#MetaDatos | La COVID-19 implicó la suspensión de toda actividad pública y a los Congresos locales parece haberles tomado desprevenidos: 28 de ellos no contaban con legislación para llevar a cabo sesiones virtuales, otros lograron llevar el paso con acuerdos emergentes y otros de plano se detuvieron, según un informe de Visión Legislativa.

Ciudad de México, 17 de mayo (SinEmbargo).- Las medidas de contingencia debido al COVID-19 han hecho visibles las carencias en los congresos estatales, los cuales no estaban preparados con medidas para continuar sus labores a distancia.

La organización Visión Legislativa publicó el informe “Congresos virtuales y legalidad en pandemia de COVID-19 en el que  se evaluó el desempeño de los congresos locales en el contexto de la contingencia y el marco legal bajo el que se realizan sesiones remotas.

La investigación se llevó a cabo a través de la recolección de información contenida en los portales y las redes sociales oficiales de cada congreso. En este proceso también encontró que en algunos estados solo se ha informado a través de boletines o comunicados y no en documentos oficiales.

El resultado es que no en todos los casos había reformas para realizar #CongresosVirtuales, algunos las aprobaron recién inició la contingencia, otros no cuentan con ningún sustento para realizar sesiones virtuales.

CONGRESOS-EN-CUARENTENA

Las medidas de contingencia debido al COVID-19 han hecho visibles las carencias en los congresos estatales. Foto: Especial.

La modalidad virtual es una vía para que el trabajo legislativo no se detenga durante la contingencia. Sin embargo, esta requiere de un sustento en disposiciones constitucionales, legales y reglamentarias, lo que hace que su ejecución no sea tan simple.

Cuando la epidemia llegó a México, los congresos locales no contaban con marco legal para realizar sesiones a distancia. De acuerdo con Visión Legislativa solo los congresos de Colima, San Luis Potosí y Baja California han realizado reformas para llevar a cabo sesiones virtuales; Chiapas cuenta con legislación para realizar sesiones remotas de los órganos legislativos y el los 28 congresos locales restantes no cuentan con legislación en la materia y tampoco iniciativas.

Diez congresos locales se vieron forzados a detener por completo sus sesiones hasta nuevo aviso, es el caso de Aguascalientes, Chihuahua, Ciudad de México, Durango, Guerrero, Hidalgo, Estado de México, Querétaro, Quintana Roo y Tabasco.

Dos estados han realizado sesiones a distancia por medio de acuerdos sin contar con una reforma, es el caso de Coahuila que sesionó de manera virtual, a través de un acuerdo en sesión plenaria, y Tlaxcala, a través de un acuerdo entre los legisladores.

CONGRESO-A-DISTANCIA

La modalidad virtual es una vía para que el trabajo legislativo no se detenga durante la contingencia. Foto: Especial.

La Ciudad de México no ha realizado sesiones pero cuenta con un acuerdo con reglas de operación para llevar a cabo actividades virtuales de la Junta de Coordinación Política, que ya sesionó de esta manera.

Las comisiones del Congreso de Oaxaca llevan a cabo actividades virtuales sin un documento que las avale, algo similar ocurre en Zacatecas. En Puebla las comisiones también han tenido actividad pero bajo acuerdo.

Otros congresos no accedieron a la comunicación virtual y hasta el 21 de abril continuaron realizando sesiones de manera presencial: Morelos, Oaxaca, Tamaulipas, Michoacán, Jalisco, Baja California Sur, Campeche y Baja California, este último estado aprobó en la útima sesión de esta naturaleza una reforma para realizar sesiones virtuales.

El Congreso de la Unión solo cuenta con iniciativas: en el Senado de la República se presentaron tres iniciativas al Reglamento para realizar sesiones virtuales y sesiones remotas. En tanto que la Cámara de diputados tiene cuatro iniciativas en revisión.

Visión Legislativa recolectó esta información a través de los portales y las redes sociales oficiales de cada Congreso. En este proceso también encontró que en algunos estados solo se ha informado a través de boletines o comunicados y no en documentos oficiales.