El emprendimiento de Baillères que se festeja con la entrega de la Medalla Belisario Domínguez tiene sus bases en una cuantiosa herencia de la que están lejos por lo menos los 55.3 millones de mexicanos que viven en condiciones de pobreza, destaca un análisis sobre el empresario, su fortuna y sus negocios.

promo bailleres

Ciudad de México, 16 de noviembre (SinEmbargo).- Grupo Bal, propiedad de Alberto Baillères González, ganador de la de la Medalla Belisario Domínguez, aumentó 10 veces su valor en cinco décadas, gracias a los beneficios que el empresario recibió del gobierno, destaca un análisis publicado por el sitio RindeCuentas.Org y difundido por Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER), una agrupación que se dedica a analizar los círculos de los hombres del dinero en México.

PODER criticó que la justificación para entregar al empresario el honor más grande que otorga el Senado de la República haya sido su “emprendimiento empresarial”, la generación de empleos y riqueza.

“El emprendimiento de Baillères que se festeja con la entrega de la Medalla Belisario Domínguez tiene sus bases en una cuantiosa herencia de la que están lejos por lo menos los 55.3 millones de mexicanos que viven en condiciones de pobreza. Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) esto es el 46 por ciento de la población del país”, resalta el análisis.

Recuerda que con apenas 30 años de edad, el también dueño de El Palacio de Hierro heredó de su padre, Raúl Baillères, 15 empresas entre las que se contaban: aseguradoras, bancos, una inmobiliaria, una fábrica de malta, una compañía de químicos, una tienda departamental y las minas, el pilar de su riqueza. “Baillères ha demostrado habilidad para explotar y administrar la riqueza en las más de dos millones de hectáreas en concesiones, sobre todo de oro y plata, que desde los años 60 le ha concedido el gobierno”.

Grupo Bal cuenta con más de 4 mil millones de dólares en activos y 2 mil millones de dólares en ventas, y se integra por las empresas: Industrias Peñoles, Fresnillo PLC, El Palacio de Hierro, Grupo Nacional Provincial (GNP Seguros), Profuturo GNP, Valmex Soluciones Financieras, Valores Mexicanos Casa de Bolsa, Crédito Afianzador y Médica Móvil7. Además Alberto Baillères posee el Grupo de Agro-negocios BAL, TANE y las recién creadas Petrobal y Energía Eléctrica BAL.

“Baillères es un filántropo, su padre fue cofundador del ITAM [Instituto Tecnológico Autónomo de México] y él lo ha seguido apoyando, mi reserva [hacia su candidatura] es que hay que reconocer que históricamente la economía política de México ha favorecido los monopolios y los oligopolios. No hay duda de que Peñoles es una de las tres grandes compañías mineras mexicanas, junto con Grupo México y Frisco, y que es una empresa oligopólica que se ha beneficiado de una relación cercana con el Estado durante muchas décadas”, opinó el historiador Andrew Paxman, citado por el análisis.

De acuerdo con el documento titulado “Herencia, oligopolio y silencio: emprendimiento de Baillères recibe Belisario Domínguez”, Industrias Peñoles genera más de 60 por ciento de la producción total de minerales del país. Su participación de mercado en oro es de 70 por ciento sobre la producción nacional y de 66 por ciento en plata. “En la última década, la fortuna de Baillères se incrementó casi cinco veces al pasar de 2.3 mil millones de dólares a 10.4 mil millones, de acuerdo con el ranking de la revista Forbes”.

EL DISCURSO EMPRESARIAL

El Presidente Enrique Peña Nieto y el presidente de la Mesa Directiva del Senado Roberto Gil Zuarth, durante la entrega de la Medalla Belisario Domínguez 2015, al empresario Alberto Baillères González. Foto: Notimex

El Presidente Enrique Peña Nieto y el presidente de la Mesa Directiva del Senado Roberto Gil Zuarth, durante la entrega de la Medalla Belisario Domínguez 2015, al empresario Alberto Baillères González. Foto: Notimex

El análisis reitera que la entrega del galardón al industrial mexicano es parte del discurso pro empresarial que ha caracterizado al gobierno de Enrique Peña Nieto.

El dictamen en el que se le otorgaba el reconocimiento a Baillères, el Senado justificó: “En este 2015, es indudable el mensaje que envía nuevamente el Senado de la República a toda la nación de luchar por un mejor país -un país justo y próspero, con mayor igualdad-, al galardonar al empresario -en toda la extensión de la palabra- que es Don Alberto Baillères González”.

Recuerda que la palabra fue el arma que ensalzó y caracterizó la lucha de Belisario Domínguez Palencia. Su biógrafo más importante, Héctor R. Olea, lo describe como un hombre que se distinguió de su generación por la solidez de sus argumentos y la valentía con que los defendía. “Al contrario, el silencio ha caracterizado el actuar de Baillères y la camada empresarial a la que ha pertenecido desde los 36 años, el Consejo Mexicano de Negocios. Su biógrafa no autorizada, la periodista Blanche Petrich, describe al empresario como un “amante de las sombras”.

“El ‘discurso incendiario’ [de Belisario Domínguez]… tuvo amplia circulación en el país y alentó a quienes, con las armas en las manos se oponían al régimen espurio,” reseña la semblanza del prócer. Mientras que PODER observa que los pronunciamientos públicos de Baillères son contados: en 2004 otorgó la única entrevista que ha concedido durante sus 84 años de vida, misma que fue descrita como “bastante superficial y a modo”.

“En los últimos años ha sido notoria una cúpula empresarial muy callada, sin comentarios públicos sobre el acontecer nacional o la política. Pero no siempre fue el caso, en los 70’s el empresario Manuel Espinosa Yglesias hacía declaraciones a la prensa todo el tiempo, Juan Sánchez Navarro hizo declaraciones hasta su muerte”, señaló el historiador e investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Andrew William Paxman -en entrevista para RindeCuentas.org– quien ha estudiado las relaciones de poder alrededor de empresarios como Carlos Slim y la familia Azcárraga.

Actualmente, Baillères tiene una fortuna valuada en 10.4 mil millones de dólares.

LA LISTA NEGRA DE BAILLÈRES

El análisis recuerda que el reglamento de la Medalla Belisario Domínguez exige que quienes la reciban se distingan por su “virtud en grado eminente como servidores de la Patria”. Según los senadores Baillères se distingue en este grado, “pero difícilmente podrán afirmar lo mismo de sus empresas”.

En un recuento de las acusaciones que se le han imputado a Baillères y sus empresas:

Por 16 años la Minera Penmont, propiedad de Fresnillo PLC27, invadió ilegalmente mil 824 hectáreas del ejido El Bajío ubicado en el municipio de Caborca, Sonora. En junio de 2014, el Tribunal Unitario Agrario Distrito 28 obligó a la minera a devolver todo el oro y otros minerales obtenidos durante la ocupación ilícita, equivalentes a 350 millones de dólares. El proceso lo documentó la organización mundial Centro de Información sobre Empresas y Derechos Humanos.

En mayo de 2015 una mina de Penmont, explotada por empresas de Baillères, derramó 70 metros cúbicos de solución con baja concentración de cianuro en Caborca, Sonora32. El cianuro es letal para los seres humanos, su exposición a niveles altos (aunque sea por un breve periodo de tiempo) daña el cerebro y corazón y puede causar la muerte.

El caso no es único. En 2005, Minera Sabinas de Industrias Peñoles derramó mil metros cúbicos de sustancias con metales pesados y químicos al arroyo. El Canutillo en el municipio de Sombrerete, Zacatecas. En Ascención, Chihuahua, campesinos y ejidatarios acusaron a la Minera Bismark -subsidiaria de Peñoles- de sobreexplotar los mantos freáticos y contaminar los 1,600 pozos que abastecen a las comunidades aledañas. En Sonora, Peñoles fue acusada de contaminar el arroyo Milpillas con sulfato de cobre, de acuerdo con una investigación realizada por PODER.

La empresa petrolífera de Baillères, Petrobal, fue la única mexicana que ganó uno de los campos subastados en la segunda fase de la Ronda Uno35 después del fracaso de la primera fase36. Alberto Baillères posee información privilegiada sobre el mercado de los hidrocarburos en México y podría ser que ésta haya sido la razón para participar en la segunda fase.

Petrobal es dirigida Carlos Arnoldo Morales Gil, un ex funcionario de Petróleos Mexicanos (Pemex), la empresa de estado que antes de la reforma energética de 2013 monopolizaba la exploración y extracción de hidrocarburos en México. Morales Gil es considerado una de las personas que mejor conoce la riqueza petrolera del país37. El ex funcionario renunció a Pemex en febrero de 2014 luego de una trayectoria de más de 30 años en la que ocupó diversos cargos de confianza, como la gerencia de planeación de inversiones en explotación y la dirección de la división de PEMEX dedicada a la exploración y producción de hidrocarburos38.

En el Comité Técnico del Fondo Mexicano del Petróleo también hay personas que estiman a Baillères. Uno de sus consejeros independientes es el rector del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM)39, Arturo M. Fernández, que fue una de las personas que nominó al empresario como candidato para recibir la Medalla Belisario Domínguez40. Desde 1968, Baillères preside la Junta de Gobierno del ITAM.
Elección controversial

La máxima distinción del Senado se otorga por “cuotas” desde el 200642. Este año preside la Comisión de la Medalla Belisario Domínguez el Partido Revolucionario Institucional (PRI) a través del senador Roberto Armando Albores Gleason43. En el pleno, la decisión de la Comisión salió a flote, puesto que la mayoría de los legisladores avaló al empresario con una votación de 72 a favor y 13 en contra44.

La labor filantrópica a favor de la educación y la salud, la generación de empleos y el emprendimiento empresarial que ha aportado riqueza al país fueron los principales argumentos de las bancadas que en el pleno votaron a favor de la candidatura. “Con esta designación se envía un mensaje positivo a la nación, de reconocer a los empresarios, a los emprendedores que son generadores de riqueza y empleos”, dijo Albores en conferencia de prensa donde se dio a conocer la decisión de la Comisión45.

“[Baillères] construye con generosas miras en la ecología el parque realizado con base en los desechos de la extracción de minerales junto a una mina, es ejemplo de este compromiso de desarrollo y sustentabilidad”, dijo la senadora Sonia Mendoza. “Hoy estamos premiando al hombre mexicano emprendedor, que a través de una figura genera valor arriesgando capital, que contrata a cientos de miles de mexicanos que cuentan con la seguridad social que aspiramos a tener”, aseguró David Penchyna Grub46.

“¿Cuáles son las virtudes del señor Baillères? ¿Haber capturado al Estado? ¿Amasar una fortuna gracias a la transferencia del bien público y transformarlo en bienes privados?”, cuestionó la senadora Layda Sansores. “Tenemos que tan sólo cuatro mexicanos en una década, pasaron de acumular 2% del PIB a 9%. Ese es el mensaje, eso es lo que hoy se va a reconocer, un modelo económico que excluye a la gran mayoría de todos los mexicanos”, opinó Mario Delgado47.

La Medalla perdió valor porque “el Senado de la República desde el año 2000 se subsumió y se atuvo a la agenda presidencial”, declaró Zoe Robledo Aburto, durante la conferencia que ofreció el Partido de la Revolución Democrática (PRD) para hacer público su desacuerdo con la nominación48. El Presidente Peña Nieto, después de haber perdido el “Mexican moment49” y con problemas en la producción y los precios del petróleo, manda un mensaje a los empresarios de la industria del país: quienes inviertan en las rondas serán recompensados. El 15 de diciembre se llevará a cabo la tercera fase de la Ronda Uno. “Veremos quién invierte”, finaliza.