Casi cinco meses después de que Estrella García Soriano, de 14 años, desapareció en Nezahualcóyotl, Estado de México, su familia sigue sin obtener noticias sobre su paradero.

Estrella Soriano aún no aparece. Foto: Especial.

Ciudad de México, 16 de marzo (SinEmbargo).- Estrella García Soriano, de 14 años, sigue sin aparecer. Su familia aún la espera en Nezahualcóyotl, Estado de México.

El 26 de octubre del 2017, la menor se hallaba en un tianguis de la colonia Benito Juárez, en el municipio mexiquense, cuando se esfumó. A la fecha, casi cinco meses después, no hay indicios sobre su paradero.

“Muchas mamás sabemos el dolor que hay. El no saber de tu hija. Pero hay una esperanza, para mí hay una esperanza de que mi hija está con  vida, de que está bien. Sólo pidiéndole a Dios que la cuide”, dijo Elizabeth Soriano, la madre de Estrella frente a las instalaciones de la Fiscalía de Chimalhuacán, el 25 de noviembre del 2017, en donde madres de jóvenes desaparecidas y asesinadas realizaron una manifestación.

La jornada del 26 de octubre, 24 días después del décimo cuarto cumpleaños de Estrella, “fue un día normal, un día cualquiera” hasta que algo ocurrió. Madre e hija salieron a vender a un mercado sobre ruedas ubicado entre las calles Mixtecas y Mañanitas, a dos cuadras de su hogar, también ubicado en el municipio gobernado por el perredista Juan Hugo de la Rosa García.  Estrella estaba cansada y decidió irse a casa. Su madre no volvió a verla.

“Fue cuestión de segundos. Una persona llegó [al puesto que atendía] y empezó a comprar y a preguntar precios. Fue rápido, en lo que me asomé y eso, ya no la alcancé a ver, ya no la vi sobre el tianguis”, relató el año pasado Elizabeth Soriano a SinEmbargo.

La menor desapareció en un país en el que, hasta el 31 de octubre, había registro de 8 mil 791 mujeres relacionadas con averiguaciones previas, carpetas de investigación o actas circunstanciadas del fuero común que permanecen sin localizar.


SÓLO 14 AÑOS 

En el parpadeo en el que desapareció, García Soriano usaba tenis de lona, chamarra guinda, blusa rosada con rayas blancas horizontales y pantalón de mezclilla azul marino.

Al atardecer del mismo jueves 26, y después de no obtener respuestas del aparato celular de Estrella, Odisea, la fiscalía de personas desaparecidas en el Estado de México, emitió la ficha con sus datos:

Mide 1.51 metros. Es delgada. Su cabello es café oscuro le llega a los hombros. Pesa 43 kilos. De piel morena. Boca y frente medianas. Tiene una cicatriz a la mitad de la oreja derecha.

“Ella es una niña muy tranquila. Muy dulce. Nunca condicionaba nada. Bien querida por los vecinos. Respetaba a la gente. Es una persona que ni una grosería te sabía decir. Es muy noble. Por eso es que yo creo que no sabe cómo actuar. Si alguien la tiene, ella no sabe actuar por ella misma”, describió la mamá.

Vecinos lastimaron a la mujer con la pregunta que ya otras madres han reportado: “¿y si se fue con el novio?”. Ella está segura que Estrella le hubiera avisado por lo menos. No es una opción. La única es que el Gobierno conducido por Alfredo Del Mazo Maza la busque, pero hasta el cierre de este texto nada se sabe sobre la ubicación de la joven.

De acuerdo con información del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), en el Estado de México hay 4 mil 217 registros de personas relacionadas con casos de desaparición.

“Muchas mamás sabemos el dolor que hay. El no saber de tu hija. Pero hay una esperanza, para mí hay una esperanza de que mi hija está con  vida”. Foto: Nos queremos vivas Neza.