A los padres de los 43 les inquieta que la detención del Capitán José Martínez Crespo y la imputación hasta el momento sea sólo por delincuencia organizada y aún no haya acción penal por la desaparición forzada, por ese motivo, temen que el militar pueda ser liberado.

Ciudad de México, 16 de noviembre (SinEmbargo).– Los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos externaron su preocupación sobre la detención y situación jurídica del Capitán José Martínez Crespo, pieza clave en el caso de Iguala, pues temen que pueda ser liberado, como ha ocurrido con otras personas detenidas relacionadas con la desaparición forzada.

En conferencia de prensa, padres y madres de los normalistas desaparecidos, exigieron que Martínez Crespo sea imputado y vinculado a proceso por la desaparición forzada de los estudiantes y que diga dónde están, pues aseguraron que el Capitán tiene responsabilidad y sabe el paradero de las víctimas.

“Ojalá que el Gobierno mexicano se ponga las pilas y no vaya a pasar como ocurrió con los policías, que los agarran y ciertos jueces los liberan. Esa es nuestra preocupación, por eso le exigimos al Gobierno que meta al Capitán en cintura, que no se le escape de las manos y que diga dónde están los 43, porque él sabe dónde están”, señaló Clemente Rodríguez, papá de Christian, uno de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, de quien encontraron sus restos en meses pasados.

A los padres de los 43 les inquieta que la detención de Martínez Crespo y la imputación hasta el momento sea sólo por delincuencia organizada y aún no haya acción penal por la desaparición forzada.

“Para nosotros es preocupante que uno de los personajes principales de la desaparición, que vivió toda la noche en compañía de los demás soldados la persecución de nuestros jóvenes, la vigilancia para que pudieran cometer su crimen, hoy esté detenido con posibilidad de salir libre porque solo le están imputando delincuencia organizada”, dijo Felipe de la Cruz, vocero de los padres.

“Él sabe mucho de nuestros hijos, porque él estuvo presente en todos los movimientos de nuestros hijos. Él tuvo el mando en ese entonces. Nosotros le pedimos al Fiscal que no quede libre, que lo investiguen y nos diga donde están nuestros hijos, por qué destruyeron tantas pruebas”, añadió la señora Joaquina García, madre de Martín Getsemany Sánchez García.

Familiares y activistas de 43 estudiantes normalistas desaparecidos en el estado de Guerrero portan sus retratos para exigir que no se cierre el caso en Ciudad de México. Foto: Rebecca Blackwell, AP

La semana pasada, la Policía Judicial Federal Militar cumplimentó la orden de aprehensión en contra de Martínez Crespo, mismo que fue trasladado a la prisión del Campo Militar 1-A, de acuerdo con información de Proceso, el pasado 13 de noviembre.

“¿Por qué lo tienen en el Campo Militar? ¿Por qué no lo llevan a un reclusorio donde están todos los criminales? Eso es lo que pedimos nosotros”, cuestionó la madre de Martín Getsemany.

Mario César González, padre de César Manuel González Hernández, detalló que la petición es que el juez segundo de Toluca analice a detalle todas las pruebas y dicte formal prisión contra el mando militar.

“Ese Capitán tenía conocimiento del ataque de nuestros hijos y desafortunadamente no hizo nada. Sabemos perfectamente bien que está vinculado con el crimen organizado de Iguala, con los que atacaron a nuestros hijos y que está en la nómina del crimen organizado”, dijo.

E insistió: “es un tipo clave porque él tuvo la información en el momento cuando el C4 estaba grabando a nuestros hijos.Él tenía acceso a la información cuando estaban atacando a nuestros hijos, le dieron información de los videos y fotografías que tomaron esos elementos (que atacaron a los estudiantes). Y eso no lo decimos nosotros, eso está en el expediente, en testimonios”.

En esta foto del 26 de abril de 2016, familiares y activistas de 43 estudiantes normalistas desaparecidos en el estado de Guerrero portan sus retratos para exigir que no se cierre el caso en Ciudad de México.

Los padres piden todo el peso de la ley contra el Capitán Martínez Crespo Foto: Rebecca Blackwell, File, AP

Los padres de los 43 estudiantes agregaron que también les preocupa que el capitán Martínez Crespo pueda llegar a un acuerdo de criterio de oportunidad o negociación con las autoridades, por lo que exigieron que sea procesado penalmente por la desaparición de los normalistas y le sea aplicado todo el peso de la ley.

“Ya es justo que tengamos un poco de justicia por los 43, que no se nos trate como tontos, como siempre lo han querido hacer, no vamos a permitir ningún convenio. “¡Nuestros hijos no están en negociación, señores de la Sedena!”, abundó González.

Martínez Crespo fue uno de los mandos del 27 Batallón de Infantería que participó la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero. En esa ocasión, militares del Batallón habrían acudido a la comandancia de Iguala cuando los normalistas eran atacados por integrantes a de la policía de ese municipio, de acuerdo con La Jornada.

La revista Proceso reportó en 2015 que el capitán habría sido identificado por un presunto líder del grupo criminal Guerreros Unidos como uno de los militares vinculados al narcotráfico, según una manta colocada en Iguala el 30 de octubre y dirigida al expresidente Enrique Peña Nieto.

Ese año, los periodistas Anabel Hernández y Steve Fisher publicaron un reportaje en Proceso en el que señalaron que, previo a la desaparición de los normalistas, José Martínez Crespo llegó a la comandancia de Iguala acompañado de 12 militares del 27 Batallón de Infantería del Ejército

“Crespo habló con el juez de barandilla, Ulises Bernabé García, y con el pretexto de buscar ‘una motoneta blanca’ se metió a inspeccionar las celdas, oficinas y el patio. Testigos de la visita del capitán dijeron que después de que se supo de la desaparición de los estudiantes les pareció más sospechosa”, señalaron los periodistas.