Un juez negó un amparo a comunidad totonaca en la Sierra Norte de Puebla para favorecer una hidroeléctrica que generará electricidad para exclusivamente a Walmart. El fallo desestimó la ausencia de consulta a los pobladores y de la manifestación de impacto social.

Diana Pérez una de las abogadas que interpuso el amparo por parte de los pueblos totonacas asegura que “la interpretación que hizo el juez es restrictiva de los derechos de los pueblos”, además aseguró que el proyecto carece de interés público.

Por José Ignacio de Alba

Puebla, Puebla, 16 de octubre (Pie de Página).- El Juez, Miguel Arroyo Herrera, falló a favor del Grupo Comexhidro y en contra de tres comunidades totonacas de la Sierra Norte de Puebla. A los pobladores de municipios San Felipe Tepatlán y Ahuacatlán les negó un amparo para detener la operación de la hidroeléctrica Puebla 1.

Los pobladores que reclaman irregularidades en la consulta y advierten sobre daños ambientales que el proyecto causará en la zona.

Las comunidades presentaron ante el Juez un peritaje oficial, elaborado por la Procuraduría General de la República (PGR), donde se establece que la hidroeléctrica provocará una disminución de agua en la región, generación de gases de efecto invernadero, aparición de fauna nociva, contaminación de acuíferos y remoción de vegetación forestal.

En su lugar, el juez del juzgado Primero de Distrito en Materia de Amparo Civil tomó en cuenta los peritajes ofrecidos por la propia empresa, donde se asegura que no habrá impactos negativos en la población.

PERMISOS SIN CONSULTA 
La organizaciones no gubernamentales Fundar y Tiyay Tlali aseguraron en un comunicado que la Secretaría de Energía (Sener) entregó los permisos para el funcionamiento del Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1 seis años antes de que se consultara a los ciudadanos.

Fundar y Tiyay Tlali aseguran que la autoridad no realizó una manifestación de impacto social previa al otorgamiento de permiso, violando el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

Diana Pérez una de las abogadas que interpuso el amparo por parte de los pueblos totonacas asegura que “la interpretación que hizo el Juez es restrictiva de los derechos de los pueblos”, además aseguró que el proyecto carece de interés público.

Las comunidades interpondrán un recurso de revisión. Además de que esperan que se haga una segunda instancia haga una mejor valoración del caso.

Los pobladores que reclaman irregularidades en la consulta y advierten sobre daños ambientales que el proyecto causará en la zona. Foto: Mireya Novo, Cuartoscuro.

Pérez asegura que es muy poca la información que se sabe sobre Grupo Comexhidro que intenta echar a andar el Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1.

Las hidroeléctricas de Comexhidro se dedican a abastecer de energía a empresas privadas.

La construcción de la presa se haría en el Río Xochiapa, la abogada Pérez relata que la cortina que hizo la empresa se cayó al no poder contener la afluente del río en temporada de lluvias.

ENERGÍA PARA WALMART

Las comunidades han reclamado que no existe en un interés público real detrás de la aprobación del proyecto.

La propia comisión Reguladora de Energía establece en el permiso de la hidroeléctrica que la energía generada será exclusivamente para el autoabastecimiento de la empresa beneficiaria Deselec 1-Comexhidro, entre los que se encuentran Nueva Wal-Mart de México, Waldo´s Mart de México, Operadora Vip´s y Suburbia.

El Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1 pertenece a la compañía mexicana Grupo Comexhidro. La empresa opera en los estados de Jalisco, Nuevo León, Querétaro, Guerrero y Michoacán. Las operaciones de Comexhidro se especializan en la operación de plantas hidroeléctricas, un parque eólico y la construcción de un gasoducto.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE PIE DE PÁGINA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.