La importación anticipada de 300 mil toneladas de manzana de Estados Unidos ha puesto en riesgo a los productores de Chihuahua, entidad donde la industria genera un aproximado de 10 mil empleos anuales. El costo de producción del kilo de la fruta en el país puede llegar hasta los 6 pesos, pero ante la falta de mercado, algunos productores han tenido que malbaratarla en 80 centavos, tirarla en sus protestas o regalarla en las escuelas. Advierten también que en la fruta que entra de EU, principalmente de Washington, se han detectado sustancias cancerígenas…

Ciudad de México, 17 de marzo (SinEmbargo).- La llamada de alerta se hizo desde enero de 2014, año emblemático porque el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que abrió las fronteras comerciales entre México, Estados Unidos y Canadá, cumplió veinte años.

Uno de lo sectores más golpeados por la apertura comercial, de acuerdo con los especialistas, es el agropecuario. Y los productores de manzana de Chihuahua lo saben porque desde hace décadas han soportado el embate de las importaciones de fruta de Washington, que ahora los obliga a tirar su producto a las calles, a regalarlo o a malbaratarlo. Manzana hay, pero le falta de comercialización.

Los mercados mexicanos –desde los callejeros hasta las grandes cadenas– están a reventar de manzana que llega desde el extranjero. El pronóstico, según la Unión Nacional de Fruticultores de Chihuahua, es que en 2014 no se podrán comercializar más de 100 mil toneladas de manzana de esa entidad, el principal productor a nivel nacional, en gran parte por la entrada excesiva del fruto estadounidense que en su país goza de altos subsidios –a diferencia de la que se produce en territorio mexicano– tales como crédito, mejores precios de los energéticos y más facilidad para acceder a los insumos.

Los productores ya levantaron la voz. Realizaron marchas, hicieron tira del producto, pidieron el freno a las importaciones, exigieron una declaratoria de emergencia para el sector.Pero hasta ahora, nadie les responde.

El 26 de febrero realizaron la llamada “Marcha por la Sobrevivencia”, en la que más de 5 mil productores de Cuauhtémoc, Cusihuirachi, Guerrero, Namiquipa, Rubio, Matachí Riva, Palacio y Gómez Farías recorrieron más de 120 kilómetros en la capital chihuahuense para tomar las delegaciones de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como para protestar en el Palacio de Gobierno, y entregar un pliego petitorio para tratar de frenar la crisis.

El kilo del producto estadounidense se puede conseguir en el mercado en 16.00 pesos, mientras que el mexicano tiene un precio que fluctúa entre los 30 y 40 pesos. Por ello, una de sus principales demandas es que la Secretaría de Economía de México promueva una revisión del TLCAN para evitar el dumping [práctica en donde se establece un precio inferior al de producción para los bienes exportados], suprimir importaciones de manera desleal y “evitar que entre producto de mala calidad”.

Los agricultores de Chihuahua dicen que la manzana que entra del país vecino del Norte contiene difenilamina, una sustancia relacionada con la aparición de cáncer y que incluyen los químicos utilizados en el campo estadounidense.

También demandan la implementación de un programa de rescate de unos 800 millones de pesos [con los que se daría a los productores un apoyo de 2.00 pesos por manzana] ante la pérdida de 66% que cuantifican actualmente en sus costos de producción.

Sin embargo, hasta ahora no existe una respuesta que solucione el problema en esta entidad, que produce el 70% de la manzana en el país cuyo mercado está valuado en 200 millones de dólares.

Productores dijeron a SinEmbargo que al gobierno de México, simple y sencillamente, no le interesa frenar las exportaciones. Han ignorado las gestiones hasta del Gobernador César Duarte Jáquez y las de legisladores que han promovido en las cámaras de Diputados y Senadores puntos de acuerdo para que se analice la situación.

“La manzana de importación no es apta para el comercio en Estados Unidos y sabe a cartón, mientras que la de Chihuahua es dulce y tiene consistencia”, afirmó el Gobernador el 2 de marzo.

Durante la pasada reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) en Puebla, el 26 de febrero pasado, Duarte Jáquez expuso el problema ante el Presidente, Enrique Peña Nieto, y se fijaron estrategias en las que intervienen una serie de instancias federales:

• La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) establecería un programa de empleo temporal para jornaleros que trabajan en la poda y cultivos para la siguiente cosecha, y así disminuir la presión de pagos a los trabajadores.

• La Sagarpa y la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (Aserca) buscarían recursos financieros para apoyar a los productores, quienes enfrentan graves problemas financieros.

• El Servicio Nacional de Inocuidad y Sanidad Alimentaria (Senasica) extremará la revisión sanitaria de la manzana de importación, para garantizar que su calidad sea según los lineamientos del mercado.

• En tanto, la Secretaría de Economía (SE) revisará los mecanismos de importación, pues hay precios dumping; también verificará si el producto que llega de Washington es apto para el comercio en sus país de origen.

LOS HICIERON JUGO

Productores marcharon el 26 de febrero para protestar por la importación de la fruta. Foto: nuevageneracion.blogspot

Productores marcharon el 26 de febrero para protestar por la importación de la fruta. Foto: nuevageneracion.blogspot

Chihuahua produce al año unas 260 mil toneladas de manzana, pero desde hace décadas ha tenido que lidiar con la competencia estadounidense que entra a precios de dumping y se vende en el mercado mexicano a un precio más alto que su costo de producción.

El productor Heraclio Rodríguez Gómez, aseguró que desde el año pasado ya se había platicado con las autoridades de los distintos sectores que tendrían una “excelente” producción gracias al temporal de lluvias, después de haber perdido más de 50% de la cosecha en 2012 a causa de la sequía.

Según el Sistema de Información Agropecuaria y Pesquera (SIAP), en el país se consumen 735 mil 725 toneladas de manzana, de las cuales en México se producen 565 mil 900, el 30% restante ingresa de Estados Unidos y Chile, aunque en una menor proporción de este último.

De acuerdo con las explicaciones de los productores, al año entran aproximadamente unas 300 mil toneladas de la fruta procedentes de Washington, pero a lo largo de todo el año, lo que en lugar de afectar logra cierto equilibrio en el mercado mexicano; sin embargo, este año, a pesar de que ya habían avisado que la producción sería satisfactoria, inexplicablemente la Secretaría de Economía aprobó la entrada de las 300 mil toneladas entre enero y febrero, y a un precio al consumidor menor a la mitad que el de la mexicana.

Por la entrada de producto extranjero, la manzana mexicana se quedó en los refrigeradores y sin poder llegar al mercado. Hasta ahora ya se perdieron 40 mil toneladas y si no se venden antes de abril, se podrían perder otras 180 mil.

“El gobierno no tiene interés en atender el problema y Duarte [César Duarte, el Gobernador], no ha encontrado el apoyo del gobierno federal para atender el problema, necesitamos un plan que rescate la producción en Chihuahua”, dice Rodríguez Gómez.

“No hemos llegado a ningún arreglo con la Secretaría de Economía; nos dijo que estábamos en el TLCAN, que no podían intervenir y que no podían regular las importaciones de manzana, a pesar de que lo permite el TLC”, dijo el productor.

Actualmente, el sector en la entidad cuenta con aproximadamente 3 mil productores y genera 10 mil empleos entre directos e indirectos.

El costo aproximado de producción del kilo de manzana en México es de entre 3.0 y 6.25 pesos, según información proporcionada por El Barzón Nacional, mientras que en Estados Unidos es de entre 2 y 1.25 pesos.

Ante la falta de mercado, los productores de Chihuahua están colocando una parte de su producto en la industria de jugos, donde reciben un pago de 80 centavos por kilo.

Además del exceso de manzana extranjera en México, los productores mexicanos acusan también a las grandes cadenas comerciales de discriminación, pues siempre la fruta extranjera está en un lugar más visible que la nacional.

“YA SE CHINGARON”

Productores de Cuauhtémoc regalaron kilos de manzana el 26 de febrero. Foto: YouTube

Productores de Cuauhtémoc regalaron kilos de manzana el 26 de febrero. Foto: YouTube

El miércoles pasado se realizó en la capital del país una reunión entre legisladores, representantes de productores, autoridades de Sagarpa y de Economía para tratar el tema.

“Creo que tenemos a los legisladores de nuestro lado y no dudo que tengamos al Presidente de la República, tienen que ver la manera de sacar adelante este problema”, dijo el presidente de la Unión Agrícola Regional de Fruticultores del Estado de Chihuahua, Ricardo Márquez.

Sin embargo, a la reunión, no se presentó el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, que delegó su participación en Oliver Ulises Flores, Director General de Industrias Ligeras, un funcionario sin poder de decisión, lo que dificultó que se alcanzaran acuerdos “por la importancia del sector, de la problemática, de esta emergencia, se necesita gente con poder de decisión”, expresó Márquez.

La Cámara de Diputados exhortó también a la Secretaría de Economía (SE) a regular de manera urgente la importación de manzanas, de conformidad con el artículo 131 constitucional que la faculta para aumentar, disminuir o suprimir las cuotas de las tarifas de exportación e importación, así como para restringirlas o prohibirlas.

El acuerdo de la Junta de Coordinación Política también solicita a la SE hacer efectivo lo contemplado por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, en sus artículos 703 y 803, relacionados con administración de los procedimientos relativos a medidas de emergencia, cuotas compensatorias y medidas de salvaguarda, tanto provisionales como definitivas por prácticas desleales de comercio internacional en los sectores agroalimentario, específicamente la manzana, para evitar el dumping estadounidense con esta fruta.

Asimismo, se pidió a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) disminuir los puntos de entrada de manzana del exterior en acuerdo con los productores nacionales para tener mejor control de las importaciones.

El pleno también exhortó a la Secretaría de Salud (SSa) y a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, (Cofepris), a restablecer la Norma Oficial Mexicana correspondiente para vigilar la calidad fitosanitaria de las importaciones de manzana.

Además, a la Sagarpa, y al gobierno del estado de Chihuahua para que atiendan el punto de acuerdo del 29 de abril del 2013, relativo a la tarifa especial de energía eléctrica para la refrigeración de manzanas y brindar apoyo inmediato a los productores nacionales.

También se acordó crear un grupo de trabajo al seno de la Comisión de Agricultura que dé seguimiento a este punto de acuerdo, a propuesta de los diputados Ricardo Monreal Ávila (MC) y José Antonio Rojo García de Alba (PRI).

Monreal Ávila consideró que las tarifas caras de energía eléctrica, hacen insostenible cualquier producto. “No hay forma de competir con Estados Unidos, con Chile o con Europa, porque van a inundar, si no se frena en las fronteras, la entrada de manzana de mala calidad y van a tronar a los productores”, advirtió.

El 7 de marzo, representantes de los productores se reunieron con el director en jefe de Aserca, dependiente de Sagarpa, Baltazar Hinojosa Ochoa, y acordaron realizar un detallado estudio de la cadena productiva de la manzana para desarrollar soluciones.

Sin embargo, ya no existen mayores noticias sobre los avances.

“Lo único que ha habido es un compromiso por parte de algunos supermercados que están poniendo más a la vista a la manzana mexicana, y un esfuerzo del gobierno del estado por llevarla a las escuelas, pero no es suficiente, si en estos días no se soluciona el problema, los productores que tienen su manzana en refrigeradores, ya se chingaron porque si no la sacan a más tardar en abril, ya no va a servir para nada”, dijo por su parte Pablo Gómez Caballero, miembro de El Barzón en Chihuahua, una de las organizaciones interlocutoras.

Advirtió que ante la importancia que tiene el sector en la economía local, si no se arregla el problema, para cuando tenga que salir al mercado la segunda parte de la cosecha, finales de abril-principios de mayo, “esto se va reflejar en un probable quebrante de la economía de Chihuahua porque en esta actividad están envueltos más de 10 municipios”.

COME MANZANA

Ante la crítica situación de los productores de Chihuahua, organizaciones del sector agropecuario como El Barzon han lanzado en redes sociales campañas para fomentar el consumo de la manzana mexicana, bajo la etiqueta #ApoyaManzanaMX.

Como parte de la campaña, muestran videos y fotografías en los que se observa a artistas, y ciudadanos comiendo manzana nacional.