal está obligado a acumular evidencia que corrobore los testimonios protegidos, o sea, que no es como dijeron algunos expertos mexicanos, como uno que se llama Hope, que dice que las pruebas son solo testigos protegidos. Eso es un disparate, ningún fiscal federal norteamericano acusa solamente con base al dicho de un testigo protegido, tienen que haber videos documentación, grabaciones, transacciones financieras y eso lleva tiempo acumularlo y lleva tiempo que un juez acepte esa evidencia de acuerdo al debido proceso, eso lleva tiempo y eso explica porque se esperó hasta ahora, y además, hay un elemento adicional: entiendo que él quería naturalizarse a Estados Unidos, y al falsificar testimonio, –cuando uno llena los formularios para naturalizarse me imagino que ahí debió ser acusado de mentir en muchas de esas preguntas que les hacían sobre antecedentes delictivos–.

Richard P. Donoghue es un Fiscal federal de enorme prestigio y tiene experiencia en impulsar causas penales contra redes criminales y no tengo ninguna duda que el cargo va a ser fuerte. Veamos hasta dónde llega, a ver si llega a la esfera política de la delincuencia organizada, veamos si llega a la esfera judicial de protección, a la sociedad civil que trabajaba con García Luna y le hacía su vida bastante dulce durante esos años, veamos hasta dónde llega, y ahí vamos a evaluar si esa acusación es integral o no.

–¿Algo que quisiera agregar como conclusión?

–Lo que yo quiero decir es que hay dos problemas aquí. Una es que la red que rodeaba a García Luna está trabajando todavía para gobiernos de todos los colores, incluyendo a Morena. Algunos de sus asociados (a García Luna) estaban trabajando en los puntos focales de seguridad para gobernadores, en Puebla, Estado de México. Entonces hay que evaluar el roll que tuvieron Facundo Rosas Rosas, Cárdenas Palomino, que muchos de ellos que a veces se les denomina “Garcíalunitas”, que están todavía dando vueltas por México y llevando el mismo enfoque de políticas de inseguridad que causaron mares de sangre, o sea que a esa gente también habrá que evaluar, formaron parte de la red de la Secretaría de Seguridad Pública y habría que aplicarles auditorias preventivas para determinar su estado patrimonial.

Hay mucho trabajo por delante que México debería de llevar delante y no fiscales norteamericanos, donde México en vez de estar solamente reaccionando a las acusaciones penales norteamericanos, debería de estar desmantelando a redes criminales sin esperar a que el primer paso lo den autoridades norteamericanas y por lo tanto yo acabo de dar varias sugerencias: auditorias tributarias de SAT en áreas de alto riesgo que deriven en causas penales tributarias, no necesitan de una acusación penal norteamericana, puede ser mañana mismo para determinar si la red que rodea a García Luna son tan limpias como creía el ex Presidente Calderón. Entonces, hay que hacer mucho trabajo en México que no se ha hecho. México adolece de vacíos de instituciones anti-mafia que sin ellas no va a poder controlar el crecimiento de personas como García Luna, entonces hay mucho trabajo por delante en México.

Y después, hay un problema grave en la inacción de la Fiscalía General de la República (FGR) que es algo que urgentemente el Presidente debe de evaluar, esto es algo que se tiene hacer ya mismo. El Presidente tiene que formar –como lo hacen en 67 democracias del mundo– lo que se llama un pool anti-mafia, un grupo interinstitucional, de nueve instituciones, para cada causa penal por delincuencia organizada, lavado de dinero, corrupción, para cada una de esas causas se tienen que reunir alrededor de una mesas nueve instituciones para impulsarla y procesarla, con un juez de control coordinando, dos fiscales, policía federal, inteligencia militar, inteligencia financiera, SAT, aduanas, la unidad de investigación patrimonial de los estados, todo eso no existe en México. Hay mucho trabajo por hacer para institucionalizar a México y tomen esta oportunidad de García Luna como catalizador para hacerlo.