Economía

En un mes, el COVID-19 destruye 22 millones de empleos en EU. En una semana, 5.2 millones en la calle

16/04/2020 - 9:04 am

La crisis generada por el COVID-19 ha provocado ya la destrucción de cerca de 22 millones de empleos en Estados Unidos. El número de parados receptores del subsidio de desempleo en la semana que finalizó el pasado 4 de abril experimentó un abultado incremento, hasta situarse en los 11 mil 976 millones de beneficiarios.

WASHINGTON, 16 de abril (Europa Press).- Las peticiones semanales de subsidio por desempleo en Estados Unidos registraron la semana pasada un leve descenso con respecto a los datos del periodo anterior, hasta alcanzar los 5 mil 245 millones de demandantes de ayuda, según los datos publicados este jueves por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

El organismo ha revisado al alza los datos de la semana finalizada el 4 de abril en 9 mil demandantes de empleo, por lo que las peticiones de subsidios se situaron en 6 mil 615 millones, la segunda mayor cifra de toda la serie histórica.

Sumando los datos de las últimas cuatro semanas se puede observar que la crisis generada por el coronavirus ha provocado la destrucción de cerca de 22 millones de empleos en Estados Unidos.

Todos los Estados informaron de un aumento de las peticiones de subsidio por desempleo en la última semana, con California a la cabeza, con 660 mil 966 solicitudes, por delante de Nueva York (395 mil 949) y Georgia (317 mil 526).

“El virus COVID-19 sigue impactando el número de peticiones de subsidio de desempleo”, ha explicado el Departamento de Trabajo.

El número de parados receptores del subsidio de desempleo en la semana que finalizó el pasado 4 de abril experimentó un abultado incremento, hasta situarse en los 11 mil 976 millones de beneficiarios. Esta cifra es la más elevada registrada por el Departamento de Trabajo en toda la serie histórica y representa un incremento semanal de 4.53 millones de personas. El récord anterior se alcanzó se alcanzó la semana pasada.

A principios de mes, el Gobierno estadounidense informó de que la tasa de desempleo se elevó en nueve décimas en marzo, hasta
alcanzar el 4.4 por ciento, al tiempo que se destruyeron 701 mil empleos. Los datos, sin embargo, no se corresponden con la totalidad del
empleo destruido en el tercer mes del año, ya que la oficina solo recopiló datos entre el 8 y el 14 del mes, como hace habitualmente.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video