La orden de aprehensión ordenada por un juez federal contra Lozoya Austin e integrantes de su familia por la investigación de la compra de una casa presuntamente obtenida como parte de un soborno del presidente de Altos Hornos de México no solo fue motivada por operaciones con recursos ilícitos, como informó en un principio la FGR, también incluye asociación delictuosa y cohecho.

Ciudad de México, 16 de julio (SinEmbargo).– La Fiscalía General de la República (FGR) investiga a Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), por los delitos de asociación delictuosa y cohecho, además de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La orden de aprehensión ordenada por un juez federal contra Lozoya Austin por la casa que su esposa compró en Ixtapa, Guerrero, presuntamente obtenida como parte de un soborno del presidente de Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira, no solo fue ordenada por el delito de operar con recursos ilícitos, como informó en un principio la FGR, también incluye la asociación delictuosa y cohecho, de acuerdo con información publicada en medios nacionales.

El juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, Jesús Eduardo Vázquez Rea,  instruyó la captura del ex funcionario desde el pasado 4 de julio.

La FGR aseguró el pasado 11 de julio la casa de Marielle Helene Eckes, esposa del ex director de Pemex.

El condominio Quinta Mar de Ixtapa, cuya extensión es de 3 mil 578 metros cuadrados y al que hoy le colocaron los sellos de aseguramiento, habría sido adquirido por  Helene Eckes en julio de 2013 por 1.9 millones de dólares, señalan investigaciones citadas por medios.

Fue por el presunto soborno con el que se habría comprado la vivienda lo que motivó que el 4 de julio un juez de control girara una orden de aprehensión contra Emilio Lozoya, su hermana, Gilda Susana, su esposa Marielle, su madre Gilda Margarita Austin y Solís de Lozoya y Nelly Maritza Aguilera Concha.

La casa fue adquirida días después de que Pemex autorizara la compra de la planta Agro Nitrogenados a AHMSA.

Dicha transacción es considerada por la Fiscalía como el pago de un soborno de AHMSA a Lozoya por la adquisición de la planta Agro Nitrogenados, además de que se presume que poco más de un millón de dólares del inmueble fueron pagados desde una cuenta bancaria en Suiza que podría estar relacionada con sobornos pagados por Odebrecht a Lozoya.